8M: maldad e ignorancia a partes iguales

8M Coronavirus

CARLOS LUQUE FLÓREZ

Alguien obstinado es aquel que se mantiene excesivamente firme en una idea, intención u opinión, generalmente poco acertada, sin tener en cuenta otra posibilidad. La gente obstinada es básicamente terca, necia, normalmente altiva y, en definitiva, ciertamente estúpida.

Si hay un colectivo capaz de ser pertinaz en la obstinación es el podemita, cuyos líderes son, de momento, el vicepresidente Pablo Iglesias y su señora Irene Montero, huevo de Fabergé y ministra de Igualdad.

Es justamente Irene Montero, ministra del Gobierno de España, quien ya amenaza con la convocatoria de nuevas concentraciones «feministas» por todo el país.

Por si fuera poco, la lideresa feminista patria insta a las jaurías moradas a tomar las calles el mismo día que se publican estudios científicos que demuestran que si España hubiera confinado una semana antes del ocho de marzo del año 20 se habrían evitado 23.000 muertes.

Es precisamente el día que conoces esa noticia cuando decides promover una nueva manifestación multitudinaria entre la masa enfurecida. Una muestra más de la psicopatía que parecen atesorar gran parte de los miembros del actual Consejo de Ministros.

Ni que fuera por simple pudor, honor o respeto a las miles de mujeres fallecidas durante la Pandemia podrían celebrar sus fiestas absurdas desde casa. Una sola vida humana vale más que toda su asquerosa propaganda.

Casualmente el 8 de marzo se celebra la festividad de San Juan De Dios, patrón de los hospitales y los enfermos. Y si este año se producen nuevamente esas manifestaciones ya puede ir preparándose esa sanidad pública, cuya bandera enarbolan sin mayor sustento que la demagogia barata.

Y no es teoría ni fatalismo, es lo que la experiencia acredita, ni más ni menos. Nombraba unas líneas arriba la psicopatía que parece reinar en el actual desGobierno, y es que la mayor concentración de negacionistas de España se reúne cada martes en el Palacio de la Moncloa.

Una de las principales responsables de autorizar las manifestaciones del 8M será la ministra Darias. La misma Carolina Darias que hace un año se encontraba en la cabecera de la manifestación de la cabecera en Madrid y, como casi todos sus compañeros, resultó contagiada.

Otro de los que podría desaconsejar esas manifestaciones venideras es Fernando Simón, el doctor no docto que cobra pluses por productivad dirá que si su hijo quiere ir que vaya. Y se quedará más ancho que largo, un año más.

En fin, qué lástima que el maldito virus sea tan aleatorio en la elección de sus víctimas. Si no fuera así Charles Darwin sonreiría desde el más allá.

Carolina Darias 8M coronavirus

Éramos muchos quienes creíamos que a partir del 9 de marzo de 2020 empezarían las medidas restrictivas. Utilizaron como argumento para la postergación de las medidas el ya célebre «no se podía saber». ¿Cuál será el argumento de este año? ¿»Os queremos ver muertos»?

El año pasado lo sabían, conocían perfectamente el peligro de las reuniones sociales. No obstante no tenían un gran aval para tomar medidas drásticas. Este año les avalan 100.000 muertos, España arruinada, millones de familias destrozadas…y siguen adelante con ello. Cuando un mal nacido coge una linde, la linde se acaba y el mal nacido sigue.

La agenda ideológica del gobierno comunista es clara, nada tiene más valor que la misma. Mientras tanto Narciso solo desea seguir habitando la Moncloa. Así de triste y así de cierto.

De todas maneras nada de esto nos puede sorprender. Nadie ha pedido perdón, ni siquiera han mostrado atisbo de arrepentimiento. Cabría preguntarles cómo soportan el peso de tanta ruina y muerte sobre sus conciencias pero sería chocar contra una pared. Cargan con su miseria moral a cuestas y no les da vergüenza.

Nos dicen que quieren «tomar las calles pero con seguridad». Este tipo de sandeces dan alas a los negacionistas: Fallas no, 8M sí, Semana Santa no, 8M sí…Sinceramente, aquel que siga creyendo que la Pandemia no existe es un ignorante que habrá tenido la suerte de no vivirla de cerca. Sin embargo, si ha tenido esa suerte, unido al análisis de las decisiones tomadas por nuestros gobernantes, empiezo a comprender perfectamente su postura.  

El 8M está bien, la Hasél Borroka también, votar el 14F es seguro. Pero abrir tu negocio, ver a tu familia o reunirte con un par de amigos es un acto insolidario que atenta contra la salud pública. Los de Núñez de Balboa eran tildados poco menos que asesinos pero el 8M es importante porque «nos va la vida en ello» y «nos queremos vivas». Mira, ahí llevan razón.

Si finalmente este ocho de marzo se producen las imágenes que tememos la desobediencia civil no será compartida desde aquí, pero sí comprendida. Dile al hostelero que cierre mientras ve a cientos de locas o locos pagafantas hacer el gandul.

Pagafantas 8M

Para la señora Irene Montero los derechos de las mujeres no son más que un arma con la que agredir a sus enemigos, no una verdadera reivindicación. «Lo contrario al feminismo es la ignorancia», reza la pancarta con la que la ministra alienta a la jauría de estúpidas a tomar las calles. «¡Feminismo o barbarie!» es otra de las estupideces que gritan las intelectuales moradas. El feminismo se convierte en barbarie cuando supone poner en riesgo la vida de miles de personas.

Irene, ahora mismo la mayor ignorante de la realidad que le rodea es usted. ¿O quizá no? Esa es la duda que me corroe por dentro. ¿Verdaderamente sois tan necios como aparentáis o sois unos psicópatas muy inteligentes? O una cosa o la otra es evidente. ¿Cuál? Dejo que el lector dilucide.

¿Qué es lo que lleva a alguien a celebrar concentraciones multitudanrias en medio de una pandemia mundial? ¿Miseria moral? Desapego por la vida humana? ¿Odio al comerciante y necesidad de reírse de él? ¿Una mezcla de todo? ¿O vivir en realidades para lelas?

Lo que tengo claro es que no llevamos un año con una vida monacal tediosa para que cuatro niñatas, que no tienen ni idea de nada, a las que les preguntas por Clara Campoamor o Victoria Kent y te darán una dirección, y que son alentadas por una «esposa de» igual de mentecata que ellas venga a reírse de la sociedad.

¿Es más importante tocar el tambor, fumar porros y sacar frases moñas y ridículas en carteles que las vidas de sus abuelas.? La respuesta no les sorprenderá.

Aún así no caigamos en la desazón, el 8M cae en lunes y si Dios quiere estén durmiendo la mona del fin de semana.

Batucada 8M
(Es digno de estudio la necesidad que tienen esta gente de sacar siempre el tambor)

Vivimos en una sociedad de inútiles con poca materia gris que decide que le gobierne gente que si no es inútil lo parece. Y si no son tontos, son unos desgraciados. La historia juzgará.

Hace falta mucha, muchísima educación, para que España tenga un futuro en el que buena parte de su juventud no la conformen alienados sin ideas que repiten eslóganes vacíos hasta que se les pregunta algo y no saben ni construir oraciones.

Lo peor de todo es que, además de zopencos, la mayoría son sectarios. Fue Sócrates quien creó el método de aprendizaje denominado mayeútica, mediante el que su discípulo se daba cuenta por sí mismo de que cuanto creía estaba basado en prejuicios sin sustento. Eso es imperioso ahora: que los lelos se den cuenta de la realidad ellos solitos porque si no su fanatismo no les dejará ver el sol.

Mito de la caverna, de Platón
Representación gráfica del ‘mito de la caverna’, de Platón

Quien me lea asiduamente conocerá mi gusto por insuflar esperanza al final de los artículos y no queda otra que ver motivos para la misma.

La posición de Podemos se debilita día a día. Un partido comunista cae por su propio peso, pues su ideología vive de la confrontación. Por eso son como los pimientos de padrón y a veces juegan a ser gobierno y otras oposición.

Ahora están en el Gobierno y no les queda más remedio que proponer, y no saben, de capacidad resolutiva van justos. Su consabida falta de humildad y de conocimiento provoca que tengan que servirse de todas las nimiedades comentadas para tratar de buscar la sustituida lucha de clases por cualquier motivo que se preste a la polarización. Feminismo, Pablo Rivadulla Duró y lo que nos quedará por ver.

«La ignorancia es la madre de la maldad y de todos los demás vicios»

Galileo Galilei

close

Publicado por Carlos Luque Flórez

Periodista polivalente. Soy de Aragón, la tierra noble.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: