Yolanda la procrastinadora

Yolanda la procrastinadora

CARLOS LUQUE FLÓREZ

Reconozco que me gusta postergar. ¿Deja para mañana lo que puedas no hacer hoy? Mi respuesta es un sí rotundo. Ahora bien, si me pongo en la piel de un empleado público seguramente trataría de disimular, si fuera político intentaría dejar atrás el afán de posponer responsabilidades. Pero sin duda, si fuera ministro de TRABAJO del gobierno de España trataría de faenar en tiempo y hora. Y si no lo hiciera al menos no presumiría de vagancia.

Nuestra clase política se propuso hace tiempo emular a los Monty Python ​​y raro es el día en el que no nos dejan un nuevo sketch. En uno de los últimos episodios la protagonista ha sido Yolanda Díaz. La comunista gallega, AKA «la mejor ministra de Trabajo de nuestra historia» admite sin rubor, ante focos y cámaras, que lleva más de un año y medio sin trabajar.

«La legislatura empieza ahora», sentencia la pija del PCE. Es cierto que son unas simples declaraciones, minucias dentro de un enfangado estanque sí. Sin embargo, esas minucias son una nueva definición perfecta de la inmundicia moral e intelectual de nuestros gobernantes. Reconocer tácitamente que durante todo este tiempo el Gobierno no ha hecho nada es una fantástica manera de volver a dejar patente que este Gobierno plagado de déspotas con tendencia a la sociopatía se ríe de todos nosotros a diario.

Si la legislatura empieza ahora qué han estado haciendo en el transcurso de esta horrible Pandemia. Tenía entendido que los ERTE eran un fantástico mecanismo de la señorita Díaz que le había costado sangre, sudor y lágrimas aprobar, se ve que no. Otra cosa que nos intentaron vender desde la factoría de la Moncloa es que no íbamos a dejar a nadie atrás. Ahora cabe preguntarse a partir de qué momento tenían propuesto no dejar a nadie atrás. Si Yolanda dice la verdad eso empieza ahora.

Al menos eso debe querer hacernos pensar Iván Redondo. Los últimos resultados electorales y demoscópicos son poco halagüeños para Sánchez&CO, así que es hora de lanzar redondadas al aire. Era evidente que el virus es la excusa perfecta para tapar su nefasta gestión económica y social. No cuela Iván, como presidente (en funciones incluido) Sánchez lleva ya demasiado tiempo en Moncloa como para olvidarlo. La deuda pública, por ejemplo, ya estaba disparada a comienzos del año 20.

Señor Redondo, sabemos que los tiene cuadrados y no tiene escrúpulos. Aún así, si pretende engañarnos, no lo conseguirá. El contador de este desGobierno no va a reiniciarse.

Pese a las fallidas intentonas de hacernos creer lo contrario la legislatura no empieza ahora. La XIV legislatura dio comienzo el 3 de diciembre de 2019 y se refrendó el 7 de enero de 2020, cuando el PSOE decidió pactar con el diablo. Ese contrato con el demonio ha traído a España más de 100.000 muertos, 600.000 trabajadores en ERTE, y cuatro millones de parados. ¿Ahora resulta que eso era un ensayo y el show empieza ahora? Va a ser que no, os echaremos antes de que se cierre el telón.

Iván Redondo
EFE

La perezosa ministra de Trabajo dejó más perlas susceptibles de ser analizadas y que demuestran que además de malos son tontos. Tras la marcha de Pablo Iglesias, figura a la que se han regalado loas hasta la extenuación desde Unidas Podemos, Yolanda Díaz asegura que el Gobierno está más unido que nunca y que su relación con Pedro Sánchez se encuentra en su mejor momento. La legislatura comienza justo cuando desaparece (supuestamente) de la vida política el activista que trajo la democracia, ¿dónde está la coherencia? Nos toman por idiotas y sólo aciertan con unos pocos.

Díaz repite hasta la saciedad la palabra «tejer». Ahora la araña Tecla se va a poner a tejer, ahora, después de un año y medio. Se ve que Pablo Iglesias le robaba el hilo y por fin son verdaderamente libres. Absurdo es creer que el voraz y codicioso Iglesias va a un retiro en Galapagar sin dejar todo bien atado.

Otro aviso es el de que a partir de este momento «van a ir de la mano de una mayoría progresista». Fantástico, PSOE y Podemos se saben tocados y hundidos. Toca aferrarse a las fuerzas Frankenstein. ¿Qué puede salir mal de una alianza entre la ministra que más paro ha generado y el rufián del partido que ha arruinado la economía catalana? Pagarán sus fallos en las urnas, su mirada cortoplacista siempre les lleva al fracaso.

Los españoles tenemos motivos para sonreír. Es de sobra conocida la adicción a la mentira que impera en el Consejo de Ministros, por lo que cuando una de ellos presume de unión significa que estamos a poco tiempo de volver a ser llamados a votar. El show no debe continuar y pronto terminará.

Todo lo que traten de mostrar para ocultar la verdadera cara del miedo será propaganda barata cuya única finalidad será justificar todo lo que nos ha traído hasta aquí. La inacción del Gobierno les ha llevado a cargar con una pesada mochila llena de muertos y arruinados de la que ahora se intentan desprender. La nueva estrategia sólo les va a funcionar con los obstinados de izquierdas. Por fortuna, cada vez quedan menos.

«Entre un gobierno que lo hace mal y un pueblo que lo consiente, hay cierta complicidad vergonzosa»

Victor Hugo

close

Publicado por Carlos Luque Flórez

Periodista polivalente. Soy de Aragón, la tierra noble.

Un comentario en “Yolanda la procrastinadora

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: