¿Bandera blanca antes de la batalla?

Cataluña rendición

CARLOS LUQUE FLÓREZ

¿Por qué los políticos españoles se empeñan siempre en dejarnos perplejos? A un bando y al otro…Los últimos en sorprenderme han sido el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, y la supuesta líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. 

Ortega dice que «Vox facilitaría la investidura de Illa en Cataluña para que no gobiernen los golpistas». Por su parte, Arrimadas ofrece al ministro candidato un Govern de PSC y Cs para evitar un tripartito de izquierdas en Cataluña.

¿Es que todavía no han aprendido la lección? Dejen de considerar a Illa y al PSC como «españolistas». No lo son, tampoco se esconden. No son «constitucionalistas». Les encanta referirse a Cataluña como «nación», coquetean frecuentemente con la idea de celebrar un «referéndum de autodeterminación» e indultarán a los golpistas.

No sería una «abstención patriótica» o algo similar sino una tontería, una muestra de debilidad y sumisión a Sánchez. ¿En serio Narciso necesita todavía más motivos para enardecerse en su altanería?

Entiendo que la pobre Inés sigue con su desesperación particular, pensando qué cábalas hacer para no dejar morir a Ciudadanos. Cabría recordar que uno de los primeros pasos hacia la extinción del partido que ahora dirige fue cuando decidió abandonar Cataluña, traicionando a muchos de los votantes que confiaron en ella como Presidente de la Generalitat.  

En esa desesperanza, Arrimadas no debe percibir lo absurdo que resulta el acusar a Illa, y con razón, de hacer campaña desde el ministerio de Sanidad, pero al mismo tiempo ofrecerle sus votos.

Respecto a la formación dirigida por Abascal. ¿Cómo pueden abanderar la «guerra cultural» y después plantearse siquiera regalar sus votos al Partido Socialista?

Si me permiten me serviré del sabio refranero español: «encima de puta, pongo la cama».

¿Acaso no hay un solo político en este país que realmente no piense únicamente en sus votantes sino en el bien de todos los españoles? ¿Queda alguien cuyo patriotismo vaya más allá de un chovinismo trasnochado? ¿Existe en el Congreso alguna cabeza pensante que sepa y quiera mirar más allá de mañana?

Arrimadas y Carrizosa
EFE

Como ya he dicho antes, llegado el caso seguro que se nos hablaría de «abstención patriótica». Pero no todo vale para «salvar España». En circunstancias distintas, en las que el PSC fuera verdaderamente un partido de Estado, quizá tendría sentido suscitar esa posibilidad, ¿pero siendo un partido anti-español cómo vas a apoyar su investidura? ¿Con qué cara te vas a presentar a las próximas elecciones? ¿Por qué tus votantes te van a seguir apoyando si piensan que sus votos no sirven para nada?

Aunque con altibajos, creo que Inés Arrimadas y Ortega-Smith tienen la inteligencia suficiente como para, por lo menos, intuir que sería ardua tarea encontrar diferencia alguna entre Illa, Puigdemont, Torra y los demás.

Además, miremos más allá del separatismo. ¿Se merecen siete millones de catalanes que el peor gestor (en términos absolutamente objetivos) que recuerda la democracia española sea el encargado de gobernarlos?

Políticos españoles, eviten hacer un ridículo que les perseguirá al menos los próximos cuatro años y que hará que sus votantes se sientan todavía más desamparados. No cometan el error de regalar sus votos a alguien que ni siquiera los quiere. Hacerlo sería un tremendo error, si bien es cierto que el error ya está cometido. Pues la simple idea de plantearlo muestra debilidad en un momento en que la fuerza es imperiosa.

No puedes hablar de guerra y luego sacar la bandera blanca antes de que empiece la batalla. Es poco inteligente afrontar una campaña electoral pregonando que vas a regalar tus votos.

Abascal y Rivera

Una de las insignias de Vox es «Recuperemos Cataluña». Si piensan que esta es la forma los catalanes pueden echarse a temblar.

«Mejor Unidos» era uno de los lemas de Ciudadanos para hacer frente a la situación que atraviesa España. Sin embargo, está visto que los dichosos egos partidistas impiden unión alguna.

Aún así, después esbozan la probabilidad de hacer President al filósofo, lo que representaría una disolución del ego evidente. Por tanto, si son capaces de renunciar a su soberbia, hagan lo que piden tantos españoles y únanse de una maldita vez. La experiencia muestra que lo de que «la unión hace la fuerza» va más allá de un eslogan motivacional. 

Si los partidos supuestamente españoles y patriotas siguen pensando en hacer President a Illa y se rinden sin hacer nada, si son incapaces de ponerse de acuerdo en base a todos los valores que aúnan, si renuncian a Cataluña e izan la bandera blanca antes de la guerra, entonces es mejor que no se presenten. Porque estarán renunciado a lo que dicen querer, lo que sería igual de grave que entregarles lo que piden. 

«Concordia res parvae crescunt»

Salustio

close

Publicado por Carlos Luque Flórez

Periodista polivalente. Soy de Aragón, la tierra noble.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: