Otras elecciones

Puerta del Sol

ADOLFO GARCINUÑO GIL

Sabíamos que, después de la celebración de las elecciones catalanas, iba a seguir habiendo catalanes extranjeros en su tierra. El pastel partido y repartido por ERC, JxCat y la CUP. El PSOE se tuvo que conformar con decir que había sido el partido más votado. PP y C ́s tuvieron bastante con hacer la campaña electoral a VOX.

A la presidenta de la Comunidad de Madrid, cuando vio la sombra del cuchillo planeando sobre su espalda, no le tembló la mano y, en menos de lo que en Barcelona se quema un contenedor, convocó elecciones. Todos los que se presentan a las elecciones madrileñas, cuya campaña será lo más parecido a una guerra, apelarán a la movilización de los madrileños que, un martes, se prepararán para ir a votar.

Sabemos que Ayuso será la candidata más votada, pero; ¿conseguirá gobernar?, ¿con mayoría absoluta o se tendrá que conformar con el apoyo de VOX? Son las preguntas que no paran de hacerse desde Génova 13.

En cuanto a C ́s; ¿Entrará en la Asamblea?, ¿será castigado por su plan trazado de forma deshilachada con el PSOE? La lucha contra la corrupción es dura, pero más dura es si para ello pactas con un sujeto imputado por prevaricación.

¿Será verdad que míster soso, si tiene posibilidades, no pactará con el carcelero para formar gobierno como hizo el desvelado Sánchez? Es la pregunta que nos hacemos muchos.

Iglesias con billete procedente de su chalet en la sierra, abandonado por el que fue su amiguito de manifa, ha marchado solo a las calles, sustituyendo la americana por la sudadera, y las pilas del megáfono no dan para más: Ayuso, los bancos, los ricos o el periodismo que ha hecho su trabajo y no ha comulgado con su rueda de molino. ¡Alarma antifascista, alarma antifascista! se escucha. De vez en cuando mira de reojo a Sánchez y sus muros monclovitas.

Dicen que las elecciones madrileñas son un espejo a nivel nacional, y en términos generales; Sánchez es un presidente maquiavélico, Casado está condenado a entenderse con VOX si, algún día, quiere presidir un Consejo de Ministros, Iglesias necesita la presencia de Abascal y éste se frota las manos. Arrimadas se fue a por tabaco. Todos se necesitan.

Al igual que en Cataluña se celebraron elecciones, ahora se celebran en Madrid y teniendo en cuenta la crisis económica, la gestión de la pandemia o la división social, uno recuerda que mayo a Madrid siempre le ha traído cosas buenas: el chotis, su chulapo y chulapa, San Isidro y algún que otro año el paseo de la Copa de Europa por sus calles, pero estamos en pandemia, así que, al menos, salgan a votar con su mascarilla.


close

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: