Mireia Borrás (VOX): «Han politizado absolutamente todo porque necesitan crear conflicto en todo aquello que desean controlar»

Mireia Borrás

Acogemos de nuevo a un político en nuestro Rincón. Hasta ahora sólo habíamos hablado con políticos varones, así que temíamos que el Ministerio de la señora Irene Montero tomase represalias…  

En la era en la que una parte importante de los señores diputados acuden al Congreso a cobrar sin apenas trabajar nuestra protagonista es toda una excepción.

Charlamos con Mireia Borrás.

Supongamos que se encuentra ante un auditorio que la desconoce por completo, ¿cuál sería su carta de presentación?

Depende de para qué se hubiera convocado a la audiencia; respeto mucho el tiempo de los demás e intentaría ser lo más directa posible más allá de dar mi nombre, mis estudios, mi experiencia laboral y, sobre todo, las convicciones y principios que han dirigido toda mi vida hasta el día mismo de ese auditorio.

¿Por qué decide meterse en política? ¿Tenía claro que VOX era su lugar?¿Cómo surge la oportunidad?

He estado toda mi vida estudiando y trabajando en la empresa privada, y ver cómo desde un partido político por fin se hablaba de la realidad como sólo quienes han emprendido, progresado con su propio esfuerzo y trabajado durante años en la empresa privada pueden hacer, me atrajo mucho.

Esa autenticidad en las palabras de personas a las que tanto admiro como Santiago Abascal o Iván Espinosa de los Monteros me animó a acercarme cada vez más al proyecto, y conocer desde dentro cómo el proyecto no intentaba quedar falsamente bien con todo el mundo sino defender las ideas que consideraban correctas me terminó de enganchar.

¿Cree que se llegará a arrepentir?

Yo soy más de las que se arrepiente de no hacer nada, que de haberlo intentado. No veo cómo podría uno arrepentirse de formar parte de una familia que lucha sin complejos por valores tan nobles como la libertad, la igualdad, la familia, la vida y la lucha por todos y cada uno de los españoles, independientemente de dónde nazcan o en qué parte del país vivan.

¿Y hasta cuándo tiene pensado permanecer en este mundo?

Me apasiona la política y poder entregar toda la experiencia de gestión aprendida en la empresa privada dentro de instituciones públicas que deciden sobre la vida de tantos millones de españoles, pero tengo la absoluta convicción de que no desearía estar aquí si no me sintiera útil para este proyecto.

Estaré hasta entonces y mientras mi Presidente Santiago Abascal siga confiando en mí para aportar en esta familia que es VOX.

¿Trabaja más de lo que pensaba que iba a trabajar cuando decidió convertirse en política?

La verdad es que vengo acostumbrada de altos ritmos de productividad cuando trabajaba como consultora en dos de las cuatro BIG4, primero en KPMG España y posteriormente en Ernst & Young (EY) en Londres. Procuro tener la misma intensidad enfocada a los objetivos de esta nueva etapa en mi vida.

Es una política joven, ¿qué hace falta, hoy, para ser político en España?

Depende de a qué partido le preguntes: Para algunos partidos tan sólo hace falta dar un golpe de estado en Cataluña, y para otros tener la hoja de detenciones y condenas más grande posible.

Lo verdaderamente indispensable para ser político es, además de una buena formación o valiosa experiencia laboral, tener las convicciones morales de igualdad y solidaridad entre españoles, y la ejemplaridad moral que el honor de ostentar un acta pública debería exigir.

«Me sorprende que algunos diputados en Comisión te confiesen que las iniciativas de VOX son brillantes y muy útiles como solución a los problemas que tratamos, pero que no pueden votarlas a favor por órdenes de partido»

¿La política es cómo se esperaba? Desde que la vive desde dentro, ¿qué le ha sorprendido más?

Me sorprende mucho que algunos diputados en Comisión te confiesen que las iniciativas de VOX son brillantes y muy útiles como solución a los problemas que tratamos día a día, pero que no pueden votarlas a favor por órdenes de partido.

No me esperaba que incluso dentro del Parlamento el partidismo sectario se impusiera por encima de lo que realmente sea útil para los españoles.

Es licenciada en periodismo, ¿qué le parece el tratamiento que los medios hacen de su partido?

No existe código deontológico alguno en el periodismo que pueda explicar el odio, la manipulación sistemática y la tergiversación diaria que se hace en la prensa escrita y medios de comunicación sobre VOX.

Uno de los motivos por lo que VOX ha crecido tanto es precisamente porque una gran parte de los españoles saben que existe una mafia mediática que intoxica en vez de ofrecerles información y elementos de juicio para que cada ciudadano enjuicie según su propio parecer.

Hemos nacido también para romper esa mafia mediática.

¿Es difícil estar bien informado? ¿Es responsabilidad del ciudadano filtrar todo lo que le llega?

Antes muchos españoles leían medios de diversas líneas editoriales porque aún con sesgos ideológicos las noticias se basaban en ciertos hechos indiscutibles.

Hoy hemos llegado a una situación en la que directamente los grandes medios subvencionados con cientos de millones en publicidad institucional orientan las noticias a una agenda política preestablecida aunque no existan hechos o elementos de juicio más allá de la mera opinión crítica del periodista.

Hemos pasado del periodismo político a la propaganda continua contra una formación política que ni siquiera gobierna.

¿Cree que desde VOX se saben comunicar bien sus ideas?

Sin apoyo mediático alguno y con todos los medios en contra, si VOX no fuera ejemplo de excelencia comunicativa en las ideas que defiende y pretende aplicar jamás habríamos conseguido casi 4 millones de votos.

Las redes sociales y el trabajo de mi compañero Manuel Mariscal han sido fundamentales en ese éxito.

Tienen casi cuatro millones de votos con una maquinaria mediática totalmente en contra. ¿Qué sería de VOX sin una demonización constante?

¡Nos hacen un favor! Quizá tengamos tanto apoyo porque quienes nos criminalizan son precisamente aquellos que han despreciado, insultado y engañado durante décadas a los españoles. A mí personalmente, que nos demonice gente como Pablo Iglesias, Arnaldo Otegi, Gabriel Rufián.. me resulta hasta un elogio, que ejemplifica la enorme distancia en la que nos situamos unos y otros, y que suma todavía más apoyos entre los españoles.


Respecto a la censura en redes sociales, es verdad que hay gente que está en el punto de mira, como su propio partido, que tuvo bastante tiempo la cuenta suspendida. Sin embargo, ¿no cree que hay demasiada gente amiga de la conspiración?

Las redes sociales han eliminado cuentas que jamás han incumplido la ley. Lo que no es admisible es que grandes plataformas como Twitter o Facebook se consideren legitimadas para censurar a un partido político al que votan casi 4 millones de españoles, o se arroguen a sí mismos el papel de juez y tribunal.

El derecho a la libertad de expresión es un derecho fundamental, y la discriminación por motivos ideológicos no debe ocurrir ni en un bar que niegue la entrada a ninguna minoría, ni en una red social que nos niegue la existencia en sus plataformas de debate público, por muy privada que sea.

Pese a su juventud, ha estado ligada a diferentes empresas, incluso emprendiendo usted misma, ¿qué similitudes ve entre el mundo de la empresa y el de la política? ¿necesitamos más gestores aunque no tengan una gran capacidad comunicativa?

La inmensa mayoría del día a día administrativo es, precisamente, administrar. Difícilmente un político va a saber gestionar bien sus responsabilidades políticas si tiene la experiencia y actitud de Adriana Lastra.

No obstante la experiencia dentro de la política es profundamente enriquecedora y, siempre que tengas ganas de trabajar duro y aprender, es posible ser un buen gestor y político, tengas más o menos dotes de comunicación.

Explique a nuestros lectores qué labor hacen en el Congreso. Es usted portavoz de varias comisiones de las que, muchas veces, el ciudadano medio ni siquiera tiene constancia. ¿Cómo de relevante es ese tipo de trabajo?

Soy Portavoz de la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico, así como  Portavoz adjunta de la Comisión de Industria, Comercio y Turismo, Portavoz de la Comisión de Ciencia, Innovación y Universidades. Portavoz adjunta de la Comisión de Cultura y Deporte. También Vocal Suplente de la Diputación Permanente, y soy Ponente de la Ponencia del Proyecto de Ley de cambio climático y transición energética.

Ejercemos el control, escrutinio y enriquecimiento de la legislación y soluciones que se aprueban desde el Congreso de los Diputados. Es un trabajo diario esencial para dar respuesta a las necesidades de una realidad cambiante que requiere adaptaciones normativas en muchos casos de urgente aplicación.

Mireia Borrás durante una comisión

«En VOX llevamos desde nuestra mismísima fundación exigiendo una drástica reducción del gasto político para garantizar la existencia de un sistema que ya está en números rojos»

Se lo pregunté a Carlos García Adanero y ahora se lo pregunto a usted, ¿para qué sirven 350 diputados?

En VOX llevamos desde nuestra mismísima fundación exigiendo una drástica reducción del gasto político para garantizar la existencia de un sistema que ya está en números rojos.

La Comisión Europea sitúa el déficit estructural de la economía española para 2021 en el 5,2% del PIB (frente a la media del 2,1% en los países de la zona euro) y subiendo…
Sin una drástica reducción del gasto político y la eliminación de duplicidades que no sirven para absolutamente nada va a ser imposible salir del pozo económico de paro y pobreza en el que llevan décadas hundiéndonos.

Como política, ¿le preocupa el grado de polarización que existe en España?

Recuerdo cómo era España antes de la polarización surgida con el nacimiento de Podemos y de la mano del PSOE, que son los que realmente llevan años alimentándose del odio y parapetándose detrás de su alambre ideológico de púas, rejas de alta tensión y vigilantes armados que tanto les gustan, y era una España con menos odio que la que tenemos hoy día.

VOX ha nacido precisamente para eliminar ese odio enfermizo entre españoles y recuperar las conexiones de solidaridad, concordia y patriotismo que algunos llevan décadas intentando destruir.

¿En qué momento llegamos al punto en que se politiza absolutamente todo? El mayor ejemplo lo encontramos con la gestión de la Pandemia.

Han politizado absolutamente todo porque necesitan crear conflicto en todo aquello que desean controlar. Politizan la estética para poder decirte cómo vestir. Politizan el trabajo para poder prohibir trabajar como azafata. Politizan el sexo para decirte qué hacer o no en tu cama, o para utilizarlo en la guerra de sexos con la que enfrentar a hombres y mujeres.

El mayor ejemplo de politización reciente lo tenemos precisamente en la politización de una pandemia que fueron capaces de negar y ocultar tan sólo para celebrar el aquelarre ideológico en el que han convertido el 8M del que, por cierto, han expulsado a toda mujer que no comulguemos con su sectaria ideología. Ya me lo dijo Irene Montero en el hemiciclo: Hasta ‘pensar’ como algunas pensamos será un delito para este Gobierno.

«Será un éxito el mero hecho de que VOX logre por fin entrar con fuerza en el Parlamento Catalán con Ignacio Garriga al frente, pero algo me dice que vamos a dar una sorpresa mucho mayor que la mera formación de grupo parlamentario propio»

Hablando de sociedades enfrentadas…Tiene familia catalana por lo que conoce bien esa sociedad tan extraña. ¿Qué resultados cree que podrían ser catalogados de éxito en las elecciones? ¿Y de fracaso?

Vox va a tener un enorme éxito en las elecciones catalanas porque tenemos el mejor programa y al mejor candidato posible para recuperar la libertad que han robado a los catalanes durante todos estos años de totalitarismo racista y separatista.

Será un éxito el mero hecho de que VOX logre por fin entrar con fuerza en el Parlamento Catalán con Ignacio Garriga al frente, pero algo me dice que vamos a dar una sorpresa mucho mayor que la mera formación de grupo parlamentario propio.

Ignacio Garriga saluda amablemente a una turba separatista de extrema izquierda
Ignacio Garriga saluda amablemente a una turba separatista de extrema izquierda

Le pregunto como Portavoz de Energía del grupo parlamentario VOX. Hablamos de la ideologización de todo. ¿Por qué cree que la izquierda es tan rotunda en su negativa a la implementación de la energía nuclear?

Por puro y absoluto sectarismo. Insisto mucho en esa comisión que para producir la misma cantidad de energía que una central nuclear, una plantación solar necesita hasta 450 veces más superficie y también 17 veces cantidad de cemento, vidrio, metales y mineral para su construcción.

Imagínense qué habría ocurrido durante el fenómeno Filomena si hubiéramos tenido, tal y como este Gobierno desea, las centrales nucleares cerradas y sin gas ni carbón. Con la eólica funcionando al 15% y la fotovoltaica al 5% España habría sufrido un total colapso eléctrico y cortes masivos de suministros equiparables a los de Venezuela.

Tan sólo pedimos que el medio ambiente y las necesidades energéticas de nuestro país estén por encima de cualquier sectarismo acrítico radical incompatible con un tránsito de modelo racional y sensato.

Si de usted dependiera, ¿qué medidas tomaría para paliar los efectos del cambio climático?

Todos los que desde VOX hemos registrado en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo, y en la de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

La transición energética es esencial, pero hoy día cualquier matiz que defiendas para garantizar la supervivencia de nuestro tejido industrial es tachado de ‘negacionismo’.

Cuando intentas explicar que la introducción masiva de coches eléctricos supone un reto por los materiales tóxicos de las baterías y su impacto medioambiental, o que el calentamiento global no puede considerarse una perturbación del equilibrio natural, porque dicho equilibrio nunca ha existido, te tachan de negacionista.

En VOX defendemos cientos de medidas de la mano de la ciencia, de los datos y del impacto constatable en la realidad, y no del ideario de ideologías más afanadas en adecuar la realidad a sus ideas, que no al revés.

«Ni siquiera las asociaciones feministas pueden justificar ya el robo y ridículo que esta Ministra representa cada día»

¿Para qué sirve Irene Montero? ¿Cree que verdaderamente en sus cabezas piensan que son necesarias ese tipo de instituciones ridículas y despilfarradoras o que directamente se ríen de nosotros?

Irene Montero sirve para justificar que una Dirección General se convierta en un Ministerio Gigante de 451 millones de euros de presupuesto con el que financiar una red clientelar enorme de enchufados, chiringuitos, pegatinas y estudios sin salida laboral alguna.

Ni siquiera las asociaciones feministas pueden justificar ya el robo y ridículo que esta Ministra representa cada día.

En VOX defendemos  la igualdad y una Ley de Violencia Intrafamiliar no obcecada en enfrentar a las mujeres contra los hombres, sino en resolver de verdad los problemas de la sociedad española sin necesidad de crear chiringuitos absurdos y recursos que ahora mismo son urgentes en otras muchas áreas.

Como mujer y miembro de VOX, ¿qué le diría a aquellas jóvenes que seguramente por desconocimiento tildan a su partido de machista, como poco?

Que el partido que más defiende a la mujer es VOX. Si quienes dicen luchar por ellas son quienes les ordenan dónde trabajar, cómo vestir, qué comer o de qué forma pensar… no están luchando por las mujeres y por nuestra igualdad, sino por sus intereses propios.

No permitamos que nadie nos reparta el carnet de buena o mala mujer; tenemos derecho a pensar, sentir, vivir y tener nuestro propio plan de vida sin que nadie nos adscriba un cartel con la ideología que financia sus chiringuitos y guerra de sexos.

¿Hay algo más machista que decirle a una mujer cómo debe comportarse para ser una “buena mujer”?

Por supuesto que hay algo más machista que decirle a una mujer cómo comportarse, y es forzarla sin ni siquiera preguntárselo. Cómo esconder la tarjeta SIM de una mujer veinteañera porque ese hombre no la considere capaz de gestionar su propio contenido.

Aboga continuamente por la innovación en España. ¿Ve posible innovar en algo con este Gobierno?

Pregunté al Gobierno cuántos científicos podríamos contratar con el dinero que dilapidamos en ayudar a terceros países extranjeros cuando nosotros mismos estamos siendo rescatados por Europa, y ni siquiera me respondieron.

España puede y debe innovar más que nunca, pero resulta imposible hacerlo si condenamos al exilio a las empresas, investigadores, científicos y capital humano encargado de hacerlo porque nos gastemos esos recursos en sostener ideológicamente a un Gobierno que necesita financiar chiringuitos para que les voten.

Como decimos, le gusta innovar y emprender. En el mundo de las ‘startups’ es habitual escuchar el mantra, en mi opinión bastante poco real, que asegura que una crisis es igual a una oportunidad. ¿Sacará España algo bueno de todo lo que nos está tocando vivir?

La palabra crisis en “japonés” está compuesta de los términos “peligro” y “oportunidad”. Esta crisis será desastrosa para la economía, pero también se abrirán espacios para que nazcan nuevas empresas disruptivas. Una transición que un Gobierno inteligente podría conseguir hacer lo menos traumática posible para millones de españoles y que, lamentablemente, no está haciendo.

Pero hay innumerables ejemplos de éxitos fundados durante recesiones económicas, desde Airbnb, Disney e IBM, hasta Golman Sachs,  Chevrolet o Marriott.

Tengo entendido que le encanta practicar surf. Desde que entra en política , ¿cuál ha sido la mayor ola que le ha tocado surfear?

La ola del odio artificial que algunos partidos y medios intentan lanzar contra este proyecto cada día. Al principio es difícil entender qué motivaciones pueden tener quienes generan tal desinformación, y luego entiendes que les va el sueldo en ello…

También boxeas, ¿si le dieran a elegir un punching ball para desahogarse, con quién se quedaría?

El punching ball se lo das al saco precisamente para no tener que dárselo a nadie.. jajaja.
En VOX siempre condenamos la violencia incluso cuando hay humor de por medio; preferimos desahogarnos ejemplificando cada día con trabajo duro quiénes hemos venido a la política para luchar por los españoles, y quiénes han venido para aprovecharse de ellos.

Además le gusta el deporte de riesgo, ¿le llevo eso a meterse en la política española en el momento de mayores enfrentamientos que recuerda nuestra democracia?

La adrenalina es liberadora, y poder defender con libertad y contundencia tus ideas frente a quienes quieren destruir tu propio país, también. Estamos en un momento muy conflictivo precisamente porque quienes han dado golpes de estado para romper este país, violado la ley y llevado a otras naciones a la más absoluta ruina, como Venezuela, son los que hoy están en Moncloa gobernando este país.

«El Golum sin mayor principio que su tesoro sería Pedro Sánchez»

Es fan de ‘El señor de los Anillos’. En el mapa político actual, ¿quién es Golum? ¿quiénes son Frodo y Sam? ¿Quién es Aragorn?

El Golum sin mayor principio que su tesoro sería Pedro Sánchez. La hermandad indestructible de Frodo y Sam me recuerda a Santiago Abascal e Iván Espinosa, y Aragorn se asemeja a la puntería de nuestra querida Macarena Olona poniendo siempre el dedo en la llaga ante las mentiras de este Gobierno.

Al igual que en la película, ¿acabará cayendo el ‘Ojo de Sánchez’? ¿Ve posible derrotar a Narciso sin una unión en la derecha?

La derecha está muy unida porque VOX es una familia sin divisiones.
Hace mucho que somos el único partido de derechas en este país.

¿Queda bravura en España?

Sí. 3.6 millones de españoles y cada día muchos más.

Acto de VOX en Vistalegre
Kike Para

«El Infierno sería cualquier lugar en el que no pudiera mirarme al espejo y decirme que hice todo lo que estuvo en mi mano para luchar por mis ideas y toda la gente que quiero de este país»

¿Qué sería lo más parecido al Infierno para Mireia Borrás?

El Infierno sería cualquier lugar en el que no pudiera mirarme al espejo y decirme que hice todo lo que estuvo en mi mano para luchar por mis ideas y toda la gente que quiero de este país. El no poder mirarme al espejo y decir que antepuse mis principios, mis valores y mi lealtad por España antes que cualquier otra cosa, y que no di todo lo que estuvo en mi mano para luchar contra quienes pretenden instaurar la tiranía en el hogar que es nuestro país.

¿Y al Paraíso?

El Paraíso es precisamente el triunfo de esos valores de libertad, familia e igualdad que en VOX defendemos para hacer de España el país que una vez fuimos y que somos capaces de volver a ser.


close

Publicado por Carlos Luque Flórez

Periodista polivalente. Soy de Aragón, la tierra noble.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: