PEDRO SÁNCHEZ ES NARCISO

Pedro Sánchez es Narciso

CARLOS LUQUE FLÓREZ

Lo siento querido lector pero hoy ha venido aquí a leer obviedades, o quizá no, ¿quién sabe?

La historia de Narciso más o menos la conocemos todos ¿verdad? Hablamos de un tío vanidoso y ególatra que se ama tanto a sí mismo que es incapaz de querer a los demás. Ese es el resumen de la corta vida de Narciso.

Es cierto que la comparación del mito con la figura de ‘Sánchez I El enterrador’ podría acabar aquí pero vamos a intentar profundizar.

El mito de Narciso es extremadamente popular, de hecho tiene numerosas versiones. Aunque con ligeros cambios en la narrativa todas ellas hablan de un joven tan atractivo que enamoraba a todo aquel que le viera. 

Sin embargo, era tal su vanidad, que rechazaba a todo pretendiente. Nadie estaba a su altura. Finalmente su comportamiento enfadó a los dioses y cayó sobre él una maldición que provocó que Narciso se enamorará únicamente de su propio reflejo. 

Un día Narciso paseaba por la orilla del limítrofe Estigia. Su soberbia provocó que se parase a mirar su reflejo en las aguas del río. A partir de aquí hay quien dice que Narciso se acercó tanto a su propia imagen que terminó precipitándose al agua y murió ahogado. Otros son más crueles y afirman que Narciso quedo embebido en su propio reflejo, enamorado de su belleza, no pudo parar de autocontemplarse hasta que murió deshidratado a las orillas del río.

La mitología esta muy bien, pero rebobinemos: Pedro Sánchez es Narciso.

Lo evidente ya lo hemos dicho. Estamos hablando de una persona tremendamente vanidosa y ególatra. Quizá el máximo exponente de su narcisismo lo vimos hace unas semanas en el Congreso, cuando nuestro no-querido Presidente se dio las gracias a sí mismo, algo que viniendo de otro parlamentario podríamos tildar de lapsus, pero que, siendo Pedro el protagonista, sería más atrevido dudar de su narcisismo desmedido que de lo contrario.

Ahondemos: A Narciso le querían las masas pero finalmente fue castigado por los dioses. Y nadie duda de que en el escalafón de la Grecia clásica no había nadie por encima de las deidades. Pues bien, a menudo olvidamos que a Narciso Sánchez le quieren (o querían en 2017) parte de las masas del PSOE, que le eligieron presidente del partido. Sin embargo, las deidades (barones) prácticamente le expulsaron del Partido. 

Así que Pedro Sánchez y Narciso también comparten el rasgo de ser queridos por la necia masa acrítica y repudiados por los dioses.

¿Qué más comparten ambas figuras? Uno y otro descartan rodearse de cualquier persona que pudiera ser susceptible de estar por encima de ellos. La realidad es que un narcisista es tremendamente envidioso. Por ello nuestro presidente encabeza el Consejo de Ministros más paupérrimo, intelectualmente hablando, de nuestra historia. Sánchez descarta por completo aquello de “rodéate de sabios y algo en ti se quedará”. 

Si Pedro Sánchez es verdaderamente Narciso los españoles no debemos perder la esperanza puesto que ya sabemos cómo acabó: ejecutado por la Justicia Divina. Eso sí, como recordará, hemos hablado de dos versiones, esperemos que a nuestro Presidente le toqué la primera, la vía rápida del ahogamiento metafórico, porque si tenemos que esperar a la figurada inanición…¿qué quedará de España? 

Huelga decir que no deseo que Pedro Sánchez sea ejecutado, ni mucho menos. Sin embargo sí ha hecho méritos de sobra para ser juzgado. No obstante, “¿De quién depende la Fiscalía? Pues eso”. Así que, querido lector, sólo nos queda la ilusión de que sea el pueblo quien termine juzgándole. En las urnas, por supuesto.

El peligro al que nos enfrentamos es que el auténtico Narciso era uno y los dioses pudieron acabar con él, pero en el actual desGobierno, lleno de sucias batallas de ego, Sánchez es sólo la ‘N’.

¡Se me olvidaba! Para cerrar diré lo que ‘Sánchez I El enterrador’ no compartirá nunca con Narciso. Cuando éste murió apareció en ese mismo lugar una bella flor. Algo que sabemos no va a dejar Sánchez. Puesto que, desgraciadamente, cuando abandone la Moncloa (Dios me oiga)  sólo habrá legado a España muerte, ruina y miseria. 

«Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez» Principio de Hanlon

Robert J. Hanlon

close

Publicado por Carlos Luque Flórez

Periodista polivalente. Soy de Aragón, la tierra noble.

6 comentarios sobre “PEDRO SÁNCHEZ ES NARCISO

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: