Les parece una mierda, pero la consumen

Les parece una mierda, pero la consumen

KAY

Estaba desayunando hoy, 25 de agosto de 2021, y entre Campurriana y Campurriana…me acordé de haber leído en Twitter (varias veces, además): “El periodismo de hoy en día es una mierda”, “siempre vendiendo humo”, “no saben más que engañar y desinformar”. Entonces, el desprendimiento de la mitad de una de ellas, sobre el vaso de leche, me devolvió al presente, y pensé… “hablemos hoy de hipocresía”. Les parece una mierda, pero la consumen y chupándose los dedos.

Siempre me llamó la atención la ceguera española o, mejor dicho, la estupidez (por no decir la imbecilidad) que el españolito emplea para analizar la realidad y cómo se la cuentan. Basta con oír en el telediario: “Los hospitales están desbordados ante la nueva ola, las autoridades sanitarias recuerdan que la pandemia no ha terminado y, por lo tanto, debemos extremar las precauciones”, cinco minutos después es en una tertulia de pseudo periodistas, en la que sólo se debería dejar hablar a eminencias como es José Apezarena y al resto exigirles escucha (les vendría como anillo al dedo), donde se debate lo contrario: Que todo es una patraña del tres al cuarto o viceversa, según sea la información. En ese instante, mientras el niño juega invadiendo terreno a su padre, que está cocinando, y su madre tratando de darle de comer, se oye: “mujer, qué asco de periodismo” y yo digo: ¿para qué pone usted el telediario entonces? Le ofrezco como sugerente alternativa, “La Selva” (Twitter), terreno frecuentado por ilustres y… bueno, no tan ilustres.

Una medicina eficaz para erradicar la hipocresía: Twitter.

Y es que ahí hay de todo lo que puede necesitar o no, pero lo hay. Existe aquí algo alternativo al periodismo clásico en lo que refiere a estructura: El independiente. Inmediatamente recuerdo un nombre propio que vive de informar acerca de lo que hay, ni más ni menos: Matthew Bennett. Este simpático y encantador británico (con perfecto español) residente en España desde hace mucho y ofrece noticias contrastadas, que es lo demandado por el padre mientras hace la comida y, a su vez, media Península. A cambio, recibe donativos en su “Patreon” para seguir llevando pan a la mesa y le va bien, ¿por qué será…?

De hipocresía estamos servidos en este país y esto es muy perjudicial. Miren, es detestable hablar de política, terreno sucio y fangoso desde tiempos inmemoriales, pero lo haré, aunque sea brevemente. Aquí hablaré de realidades y no de ficción digna de Oscar: La España del año 2021 es así gracias a los hipócritas. Sí, gran parte de los que ahora lloran por salarios desmerecidos, exceso de paro, cifras devastadoras en el precio de la luz… son los que pudieron elegir otra cosa sabiendo la que se iba a venir tras varios avances, cortesía de su “Sanchidad”. Ellos son los culpables de que esta España sea el hazmerreír de Europa y del mundo. Rescato aquí una cita del célebre primer ministro Británico Sir Winston Churchill: “La principal diferencia entre los humanos y los animales es que los animales nunca permitirían que los lidere el más estúpido de la manada”. Y así estamos, siendo liderados no por el más estúpido sino por el más temerario, el cuál actúa con gran estupidez.

Posiblemente se pregunten, ¿para qué nos cuentas esto? Sencillo, mis estimados: La misma intención que lleva a aquellos a votar al partido que controla los medios a gusto y placer, es la que los lleva a quejarse de lo mala que es la prensa y lo manipulado que está todo: hipócritas. Entienden ahora algo mejor la cuestión, ¿cierto? 

Diría a muchos que no sean bárbaros en sus términos cuando vean, disgustados, la manipulación en los medios y hagan lo propio para evitarlo: votar con más criterio. Mientras, busquen alternativas como la que les comentaba anteriormente, el señor Bennett no defrauda. Si les parece una mierda, no faciliten su existencia ni lo usen.


close

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: