Que todos los desastres sean como Almeida

Almeida nieve

CARLOS LUQUE FLÓREZ

Nos tienen tan acostumbrados que uno tiende a pensar que está curado de espanto respecto a las tonterías de la izquierda patria pero he de reconocer que la última me ha pillado con el pie cambiado.

Los sociocomunistas han orquestado una desmesurada campaña de desprestigio contra el alcalde de Madrid, José Luís Martínez Almeida, a través de redes sociales. Llegando a convertir el hashtag #DesastreAlmeida en trending topic durante muchas horas. Acusan constantemente a la derecha de generar odio y ellos son incapaces de dejar pasar un solo día sin atacar sin fundamento el binomio Ayuso-Almeida.

Bastaba echar un vistazo rápido a esos tuits para captar un odio y crispación que sólo puede generar la ultraizquierda alienada y falta de conocimiento. En sus cabezas no-pensantes Almeida tiene la culpa de todos los males.

Por fortuna Twitter no es una representación lo suficientemente fidedigna de la sociedad como para tener que preocuparse.

Lo preocupante no es que miles de podemitas anónimos carguen contra la figura de Almeida. Lo grave e incompresible es que sean los representantes de la izquierda madrileña los que dirijan esa absurda cruzada de desacreditación. Como no podía ser de otro modo, la inmundicia intelectual de ‘Más Madrid’ encabeza la causa.

Los comunistas de salón no soportan ver a a un pequeño hombre de aspecto simpático hacer bien su trabajo incluso en momentos de crisis. Jamás reconocerán un acto bueno de un político del Partido Popular, de Vox mejor ni hablamos.

La izquierda social y política culpa directamente a Almeida de que haya nevado. Así de enfermos parecen estar. Es increíble, han llegado a señalarle como responsable de las lesiones producidas por los resbalones. Suena a risa, pero verdaderamente lo han hecho.

Sin embargo, al mismo tiempo he leído a gente de Vallecas indignada porque las quitanieves pasan de noche y no les dejan descansar. En fin, como no están acostumbrados a trabajar deben pensar que los estragos de un temporal así se solucionan en un abrir y cerrar de ojos, a golpe de tuit.

También hemos podido ver a los pijos de ‘Más Madrid’ hacer responsable al alcalde de que cuatros tarados hayan decidido vandalizar los autobuses de la capital.

Por supuesto también es culpa del señor Almeida el haber permitido que cayeran árboles en la capital. ¿A quién se le ocurre no ponerse a sujetar las ramas?

En redes también se le ha hecho responsable del supuesto desabastecimiento de los mercados madrileños. Para afirmar con rotundidad  que no hay abastecimiento en los comercios no basta con subir la misma foto desde 700 cuentas distintas.

A ver si a todo el mundo le entra en la cabeza que lo que ha causado ‘Filomena‘ es una faena sin precedentes y que la culpa no es de nadie. Es un desastre inhóspito de los que se dan cada mucho tiempo. Una catástrofe.

Gracias a Dios, Madrid tiene en estos momentos un alcalde modesto que sabe que no puede acabar con esto él sólo. Por eso pide colaboración ciudadana. Se le critica hasta eso. La izquierda no concibe la solidaridad gratuita.

Almeida lucha humildemente por recuperar la normalidad lo antes posible con los escasos medios de los que dispone. Quizá si el Gobierno hubiera desplegado más que un 20% de los efectivos disponibles de la UME la cosa iría más rápida.

A lo mejor si se declarase de una vez Madrid como zona catastrófica lo tendría más fácil. ¿Qué ocurre? Que eso supone un desembolso económico por parte de un Ejecutivo arruinado que prefiere malgastar el dinero de todos en estudies ridícules de asuntes irrelevantes.

Imagino que a los señoritos de la formación dirigida por Iñigo Errejón les debe escocer la habilidad y parsimonia con la que les deja en ridículo cada vez que intentan pincharle, sea en medios o en el ayuntamiento madrileño.

Además les sugiero que aprendan a diferenciar entre política nacional y municipal. Almeida tiene que estar en la calle. No para. Y no creo que sea postureo. Realmente parece importarle su trabajo. 

Siente que tiene un compromiso con todos los madrileños. Los que le han votado y los que no. Cosa que ellos no pueden plantearse siquiera. Pues como mucho piensan en sus votantes. Aunque lo normal es que lo hagan únicamente en sus bolsillos.

A los subalternos de Errejón les pediría más coherencia y propuestas y menos palabras vacías. Si no van a colaborar para que la capital de España recupere cuanto antes la normalidad,  y sólo se van a dedicar a generar odio en redes sociales…por lo menos cállense y dejen trabajar.

Señoritos de ‘Más País’, ayuden a acelerar el proceso. Almeida no es un sectario como ustedes. Estoy seguro de que sabrá escucharles y atenderá solícito sus consejos. Pero claro, critican sin saber qué hacer. Si esto es un desastre y Madrid tiene el mejor Alcalde posible…imaginen cómo sería con Pepu o Isa Serra al frente de la catástrofe.

Volvamos al hashtag #DesastreAlmeida. Reconozco que leí un tuit a la portavoz de ‘Más Madrid’ cargado de razón: «una cosa son los platós y otra la realidad» rezaba el mismo. Tienes razón Rita, una cosa es criticar en Twitter y otra muy distinta actuar sobre el terreno.

No sé ustedes, pero yo tengo claro que entre el supuesto populismo de agarrar la pala e irme a quitar nieve, y el de tuitear mentiras y odio desde el sofá calentito para complacer a cuatro niñatos pijos mal educados con pájaros comunistas en la cabeza…me quedo con el primero, sin lugar a dudas.

¿Desastre de Almeida? No, desastre Filomena, CATÁSTROFE FILOMENA, desastre de oposición en Madrid. 

Por cierto muchos municipios de la comunidad son gobernados por partidos de izquierda. ¿Cómo es la situación en ellos? Viendo que se habla sólo del alcalde de Madrid capital imagino que parecerán los Monegros.

Y es que aquel que quiera un mínimo de legitimidad para criticar a Almeida que se pegue el día con el pico y la pala. Si está en su casa con su iPhone y calentito mejor que se calle la boca y deje trabajar en paz. 

Podría comprender #DesastreAlmeida si viniera de gente con sentido crítico que auditase todo lo que hacen los políticos, pero viniendo del frente sectario me ha hinchado especialmente las narices.

Estamos ante una simple, orquestada e infundada campaña de desprestigio que no funcionará. No les servirá porque nos quieren hacer creer que Madrid no está con su alcalde cuando sí lo está. La izquierda pensará que la gente va a olvidar todo lo que hizo por Madrid durante los meses más duros de pandemia. 

EFE

Madrid es el último bastión. El binomioAlmeida-Ayuso es de lo poco que les queda por tumbar. A pesar de la pandemia y de las restricciones arbitrarias de la primera ola Madrid sigue viva y coleando. ¿Resistirá? Hasta que le dejen. 

Escribo desde Zaragoza, pero tengo claro que si Almeida es un desastre, ojalá todos los desastres sean como él.


close

Publicado por Carlos Luque Flórez

Periodista polivalente. Soy de Aragón, la tierra noble.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: