Isa Serra: por probar que no sea

Isa Serra renuncia

CARLOS LUQUE FLÓREZ

«¡Hija de puta, puta, zorra, que te follas a todos los policías municipales! Si fuera tu hijo tendría que cogerte un arma y pegarte un tiro. ¡Eres cocainómana, mala madre, hija de puta, con todo lo que hemos luchado las mujeres, contigo se pierde todo!» No es que hoy me haya levantado alterado, simplemente me apetece parafrasear a la condenada Isabel Serra Sánchez, también conocida como la sustituida.

Justo un día antes de que se constituyera la Asamblea de Madrid conocimos que la «primorosa» ex portavoz de Podemos en la Comunidad de Madrid había tomado la decisión de no recoger su acta como diputada y dejar espacio a nuevas caras, si es que queda alguien en ese solar morado.

Como se piensan que la vida es Twitter allí acudió Isabel para comunicar tamaña tragedia. ¿Resultado? Tres minutos y medio de chapa impostada podemoide tratando de imitar (como hacen todos) al retirado macho alfa. Si bien el contenido del vídeo es tan limitado como lo que su lechuguina cabezica ofrece, nos deja unas cuantas perlas a la altura de su partido. Partido capaz de retorcer su «código ético», como el mejor de los contorsionistas, en función de la situación coyuntural a la que se enfrenten los líderes de cada momento.

Siempre en azoteas, por cierto.

Y es que no hay políticos con la jeta tan dura como para calificar de «lucha por los derechos humanos» a patear a policías. Tampoco es mucha la gente que se atrevería a esbozar que esos hechos son comparables al desempeño de su labor en las instituciones, labrando el camino de un más que futurible «somos presos políticos».

Sólo la bienquerida muleta de Sánchez integra en sus filas a tercos con bula para aseverar que el TSJM y el Tribunal Supremo están llevando a cabo una «persecución judicial desde hace tiempo para tratar de amedrentarles».

¿Acaso hay en todo el panorama político alguien más cínico que aquellos que enarbolan la bandera del feminismo a ultranza mientras consideran que patear y vejar a mujeres es sinónimo de ‘manifestarse por los derechos humanos»? Por supuesto que no.

Sin embargo, lo más increíble de Podemos no es su capacidad para afrentar al Estado de derecho o a diferentes instituciones, sino su extrema querencia por humillar a sus propios votantes.

¿Que las bases podemitas deciden que Isa Serra sea su líder en Madrid? Pues allá que va Iglesias para decir que aquí manda su coleta. ¿Que los votantes deciden que Iglesias y Serra les representen en la Comunidad? Pues uno se escaquea ipso facto y la otra se inventa historias de regeneración y cambio para tratar de ocultar la verdad.

La realidad es que en pocas jornadas será definitivamente inhabilitada como política, y es más bonito y sencillo camuflar una brutal decisión judicial en «vientos de cambio». Por probar que no sea, ¿verdad, Isa? Aunque de vez en cuando no estaría mal no mentir, por lo menos a los tuyos. Te piras porque te van a echar y necesitas seguir cobrando un dinerito. Ahora bien, no abandona los cargos pagados por todos, no, ¡ a seguir chupando de lo público!, no vaya a ser…

Pese a todo, encontramos un nuevo aspecto positivo. Pasará de reírse de todos los madrileños a hacerlo únicamente de los cuatro descerebrados que siguen apoyando a su partido. Visto así es todo un avance.

Quien monta la mula, que le pague las herraduras.


close

Publicado por Carlos Luque Flórez

Periodista polivalente. Soy de Aragón, la tierra noble.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: