Ecojeta (in)sostenible

Pedro Sánchez helicóptero

CARLOS LUQUE FLÓREZ

¿Existe alguien con la cara más dura que un socialista? Pocas personas, pero sin duda entre ellos es el señorito Pedro Sánchez el más destacable. Aunque ni es socialista ni es nada porque sólo cree en sí mismo. La falta de coherencia en su cretinidad es constante, no lo puede evitar.

Las ganas que tiene el presidente de reírse de todos los españoles (de sus votantes los primeros) son irreprimibles. Me recuerda al niño que sabe que se va a quemar si toca el plato y aún así lo toca. Eso es Sánchez, un niño poco espabilado.  

Por fortuna parece que la opinión pública ha recobrado un mínimo de sentido común y el PSOE se desangra. Están malheridos y en Ferraz son conscientes, hasta ahí todo bien. Lo gracioso es que también lo son en casa de Iván Redondo, que desesperado ante el fin de la gallina de los huevos de oro urde todo tipo de maniobras circenses con el único fin de intentar ampliar sus caladeros de votos. 

Hete aquí que unos pijos madrileños con ínfulas ecologistas les adelantan por la izquierda el 4M. Estoy seguro que desde ese momento el ficticio interés de ‘Producciones Redondo’ por lo “verde” se multiplicó. Allá fue Narciso, con el pueblo harto y todavía recuperándose del crochet de izquierda que supuso la ‘Agenda 2030’, a lanzar un gancho a la desesperada con el nombre de ‘España 2050’.

Debemos reconocer su impudicia, no tener ni un solo escrúpulo no es fácil. Mientras millones de españoles llenan su nevera día a día no es admisible que venga un presuntuoso con la vida resuelta a hablarles de cómo deberán vivir dentro de 30 años, punto y final, no hay debate posible.

En fin, volvamos a lo “verde”. Dentro de ese insulto a nuestra inteligencia que representa ‘España 2050’ uno de los pilares es la firme apuesta por reducir el impacto medioambiental del transporte aéreo. Tal es así que se recoge la prohibición de los trayectos que se realizan en avión y que tengan una alternativa para viajar en tren inferior a las dos horas y media de duración. ¿Autoritario? Sin duda. Pese a ello, respetable, en mi opinión, dentro de un idealismo pihippy.  

Lo que no merece ápice de respeto es que el promulgador de este tipo de gilipolleces eco-sostenibles programe un acto de autopromoción de las energías verdes en Toledo y se desplace en helicóptero. A Toledo sí, a 45 minutos escasos de Madrid en coche. Demasiado tiempo para el niño poco espabilado que toca el plato ardiendo. Para mayor recochineo, y como las desgracias nunca vienen solas…se lleva a la ministra de Transición ecológica. Si la transición es cubrir con un Super Puma una distancia de apenas 60 kilómetros vamos a acabar con los oídos maltrechos. 

Nacemos teniendo asumido que, mal que nos pese, la política suele ser sinónimo de demagogia, lo que significa que cambiar el discurso según te venga el aire (¿El de los vientos de cambio quizá?) no es nada extraño. Sólo le pedimos un mínimo de coherencia, señor Sánchez. Disimule su continua hipocresía, no es gran pretensión a estas alturas.

Eso sí, esta noticia, que es una tontería irrelevante dentro del montón de estiércol que Sánchez lidera, es una buena señal. Desde un principio Pedrito no ha representado nada más que a sí mismo. Su imagen era su principal valedor. Si ya no cuida ni su único aval, si no le importa quedar como un cretino con un discurso plagado de cinismo ante toda España, ¿qué carajo le queda? Dios quiera que nada.

Antes intentaban disfrazarse, ahora ya no les queda un mínimo de pudor. Su ausencia de decoro ante todos sólo puede significar que se saben muertos. Al jeta de la Moncloa sólo le quedan dos años de vida política. ¿Por qué iba a sacrificar la satisfacción de tocar el plato por un pequeño quemazo? 

El tiempo de reírse de España se acaba. Sonríamos los buenos, siempre hay algún motivo y la retirada de las caretas nos muestra que sus costuras ya no dan más de sí. Tic tac, el chollo se acabará.


close

Publicado por Carlos Luque Flórez

Periodista polivalente. Soy de Aragón, la tierra noble.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: