Seguimos igual

Seguimos igual

ADOLFO GARCINUÑO GIL

España está en el top 5 de recaudación mundial.Todas las armonizaciones que se han llevado a cabo han sido al alza. Casualidades. Sólo el 7 % de los fondos europeos han llegado a las empresas. ¿Sería descabellado pensar que éstos van a ser utilizados para sufragar los gastos de las elecciones venideras, para clientelizar?Recuerden la Andalucía del PSOE: el mayor caso de corrupción de la historia, 40 años de clientelismo resumidos en marisquerías, cabarés y farlopa.

​El Banco de España hizo pública que la deuda contraída por la Generalidad catalana alcanza la frívola cantidad de 84.046 millones de euros. Si sumamos la deuda de Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Castilla – La Mancha, Extremadura, Galicia, La Rioja y Navarra –coja aire– no suman el endeudamiento de Cataluña.

​Vivimos una época en el que se está reescribiendo la Historia, difuminando la verdad y blanqueando la mentira. En ese blanqueo de la mentira las víctimas de la banda terrorista ETA no paran de ser humilladas. ¿Es que acaso no sabían que los etarras encarcelados que realicen tareas de jardinería conseguirán el acortamiento de sus penas? ¿Es que a caso la concordia consiste en los cánones que marquen los socios de Sánchez?

​Pedro Sánchez al ceder ante las peticiones de sus socios, con cierto aire amenazante, hace preguntarse sobre la calidad democrática y su deterioro, planteando a su vez la cuestión de si en España se cree en el Estado de Derecho. Con Lola Delgado como fiscal general la ley se amolda a los intereses del sanchismo.

​Sánchez no pisa las calles por miedo a ser abucheado. El mayor enemigo del antisanchismo es el propio Sánchez: su hemeroteca, su gestión gubernamental. España tiene un presidente incapaz de decirnos cuántas personas han muerto por Covid – 19, en cambio sí nos ha dicho cuántas personas ha evitado que murieran. El caso, es que el fantasma de las elecciones de mayo visitara a Sánchez en febrero y le susurrará al oído que, si quiere seguir siendo el más guapo, las siga desde las alturas con el Falcón. Vivir bajo la batuta del sanchismo es humo, sólo humo y todo muy negro.

​Con Pedro Sánchez como presidente, España va camino hacia la irrelevancia a nivel internacional. Lo pudimos ver el año pasado en la marcha verde primaveral –Primavera ceutí– y lo hemos podido volver a ver en la reunión de Biden para abordar, con los líderes europeos, la crisis ucraniana. Si España se desentiende del conflicto ucraniano, la OTAN tiene un país que desea ser un socio de confianza como Marruecos. Y es de vital importancia que el compromiso con la Organización del Atlántico Norte sea férreo. Que se lo digan a Felipe González. Por cierto, hace unos meses se celebró una cumbre sobre islamismo en Europa, convocada por Macron, a la que España no fue.  

Pd; ¿se puede saber cuál es la posición del Gobierno en el conflicto ucraniano? …O peor…


close

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: