Borrón y cuenta nueva ~Leonardo da… Aragón~

Ibón de Escarpinosa – Valle de Benasque

IGNACIO LEONARDO PUEYO BESTUÉ

Hoy comienzo a redactar estas líneas de una forma menos asidua a la que les tengo acostumbrados hasta la fecha. Y es que propongo que conozcamos un poco más de quienes estamos detrás de Rincón Bravío.

Aún con muy pocas semanas de recorrido, Carlos nos contaba en su carta de presentación que Rincón Bravío nace porque verdaderamente nos preocupa lo que acontece en España en estos últimos tiempos, especialmente este triste 2020 que está ya en su ocaso.

Somos críticos e inconformistas, y no nos dejamos guiar por el rebaño, sea del color que sea. Aunque como no podía ser de otra forma claro que tenemos ideales. Por fortuna muchos de los que aquí escribimos hemos compartido grandes maestros y profesores que nos han hecho comprender la importancia de perseguir aquellas 4 virtudes cardinales que Platón en La República enumeraba: Justicia, Prudencia, Fortaleza y Templanza.

Nuestro objetivo nunca ha sido, ni será, tener un gran auditorio de lectores cargado de píldoras para complacer a unos y otros. Seguramente algunos se sentirán ofendidos en su pequeño rincón de la realidad, negándose a pensar que existen distintas posturas más allá de sus cortas miras indeterminadas. Nosotros aquí cultivaremos aquellos frutos en los que intuimos un bien, y seguro que alguna vez nos equivocaremos.

Como no podía ser de otra forma, cada uno de los componentes de este proyecto nos hemos mezclado con la vida de una forma distinta, estudiando carreras distintas, y por ende, vemos el mundo de formas distintas.

Pero a todos nos une la imperiosa necesidad de desahogo ante lo que vivimos. Tenemos una espina clavada en el corazón por ver como nuestros coetáneos sufren, y aquellos que nos dirigen a pesar de los pesares por mala fe o desconocimiento nos abocan al ostracismo física y mentalmente.

Por ello, Rincón Bravío ha venido para quedarse, y como poco nos servirá personalmente de herramienta para expresar nuestra forma de ver las cosas y no envenenarnos por dentro. Si también le sirve para inspirarse aunque solo sea a uno de ustedes que nos leen, y a no dar las cosas por sentado y les hace pararse a dudar de alguna de sus convicciones, habrá merecido la pena este esfuerzo.

Yo personalmente soy un estudiante de Medicina. Mi juventud, que me permite disfrutar infinitud de cosas únicas, al mismo tiempo, me hace reconocerme como alguien poco ducho e ignorante en la gran mayoría de temas que quiero y pretendo abordar en este rincón. Por ello, y con ninguna necesidad de ser pretencioso. De ahora en adelante me voy a servir de grandes figuras muy doctas en sus campos, y voy a analizar e intentar recomendarles sus lecturas en mi pequeño y humilde espacio quincenal.

Mi labor será trasladarles e invitarles a leer aquellos artículos de distintas disciplinas que me han inspirado o me han hecho replantearme mis cimientos. Y también, recomendarles periódicamente libros con el mismo fin. De esta forma, a usted querido lector y a mí personalmente, que sabemos que el tiempo es un bien muy preciado y que a ninguno nos sobra, este pequeño espacio y tiempo que tengo el placer de compartir con ustedes nos servirá productivamente.

No quiero distraerles más, me despido hasta dentro de quince días deseándoles una Feliz Navidad y un próspero año nuevo con mucha salud.

Leonardo da… Aragón

“Cada vez que enseñes, enseña también a dudar de aquello que enseñas”

Ortega y Gasset

close

Publicado por Ignacio Leonardo Pueyo Bestué

Estudiante de Medicina por Europa. Neófito en el mundo de las Humanidades.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: