Sobre acuerdos de las élites de la política que pertenecen a clubs muy exclusivos

Ayuso Egea

JOAQUÍN ECHEVERRÍA ALONSO

Ayer día 17 de febrero vimos un escándalo político mayúsculo. La dirección del principal partido, que en mi opinión es la referencia para las personas partidarias de la ley y el orden y los derechos de los ciudadanos y la justicia, ha demostrado la falta de escrúpulos al usar métodos delictivos en la lucha de poder interna.

Isabel Díaz Ayuso nos ha informado de que estaba siendo presionada con acusaciones, que sabía estaban urdiendo, usando métodos delictivos para intentar crear un dossier que pusiera en duda su honorabilidad.

A lo largo del día hemos ido conociendo que se usó a cargos del partido popular en el Ayuntamiento de Madrid, para pagar investigaciones ilegales, disfrazándolas en los presupuestos de ese ayuntamiento. Debo advertir que estaban cometiendo la ilegalidad de desviar dinero público a intereses exclusivos de la dirección del Partido Popular.

El alcalde de Madrid tuvo que cesar a uno de los “fontaneros” de Génova, por cierto el partido sigue en Génova dos años después de decir que la abandonaban, porque al parecer ese local estigmatizaba el partido, decía que tuvo que cesar a ese fontanero por actividades ilegales dentro del ayuntamiento. Espero que se le expediente y se le eche del partido.

Luego supimos que también había participado en las investigaciones el propio presidente de la institución que se ocupa de la vivienda en el Ayuntamiento de Madrid, presionando al detective que se había negado a prestarse a hacer una investigación delictiva.

Este PP, que cuando vio la cosa fea en Castilla León le pidió Isabel Ayuso su participación, para que con su prestigio apoyara una campaña que estaba siendo catastrófica, se permitió seguir presionando a su principal “valor político” debido a lo que muchos ciudadanos creíamos que eran sencillos celos de su éxito y su popularidad.

Hoy pienso que no es un problema de celos y popularidad, que es un problema de acuerdos entre el PSOE y el PP, hemos descubierto que recientemente acordaron con el Partido Socialista no cursar la denuncia al Tribunal de Cuentas irregularidades muy graves de un político socialista del cual había pruebas de corrupción. 

Cuando las altas estancias se alían entre ellos a espaldas de los ciudadanos, en principio debido a que se consideran tan superiores a nosotros que pueden despreciar nuestras opiniones y pueden ocultarnos las verdades, porque no estamos preparados para conocerlas, por ese camino pueden conseguir justificar cualquier cosa que hagan. Todavía no sabemos qué ocurrió el 11 M, en el mayor atentado terrorista de la historia de España. En Paracuellos en un día mataron mucho más, pero aunque aquello fue Terror de Estado estoy hablando de la historia reciente.

Creo que la realidad es que esos foros internacionales, sobre los que desconozco casi todo, como el foro de Davos, etc. cuecen las políticas de los países, que resultan ininteligibles para los ciudadanos “de la calle”, porque nos falta la información que nos ocultan.

Si es así eso permitiría entender por qué la idiotez de la “ley de género”, que introduce una injusticia al culpabilizar a los hombres en general de algunos delitos, e introducir el principio de veracidad de cualquier acusación enunciada por una mujer, y la culpabilidad de cualquier hombre que sea acusado; o la memez de que un hombre pueda ser mujer porque a él le dé la gana, y haya que pagarle tratamientos hormonales u operaciones de extirpación de pene y otros aberraciones contra el cuerpo de las personas; o el engendro de la memoria histórica por la cual los crímenes de Paracuellos están bien y la defensa de los ciudadanos contra la tiranía y el asesinato en las calles que se estaba produciendo contra los líderes de la oposición política por el gobierno que había robado las elecciones del 36 se convierte en algo malo.

Yo estoy muy orgulloso de mi familia, que en el 36 salió a la calle en Asturias para evitar que se repitiera la matanza que habían hecho los socialistas y comunistas en el golpe de estado de octubre de 1934.

Dicho lo anterior creo que los políticos que pertenecen a esos foros internacionales deberían declarar su pertenencia para presentar sus candidaturas a elecciones políticas y también debería haber transparencia con los acuerdos que se adoptan, porque no solo es la idiotez del 2030, las leyes de género estúpidas, los principios del planeta verde que pueden llevar a que una energía sea perniciosa para el planeta y luego pase a ser beneficiosa.

Por todo lo anterior sencillamente expresar que creo que lo que está ocurriendo es un contubernio entre los dos partidos principales, lo digo por el número de votos que obtienen, cercenando la voluntad popular que demostró en las últimas elecciones de Madrid la confianza que genera Isabel Díaz Ayuso.

Por todo lo anterior quiero manifestar mi deseo de que el Partido Popular salga más limpio y coherente y se excluya a todos los conspiradores de la pertenencia a dicho partido.

Creo que Teodoro García Egea ya ha participado en demasiadas conspiraciones con Zapatero y otros líderes del PSOE, que nos han ocultado. Estas actuaciones nos han llevado a que se aprobara, uno de sus incondicionales montó “un numerito”, la reforma laboral, es lo que supongo, y otro montón de asuntos contra el programa del Partido Popular y el sentimiento de esos ciudadanos que describía al inicio, los que desean ante todo la ley y el orden y la libertad económica y los derechos de las personas sobre los derechos de las organizaciones.


close

Publicado por Joaquín Echeverría Alonso

Ingeniero de minas . Aficionado a contar historias más o menos reales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: