LA SANTA COMPAÑA ~Recuerdos de niñez~

JOAQUÍN ECHEVERRÍA ALONSO

Teresa vivía en Villalba de Lugo, realmente no en la villa de Villalba, si no en una aldea próxima, una aldea de viviendas bastante dispersas. Teresa había sacado recientemente una oposición a Maestra Nacional. Era su primer destino… lo que vamos a contar ocurre a finales de los años veinte en la Galicia rural.

La semana laboral de Teresa era de 6 días, por aquellas fechas solamente el domingo era no lectivo y lo pasaba en la villa. El resto de la semana estaba en la aldea y se relacionaba con las pocas personas que vivían en el lugar, particularmente con sus alumnos, también recibía consultas y atenciones de los padres de los alumnos.

Teresa se había criado en Oviedo, pertenecía a una familia numerosa y la vida solitaria le resultaba poco motivadora. En sus horas libres se buscaba actividades que le sirvieran de entretenimiento, algunos días acompañaba a la criada de la casa a recoger la leche, o a hacer algunas compras al comercio local, que hacía las veces de taberna, centro de reunión de hombres y supermercado.

En general la gente de la aldea era simpática, pero no dejaba de haber alguna persona hosca, en concreto había un hombre de mediana edad, llamado Bonifacio, de conducta asocial y más bien temido por sus vecinos, en particular por las chicas jóvenes ya que en alguna ocasión había tenido asuntos con la Justicia, por abusos o intentos de abuso.

Una tarde ya anocheciendo Teresa y Fina, que así llamaban a la joven criada de la casa, se dirigieron a la taberna local a realizar algún encargo y se entretuvieron en el camino, ya anochecía y los setos estaban cubiertos de luciérnagas ¡Qué divertido resultó llenarse el pelo de ellas! Mientras se distraían, haciéndose comentarios sobre cómo resultaban, vieron a lo lejos venir a Bonifacio, y aunque no estaban lejos de la taberna no les hizo ninguna gracia el encuentro.

Claro que al ser dos, la una infundía confianza a la otra, además Teresa con algo más de mundo tenía más confianza en sí misma. Esperaron ver pasar a Bonifacio dándole la cara y cuál no sería su sorpresa al ver que Bonifacio no se percató de su presencia hasta llegar a unos metros de ellas, su reacción fue desconcertante, dio un grito y salió corriendo despavorido, desapareciendo en la distancia.

Teresa y Fina continuaron su camino sin detenerse y al llegar a la taberna las sorprendió un gran revuelo. Varios hombres rodeaban alguien que estaba sentado en un banco corrido, apoyando sus manos y su cabeza en la mesa. Todos a la vez intentaban reanimar al desgraciado, con palabras unos con gestos otros. Toda la concurrencia se empeñaba en que tomara una copa de orujo.

Bonifacio aseguraba que acababa de ver a La Santa Compaña.

Fina se asustó mucho, Teresa más serena se ocupó de los recados y ambas se encaminaron a casa. Por el camino Teresa reconfortaba a Fina que no recuperaba la serenidad.

-¿Pero no ves que fuimos nosotras?-, le decía.

Fina razonaba: -Bonifacio no es bueno, pero no es un hombre cobarde. Si él vio a la Santa Compaña, es que vio a La Santa Compaña-

De ese modo quedó establecido que en Villalba aún en esos días La Santa Compaña seguía visitando las aldeas… siendo la premonición de una muerte anunciada. Bonifacio tardó unos días en morir. La Santa Compaña preconizaba la muerte en la noche siguiente. Pero al fin y al cabo la muerte anunciada se había producido…


Tatiana Ballesteros, el fascismo y la masa enfurecida

CARLOS LUQUE FLÓREZ

Me resulta ciertamente «cómico» imaginar qué hubiera pensado Benito Mussolini (o Giovanni Gentile) en 1932, fecha en la que se publica ‘La Dottrina del Fascismo‘, si le hubieran alertado de la devaluación y banalización que un siglo después iba a haber sufrido su teoría.

¿Qué recorrido mental ha recorrido el neocomunismo para llegar hasta aquí? ¿Qué ha pasado en nuestro país? ¿Cómo hemos sido tan insensatos de llegar hasta este punto? 

Seguro que todos ustedes han visto el vídeo que ha provocado que escriba estas líneas. Y espero que al verlo ninguno de mis lectores viera en Tatiana Ballesteros una especie de reencarnación de Inés Donati.

Sin embargo, no todo el mundo está libre de pensamientos llenos de odio y la masa enfurecida, encarnada especialmente en la extrema izquierda, se sintió aturdida después de ver el popular vídeo. Aunque no se dirige a un espacio ideológico en ningún momento debieron de sentirse aludidos.

Digo que se sintieron aturdidos porque cuando un comunista, ahora en el poder, no puede etiquetar se siente mal consigo mismo. Una ola de desconcierto invade su psique al no saber a quién debe atacar. De esa desorientación colectiva surge la necesidad de establecer relaciones donde no las hay. Y de esa necesidad de crear vínculos inexistentes dio comienzo una ridícula carrera para poner una etiqueta ideológica a Tatiana Ballesteros.

El enfermizo rebaño escarbó en el pasado de la protagonista del vídeo hasta encontrar lo que estaban buscando: Tatiana Ballesteros había colaborado con ‘Radio Ya’, «la radio de Fuerza Nueva». La orquestada y deseada correlación ilusoria había aparecido.

Imagino que quienes acusan a Tatiana Ballesteros de fascista por aparecer en un programa de una radio de inspiración supuestamente falangista harán lo propio con Pablo Iglesias. Nuestro vicepresidente debe ser todo un «facha» pues comenzó su andadura mediática y política en los platos de la «reaccionaria» Intereconomía.

Que Antonio Maestre tenga que salir a defender a la joven habla muy mal del momento en el que se encuentra la izquierda intelectual en este país…

Iglesias LOSANTOS

La polémica generada por este vídeo es una nueva muestra de la asquerosa sectarización del todo a la que nos estamos enfrentando. Los polos son cada vez más marcados y la Razón brilla por su ausencia.

Para la izquierda todo es ideología, son incapaces de ver más allá. Lejos de esa «justicia social» que dicen perseguir, para los que nos gobiernan querer comer y que no te roben tu comida te convierte en un fascista.

Pero lo más espeluznante de todo este suceso es el cinismo con el que las masas alentadas por Podemos tildan el vídeo de populista. Podemos acusa a alguien de populista, Podemos.

La gente de Podemos tiene las tragaderas de acusar de populismo a alguien. La gente cuyo líder ha protagonizado momentos del tipo «No me gustan los políticos que buscan el aplauso fácil», mientras acto seguido se callaba esperando la ovación de su audiencia.

Al líder de Podemos se le permite afirmar que «el cielo no se toma por consenso, sino por asalto». Pero eso no genera división ni es totalitario. Que el Vicepresidente del Gobierno cite a Karl Marx mientras sus masas gritan «a por ellos»es la panacea democrática.

Que un partido cuya misma concepción se fundamenta en una doctrina populista acuse a alguien de populismo es la mejor definición de hipocresía cínica que un podemita es capaz de aportar. Hay que reírse, por no llorar.

Pablo Iglesias comunista

Entre todas las frases que sustentan el vídeo soy incapaz de encontrar un solo atisbo de fascismo. ¿Hacer un repaso por todo lo que hemos sufrido en el último año es fascista? ¿Pedir que se blinde la situación laboral de los que luchan contra el virus es fascista? ¿Los defensores a ultranza de la cultura creen que defenderla es fascista? ¿Todos los hosteleros son fascistas? ¿Citar a Abraham Lincoln es fascista? ¿Acaso es fascismo pedir a nuestros representantes respeto, dignidad y honor?

Parece que para ellos sí. De todas formas no sé cómo podemos seguir sorprendiéndonos si la izquierda radical considera fascista al presidente socialista más importante de nuestra historia, ¡ni te cuento el riesgo que supone Risto Mejide!

Han convertido una ideología peligrosa en un alivio para criticar a todo aquello que se salga de su redil. Tal es así que cuando un fascista de verdad se dé de bruces con ellos se sorprenderán sobremanera. ¿Tienen idea de lo que hicieron y de lo que busca un fascista?

Los extremistas siempre tienen la necesidad de crear un enemigo común realmente inexistente. De ahí el deseo de ver fascismo donde no hay nada. Señores de la izquierda, dejen de etiquetar en función de sus deseos. Les encantaría que España estuviera repleta de fachas para tener algún sentido, pero no es así. Tengo el pleno convencimiento de que si los que categorizan el vídeo como fascista son preguntados por la doctrina italiana no serán capaces de enumerar ningún punto, ni uno sólo.

Mussolini

Entiendo que un político se sienta atacado, porque sabe que Tatiana no miente en ningún momento. Su discurso es el mismo que el del 15M, pero como no está hecho bajo la sombra de su árbol, porque ellos ahora son el poder, pues lo fácil es decir que disentir de lo establecido es fascismo.

Lo que me cuesta entender es por qué un ciudadano se siente ofendido por las palabras de Tatiana. ¿Se enfadan porque saben que el discurso es real? Un votante de izquierda prefiere que pisoteen su vida y derechos a tener un mínimo de crítica con los suyos. Esa es la ideologización y sectarización a la que nos han traído.

Han convertido la política en una liga de fútbol donde cada uno defiende a ultranza sus colores. Los votantes de izquierda se sienten atacados cuando no se dirige a ellos porque en su infantilismo deben creer que Pedrito y Pablito están muy preocupados por ellos cuando la realidad es que el primero no ve más allá de su imagen en el espejo y el otro de la pantalla negra de su Smart TV.

La memez y falta de argumentos serios es tan evidente que para descalificar el vídeo incluso dicen que pedir un «capitán para un barco a la deriva»es fascismo. Un capitán es una persona que  lidera  un grupo o movimiento humano, y eso es lo que se pide, no un puñetero Duce o Caudillo. Por cierto, imagino que evidentemente Mario Draghi debe ser fascista.

El título de uno de los libros de Tatiana Ballesteros es ‘La locura de lo eterno’, esas palabras podrían definir perfectamente a la izquierda actual, su estupidez les lleva a un estado de locura perpetua. Y no importan las explicaciones que se les puedan dar porque cuando la masa enfurecida decide juzgar algo y atribuirle la condición que les venga en gana, ya no hay forma humana de desprenderse de esa etiqueta.

«Libro e moschetto, fascista perfetto». Eso decían de sí mismos, y dios nos libre de darles mosquetes a los ignorantes, pero libros necesitan muchos. Verdaderamente deberían leer a Mussolini, o incluso a Gramsci si prefieren… Recomendaría la lectura de Oriana Fallaci, verdadera antifascista pero esta autora hace años que la masa enfurecida la señaló como extrema derecha. En definitiva, señores, lean y dejen de hacer el canelo.

Oriana Fallaci
Oriana Fallaci

El resumen del revuelo generado por el vídeo es que los sociocomunistas vinculan la dignidad, el respeto y el honor con una ideología y desprecian las tres cosas. Se describen ellos solos, les deben repeler esos conceptos y despreciándolos consiguen no sentirse inferiores.

La conclusión a la que llegamos siempre es la misma: o son unos iletrados de primera o unos listos con infinita maldad. No estoy seguro de qué son pero me lo puedo imaginar, y como dijo aquel, de un tonto sólo te puedes esperar que te haga daño.

«El sueño de la razón produce monstruos»

Francisco de Goya

PD: Adjunto el vídeo por si me leyese alguien de fuera de este planeta.


Ley natural versus Derechos Humanos

JOSÉ MARÍA AIGUABELLA AÍSA

La idea de la ley natural ha estado presente a lo largo de la historia. Todos los autores que han tratado el tema tienen en común la convicción de que existen unas leyes que están más allá de las normas promulgadas, las cuales deben prevalecer sobre estas en caso de conflicto. Los derechos humanos lo son, en tanto en cuanto constituyen una verdad moral objetiva, que los garantiza de manera inviolable, siendo inherentes a cada persona, por lo que nadie puede alterarlos al ser innatos e irrenunciables.

Cuando estos derechos dejan de ser universales para convertirse en derechos nacionalizados por cada Estado, quedan sometidos en su reconocimiento y aplicación a la legislación propia de cada uno de ellos. Una dificultad surge cuando el Estado, que debe estar sometido a las limitaciones que imponen los derechos humanos a su poder es, a la vez, quien tiene que garantizar su aplicación.

¿Qué ocurre si las leyes estatales no los aplican o los violan? Los hechos trágicos acontecidos entre 1914 y 1945 mostraron esta contradicción de manera inhumana. Los Estados totalitarios prescindieron completamente del concepto de derechos humanos.  Cuando se niega la existencia de verdades morales objetivas, los derechos humanos quedan sometidos al relativismo, dejando de ser una ley moral de orden superior para ser manipulados por los políticos que los pueden cambiar y administrar a su antojo y conveniencia.

Para superar la dificultad en su observancia se crearon organismos supranacionales como Naciones Unidas, que elaboraron, en 1948, una Declaración Universal de Derechos Humanos. La utilización del verbo ‹‹declarar›› conlleva un reconocimiento de la ley natural, ya que se declaran derechos preexistentes, por lo que los derechos humanos no pueden someterse a votación, ya que son un límite de la democracia. 

El texto reconoce el nexo entre el respeto de los derechos humanos y la paz internacional. Proclama que ‹‹la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana››.  

Cuando los derechos humanos dejan de ser inviolables pueden ser revocados, convirtiendo lo indeseable en permitido; si el derecho inalienable a la vida puede ser objeto de renuncia, el resto de los derechos también lo serán. Si los derechos humanos son enajenables ¿qué derechos nos quedan? 

En la actualidad asistimos a un proceso de inflación infinita de ‹‹nuevos derechos››. Se utiliza el término ‹‹derechos›› como el traje con el que cada grupo de presión viste sus pretensiones. Al conseguir que esos deseos se admitan como ‹‹un derecho›› la sociedad les deberá un acatamiento obligatorio.

En este frenesí, se confiere la categoría de ‹‹derecho›› a los árboles, a los animales, al aire etc. Poco a poco, la ampliación sin límites del catálogo de derechos trae como consecuencia la trivialización de los valores esenciales.  Los derechos humanos se convierten en una ideología de consenso.

La incapacidad de reconocer sus fundamentos en el derecho natural, con la pretensión de gobernar todo y a todos, es una manifestación de la crisis ideológica, que alumbra la tendencia a transformar los derechos humanos en una religión laica.

Bien está que los derechos esenciales queden enunciados con claridad y concreción, pero resulta imprescindible identificar las razones últimas por las que deben ser respetados. Si el ‹‹por qué›› de los derechos se confunde, se terminará por no saber cuáles son, siendo abandonados o quedando al arbitrio del poder de turno.

El concepto de naturaleza humana ha sido sustituido por la expresión de ‹‹dignidad humana››: los seres humanos tienen derechos porque tienen dignidad, pero debe explicarse por qué los seres humanos tienen dignidad.

El concepto de dignidad procede de la visión religiosa del mundo y especialmente del judaísmo y del cristianismo. En la perspectiva cristiana, el estatuto moral especial del ser humano, dotado de dignidad, se apoya en ser criatura favorita de Dios, que se hizo hombre, y por eso la humanidad posee un valor especial.

En la cosmovisión materialista, el ser humano pierde esa posición predominante: somos un animal surgido por casualidad sin meta ni sentido. Una especie más a la que separan del chimpancé únicamente uno pocos genes. ¿Por qué debería tener dignidad o valor absoluto un mono con cerebro grande, un manojo de materia orgánica complejamente estructurada?

La ley natural implica que la naturaleza nos ha concedido derechos y deberes que tienen fuerza normativa porque Dios es el autor de la naturaleza. Natura, idest Deus. ‹‹La naturaleza, es decir, Dios›› (extracto de F.J. Contreras, el sentido de la libertad, 2014 ). 

«Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones«

Séneca

Miquel Giménez: “Estos progres de salón tienen mucho que aprender y mucho por que callar”

Vuelve a visitar nuestro Rincón un periodista. Tenemos la oportunidad de compartir un rato de charla con un magnífico columnista cuyo estilo es inconfundible, casi tanto como su pipa. 

Nuevamente y por fortuna, acogemos a ese tipo de persona que tanto nos gusta, alguien sin miedo a decir lo que piensa.

Hablamos con Miquel Giménez. 

Si quieres escucharlo hazlo aquí:

Supongamos que se encuentra ante un auditorio que le desconoce por completo, ¿cuál sería su carta de presentación?

Básicamente la de una persona que escribe y dice lo que piensa, sin pretender tener razón, aunque creyendo firmemente en lo que expone.

¿Qué se necesita para ser un buen columnista?

Creo que lo que se necesita es estar convencido de lo que dices y pensar que te diriges a una persona en concreto. No pensar en que te diriges a la nada y que pretendes quedar estupendamente, sino ver lo que pasa, explicarlo de la manera más inteligible posible y dar tu opinión.

Un columnista opina, no informa tan sólo. Y, por lo tanto, hay que ser coherente y sincero.

«Cuando escribo siempre pienso en mi señora»

¿Piensa en una persona en concreto?

Sí. Siempre pienso en mi señora. Y cuando acabo de escribir los artículos de Vozpópuli se los paso a ella para que los lea. Si imagino que se lo estoy contando a ella me sale más fácil.

Diría que es uno de los mejores articulistas de España a día de hoy, ¿a quién lee Miquel Giménez?

A muchísima gente. Por ejemplo Juan Carlos Girauta, me parece un hombre de una cultura y sensatez brutales. Leo a Bieito Rubido, a Zarzalejos…A todos los compañeros de Vozpópuli; empezando por el editor Jesús Cacho, pasando por Alvaro Nieto, que es el director, y todos los demás.

Leo a muchísima gente porque me parece que hay mucha gente interesante en este país.

Su vida ha estado estrechamente ligada al ámbito de la comedia, de hecho en gran parte de sus textos podemos percibir esa sátira e ironía. ¿Por qué cree que apenas hay cómicos fuera del denominado “consenso progre”?

Seguramente porque vivimos en un momento en el que se entiende el humor como el “caca, culo, pedo, pis” del patio de colegio. Al no haber nivel intelectual cualquier piernas que sale y dice “cada, culo, pedo, pis…” ¡oh qué divertido es este señor!

Entre la gente que escribe me gustaría encontrar un Jardiel Poncela, un Muñoz Seca, un Tono, un Mihura…y no los encuentro.

Además hay un problema: en este país existe censura. Esa censura pijo-progre limita que muchas personas puedan ejercer libremente la sátira, que es la mejor manera de combatir el pensamiento totalitario. No hay dictador que aguante una plaza pública con 20.000 personas tirándose por el suelo partiéndose de risa mientras él está diciendo “heteropatriarcado”.

Se pueden decir muchas cosas con la ironía, es una magnífica arma.

Aunque ahora básicamente opina, usted es periodista, ¿qué opina de la labor de los medios? ¿Fomentan ese pensamiento crítico o refuerzan los sesgos de confirmación?

Salvo honrosísimas excepciones, que las hay, la mayoría de los medios están totalmente dominados por el pensamiento “oficial”. Además son muy descarados, no se ocultan, lo dicen.

De la misma manera que ahora están todos posicionados alrededor de esta cosa extraña que dice llamarse Gobierno, mañana si entraran otros harían todo lo posible para conseguir continuar medrando de la publicidad institucional, del dinero que da el Gobierno…eso es un escándalo.

Los gobiernos no han de dar dinero ninguno a los medios. Los medios han de valerse por sí mimos para poder subsistir. Como dijo el clásico, cuando el periodismo no es crítico se convierte en propaganda, y entonces deja de ser periodismo.

«Hay que cerrar todas las televisiones y radios públicas»

Ya que hace referencia a esa publicidad institucional y al dinero público que llega a los medios. Usted es muy crítico con las televisiones públicas y su gestión, problema que en Cataluña se magnifica, ¿ve alguna solución o es firme en su deseo de cerrarlas?

Creo que hay que cerrar todas las televisiones y radios públicas, por lo menos hasta que no se repiense qué demonios ha de ser una televisión pública y que función ha de tener. Antiguamente se decía que este oficio nuestro era informar, formar y entretener. Pero ahora se ha convertido sencillamente en deformar, deformar y deformar.

Que TV3 tenga una plantilla superior a la que tiene el ‘Charles de Gaulle’, que es el portaaviones y buque insignia de la armada francesa, a mí me parece una barbaridad. Sobre todo estando como estamos, con los números rojos en toda España, faltando camas de hospital, faltando escuelas, habiendo gente que está en las colas del hambre…Me parece pornográfico. Y por tanto creo que las televisiones públicas no tienen ningún sentido.

Y fíjense, no hay prensa pública. La prensa está comprada, pero no hay prensa pública. Entonces, ¿por qué tiene que haber una televisión y una radio públicas? No tiene ningún sentido.

Portadas "Salimos más fuertes"

Su cumpleaños es el 8 de marzo. ¿Qué cree que le regalarán las autodenominadas feministas finamente?

Creo que todas estas que se autoproclaman feministas lo hacen porque simplemente no lo son. No les interesa la igualdad de los derechos de la mujer. Les interesa promocionar sus propios chiringuitos, crear odio y enfrentamiento. 

Las auténticas feministas, las sufragistas de verdad, las que luchaban por el voto femenino, las que han luchado y luchan, como Lidia Falcón, por ejemplo, en favor de la igualdad de los derechos de la mujer, estas son las auténticas apestadas hoy en día.

Quiero recordar que a Lidia Falcón se le ha dicho de todo por parte de esa pandilla de amigas que quedan para tomar el té entre ellas. Estas modernas feministas se creen que comerse al hipopótamo del zoo es lo más revolucionario que se puede hacer. Y no se dan cuenta de que, mientras están perdiendo el tiempo y el dinero en esos ministerios y chiringuitos, la brecha salarial en España entre hombres y mujeres ha aumentado en el último año.

“Han creído que volvía ese PSC que de alguna manera les recordaba a las Olimpiadas de Barcelona, Pasqual Maragall, Felipe…pero claro todo eso ha sido un puro juego de espejos”

Llegamos ya al PSC y sobre todo a Cataluña, tema que conoce de primera mano y ha dejado patente en su libro ‘PSC: historia de una traición’, que animo a la gente a leer.  Del Partido Socialista Catalán dice que no tiene propósito ideológico alguno. ¿Qué narices cree que ha llevado a la gente a convertir a Illa en el candidato más votado?

Es complicado explicarlo pero lo intentaré. De la mitad de la gente que ha ido a votar, porque no olvidemos que hay un 50% que se ha quedado en su casa, hay una parte que ha votado Illa porque Ciudadanos se ha hundido. 

Porque Ciudadanos, que fue el gran partido triunfador en las anteriores autonómicas, consiguiendo un récord que parecía imposible de conseguir batiendo a los partidos separatistas, desaprovechó la ocasión de aglutinar alrededor suyo a ese votante que no es ni de derecha derecha ni de izquierda izquierda. Que se mueve el centro. Por lo demás es por donde siempre se habían decidido las elecciones tanto en Cataluña como en España. 

Entonces han creído que volvía ese PSC que de alguna manera les recordaba a las Olimpiadas de Barcelona, Pasqual Maragall, Felipe…pero claro todo eso ha sido un puro juego de espejos.

Fíjese que ya nadie habla del famoso ‘efecto Illa’. De hecho el señor Illa decía que se iba a presentar y que iba a promover su candidatura y yo lo veo muy callado estos días. Por lo tanto es un nuevo engaño a la gente que ya venía desengañada por la actitud de Ciudadanos.

PSC: historia de una traición

Habla de Ciudadanos, ¿es capaz de explicarse semejante descalabro? Entiendo que le habrá decepcionado, ¿cree que si Arrimadas se echa a un lado podría renacer, al menos en España?

No, el partido este está muerto. La Historia es implacable con estas cosas. Sucedió con la UCD, con el CDS…Está empezando a suceder con el Partido Popular, que como no espabile acabará también en la parte residual de la historia.

No, la gente experimenta y cuando ve que una cosa no le acomoda o no sirve, simplemente lo que hace es dejarla de lado.

Lo de Ciudadanos es una lástima porque era un proyecto regenerador. Primero era un proyecto que plantaba cara al nacionalismo, una cosa muy importante en Cataluña que hasta el momento no se había hecho, hasta que nace Ciudadanos.

Y en segundo lugar el programa para toda España parecía muy sugestivo, desde las listas abiertas a las primarias. Pero luego las ambiciones personales, en buena parte de Inés Arrimadas, han llevado todo esto al traste, y yo creo que eso ya no tiene solución. Ya no tiene arreglo.

“A Junqueras lo que menos le interesa es la independencia de Cataluña. Lo que le interesa es gobernar una Cataluña autónoma con una serie de privilegios por encima del resto del territorio español”

Comentaba antes la existencia de chiringuitos feministas. Creo que podemos establecer un paralelismo con el Procés. ¿Qué cree que sería de los líderes del proceso secesionista si un día Cataluña fuera independiente y, por tanto, se les acabara el chollo?

Ellos no desean que Cataluña sea independiente.  A ver, hay una parte que sí. Dentro del movimiento independentista hay una parte que es de extrema derecha, que en estos momentos estaría concentrada en JxCat, que tienen un sentimiento supremacista de raza, son racistas. Y por lo tanto quieren desentenderse de España como de lugar.

Pero el resto del independentismo vive muy cómodamente extorsionando al Estado. Y vive muy cómodamente chantajeando al Gobierno de la Nación con sus exigencias.

A pesar de que la gente me mira como diciendo “esto no puede ser”, siempre he dicho que a Junqueras, lo que menos le interesa es la independencia de Cataluña. Lo que le interesa es gobernar una Cataluña autónoma con una serie de privilegios por encima del resto del territorio español, eso es lo que les interesa. 

Les interesa ese pujolismo de regate corto, de “te dejo los votos pero tú me das no sé qué”, y todo esto solamente puede encubrir una cosa: el trapicheo, la comisión y el “tú no te metas en mi territorio, que aquí, en este cortijo, mando yo. 

Seguimos en Cataluña y la actualidad manda. Está claro que las protestas generadas por Pablo Hasél son más excusa que causa. ¿Por qué cree que protestan realmente?

Hay gente que sabe muy bien lo que está haciendo. La gente que tenga un poco de memoria sabrá que todo esto viene del famoso Foro de São Paulo y de la Agenda que allí salió y que se empezó a ver en la famosa reunión del G20.

Hay una tropa organizada que conoce muy bien las tácticas de guerrilla urbana y que sabe muy bien lo que se hace, cómo ataca, de qué manera. En fin, un manifestante normal y corriente no sale a la calle con un par de litros para arrojárselos a un vehículo policial.

Luego hay gente que va a la calle y no sabe muy bien a qué va. Recuerdo no hace mucho haber visto una entrevista en televisión en la que preguntaban a una chica que estaba allí que por qué estaba. Y cuando el entrevistador le empieza a repreguntar, al final dice “oye, me estás rayando mucho y no sé qué contestarte”.

Es decir, estúpidos e imbéciles los hay siempre. Luego, profesionales de la agitación y del terrorismo, también. Se juntan las dos cosas.

¿Por qué cree que en Madrid las protestas duran un día y en Cataluña van camino de las dos semanas? ¿Hay connivencia con los extremistas del Gobierno o Generalitat? ¿Simplemente no se quiere actuar?

Es que los Mossos, igual que la Guardia Urbana de Barcelona, directamente tienen orden de no cargar ni intervenir. Esto es así. Creo que la tarde del 1 de marzo se han reunido el conseller de Interior, la alcaldesa y todos estos, pero en fin. Hasta ahora sólo ha habido palabras de condena a la violencia, y dices “pero bueno, es que para llegar hasta aquí antes hemos recorrido un camino en el que vosotros habéis abonado constantemente el calentar el ambiente y a la gente para que al final se produjera esto”.

Es como si yo a ti te doy varios litros de producto incendiable y cerillas, y cada día te voy regalando eso, te digo “hay que incendiar, hay que incendiar”. Y cuando tú vas e incendias digo “hombre, eso está muy feo”.

Hay autores y responsables de todo esto. Yo creo que si se dejara a las fuerzas de seguridad actuar según sus criterios profesionales de proporcionalidad en la respuesta no habríamos llegado a donde hemos llegado.

Da miedo ver las imágenes de estos días, recuerda inevitablemente a lo vivido durante tantos años en País Vasco y Navarra. ETA empezó igual, ¿cuánto cree que falta para que los extremistas catalanes den el último paso? ¿Buscan un muerto?

Sintiéndolo mucho, y recordando el reloj de los sabios atómicos que aparece en Watchmen, que marca las doce de la noche como el momento crítico, yo creo que estamos a un segundo de que esto se produzca. Y lo digo con dolor. 

Independientemente de la filiación del muerto, los muertos o son de todos o no son de nadie. No existe ideología ni causa que justifique la muerte de un ser humano. Esta gente, que provoca esto y se complace, que a través de las redes sociales vomita odio a diario, la gente que desea cáncer a Macarena Olona…

Este tipo de gentuza, por decirlo con todas las letras, tendría que aprender un poco lo que es la humanidad. Tendrían que ir a una UCI, por ejemplo, y ver la cantidad de gente que está luchando por su vida. Ir al tercer mundo y ver en qué condiciones vive la gente. O irse sencillamente a los barrios pobres que tenemos todos en nuestras ciudades, y comprobar cómo está realmente la gente que lo está pasando muy mal, y peor que lo pasará porque vamos de cara a la hecatombe económica. 

Así que me parece que estos progres de salón tienen mucho que aprender y mucho por que callar.

“No hay ni un solo gran partido que haya gobernado que haya sido capaz de plantar cara a los señoritos de Cataluña”

Libertad, respeto y justicia social son tres de sus pilares, su tierra es Cataluña. ¿Desde cuándo cree que no queda nada de eso ahí? ¿Sería capaz de decir quién tiene la culpa de lo que ocurre en Cataluña o hay demasiados responsables?

Hay muchos responsables pero principalmente hay dos. Los que en Cataluña se creyeron con el derecho de situarse por encima del resto de sus conciudadanos. Y los que desde Madrid pensaron que eso ya iba bien porque mientras en el Congreso les dieran sus votos para consolidar sus mayorías absolutas todo era permisible.

Esto va desde el Felipe González que consideraba a Pujol un estadista de primer orden al presidente Aznar que hablaba catalán en la intimidad. No hay ni un solo gran partido que haya gobernado que haya sido capaz de plantar cara a los señoritos de Cataluña. 

Se habla mucho del señorito andaluz y muy poco del señorito catalán. Y esto yo creo que es hora de empezar a decirlo. Nos han gobernado auténticos caciques del territorio, que siguen ocupando los mismos puestos y que, además, les viene de herencia. 

Si rascamos un poco en el árbol genealógico de esta gente descubrirán ustedes, por ejemplo, que Pablo Hasél, de apellido real Rivadulla…pues su abuelo era un coronel que limpió de maquis el Pirineo, a las órdenes de Franco, por supuesto. El señor Aragonès, vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, hijo y nieto de franquistas que hicieron muchísimo dinero. El señor Puigdemont, pues de familia franquista también.

Quiero decir, que todos estos que nos llaman fachas a los que defendemos la libertad, la Constitución y España, los valores humanistas europeos, deberían empezar por mirar sus propias casas.

Abuelo Pablo Hasél
Javier Carbajal

¿En su juventud podría haber imaginado que hoy en día sería para algunos el perfecto facha?

No. Para nada. En mi juventud imaginaba tan pocas cosas de las que estoy viendo a mis 62 años que realmente si me lo llegan a decir no me lo hubiera creído. Hubiera pensado que me estaban hablando de una novela distópica.

Estamos asistiendo a la caída de todo un sistema democrático. No sólo en España, en todo Occidente. Hay un plan muy bien pensado y bien dirigido para socavar lo que entendemos como democracia parlamentaria, y sustituirlo por una forma de gobierno totalitario en el que el pensamiento libre esté prohibido. 

Y yo jamás creí que iba a haber esto, al contrario. Pensaba que progresaríamos en el otro sentido. En el de avanzar todavía más en la libertad. Y es triste tener que decirlo pero mi generación no lo ha hecho bien. Nos hemos equivocado, hemos sido demasiados contemporizadores, hemos practicado el buenismo hasta extremos prácticamente suicidas y los resultados los tenemos ahí delante.

¿Esos resultados le han llevado a plantearse abandonar Cataluña? Ya son muchas las personas, empresas ni le cuento que se han marchado, pero, ¿cree que veremos un éxodo como el que vivió el País Vasco?

Ese éxodo ya se está viviendo y no de ahora, sino de hace muchos años. Hay mucha gente que se está trasladando a otros puntos de España, singularmente Madrid y Valencia, y están hartos. 

¿Yo me he planteado irme? Sinceramente, primero, no me da la gana y segundo, que tampoco podría. No tengo los medios ni la oportunidad. Y a estas edades ya es muy complicado marcharte salvo que lo veas muy muy mal, salvo que estén cayendo las bombas delante de tu casa, que ya llegaremos. 

Pero no, no me da la gana de darles ese gusto. Que se vayan ellos.

Mucha gente dice que un cupo catalán a modo concierto vasco acabaría con el independentismo. Si fuera así y de usted dependiera, ¿se lo daría?

Es que niego la mayor. El independentismo nunca tiene suficiente. Los vascos tienen cupo, ¿y ha hecho eso que se modere el separatismo vasco? Al contrario. Lo que ha conseguido es que ahora Otegi sea considerado por muchos como un hombre de paz, y veremos lo que pasará en las próximas autonómicas vascas, pero puede que los batasunos acaben haciendo el sorpasso a los del PNV.

No, no puedes estar cediendo constantemente porque los otros son un pozo sin fondo. Y hasta que ellos no dominen total y absolutamente todos los resortes del poder no van a cejar. Entonces hay un momento en el que hay que plantarse, poner el pie en la pared y decir “hasta aquí”.

“Pedro Sánchez es un megalómano que solamente se contempla a sí mismo y el resto le es exactamente igual. No tiene ninguna empatía hacia el ser humano”

Precisamente, ¿se atreverá Sánchez a decir “hasta aquí” y aplicar un 155 en Cataluña?

Eso no lo verá ni usted ni ninguno de nosotros. Cuando hablamos de que los separatistas, los podemitas o quien sea hacen lo que hacen, nos olvidamos de que todo esto tiene un origen, que es Pedro Sánchez.

Sin Pedro Sánchez esto no estaría sucediendo. Si Pedro Sánchez hubiera decidido otro tipo de alianzas las cosas no serían así. Recuerden el famoso “con Rivera no”. Rivera era la extrema derecha, era poco menos que la reencarnación de Falange. 

Ahora resulta que la extrema derecha es VOX. Bueno, es igual. El problema es el de un hombre que tiene una patología perfectamente tipificable en términos psiquiátricos, que es la del megalómano. Es un hombre que solamente se contempla a sí mismo y el resto le es exactamente igual. No tiene ninguna empatía hacia el ser humano. 

Por lo tanto todos los orígenes, culpas y responsabilidades de lo que está sucediendo tienen nombre y apellidos, que son Pedro Sánchez. A mí sinceramente, me parece un cobarde y un miserable.

pedro sánchez narciso

Para dejar ya a un lado Cataluña, ¿tiene solución con los medios y la educación en manos de los actuales Leviatanes o ya lo da por imposible?

A ver, todo esto pasa por algo más amplio. Y es, ya que hablan tanto de reformar la Constitución, reformular el Título que afecta a las autonomías. 

Las competencias como la educación, los medios de comunicación o la fuerza pública nunca deberían haberse dejado en manos de las comunidades autónomas. Es decir, la teoría de la comunidad autónoma entendida como una administración más próxima en el territorio al ciudadano puede ser perfectamente admisible y la podemos discutir.

Lo que no se puede admitir es que el Estado se fragmente en otros estados de taifas, porque automáticamente se conculca el principal derecho de cualquier Constitución, y singularmente de la nuestra: la igualdad entre todos los españoles.

No puede ser que un ciudadano de Andalucía necesite una tarjeta especial para que le atiendan en Cataluña porque la sanidad es diferente. No, el sistema sanitario ha de ser el mismo. Además eso sale mucho más barato. No es lo mismo comprar cada uno una caja de aspirinas que comprar 50, porque te van a hacer más descuento. Y esta desorganización se ha visto en la pandemia. Esto de la famosa cogobernanza no ha sido más que quitarse las pulgas de encima.

La educación ha de ser la misma para todos los críos y jóvenes en España. Lo contrario es atentar contra la igualdad y el derecho que tienen todos a recibir esa educación. Lo mismo le digo de las otras cuestiones; fuerza policial ha de existir una, planificación económica ha de existir una, y medios de comunicación han de existir, si es que han de existir, unos que sean iguales para todos.

Pero hemos consolidado un sistema que se fundamenta en la desigualdad, eso es profundamente fascista. Si hay algo desigual es el estado totalitario donde los de arriba viven muy bien a costa de que los de abajo vivan muy mal. Y eso ya lo hemos dado por bueno y por democrático.

“El Partido Socialista desapareció el día que llegó Sánchez a la Secretaría General”

Dice que Sánchez es peor que Zapatero, que ya es decir. El Partido Socialista será capaz de cambiar de rumbo o el heredero de Sánchez, si es que lo hay, continuará la línea descendente?

Si le soy sincero yo creo que el Partido Socialista desapareció el día que llegó Sánchez a la Secretaría General. Ya no queda nada del Partido Socialista. El Partido Socialista que algunos conocimos y militamos en él, de los Alfonso Guerra, Tierno Galván, Felipe González…con todos los defectos que se quiera y los errores cometidos, que no seré yo el que los niegue, pero eso ya no existe, ahora existe un partido sanchista. Y ese partido sanchista es un movimiento que gira alrededor de una sola persona y tiene más de peronismo que de socialdemocracia. 

Por lo tanto el Partido Socialista es imposible que pueda remontar. En primer lugar porque sus dirigentes no quieren que esto sea así. Los dirigentes como Lambán, por ejemplo, o el resto de varones territoriales, no tienen valor para plantar cara en el Comité Federal y decir “Mira Sánchez, chico, ya está bien”. Como no existe esa oposición interna desaparecerá cuando desaparezca Sánchez o cuando desaparezca el Partido Socialista de las “encuestas”. Ya no existe el Partido Socialista, eso se acabó.

Su bio de twitter reza que “no hay mayor pecado que el de no seguir al abanderado” Es un fragmento de una canción de Brassens versionada por Paco Ibáñez en la que también se canta “Y a la gente no gusta que uno tenga su propia fe”. ¿Cree que ese es uno de los grandes problemas de la sociedad actual, que la gente siga todo lo que dice su referente (político, deportivo, intelectual…cualquiera) sin pararse a pensar por sí misma?

Creo que es el gran problema de una sociedad que está más pendiente de los partidos de fútbol o de los programas del corazón que de acudir a la biblioteca que tenga más cercana. Nosotros somos un pueblo profundamente anti-político, por historia, por tradición, por escepticismo también. Pero somos un pueblo que también adolece de unas faltas tremendas de cultura.

Su usted sale a la calle y hace preguntas a la gente para un programa de televisión de cultura general básica, saldrá horrorizado. Y lamento decirlo, muchas veces esa incultura se produce más entre los jóvenes, los que en teoría son la generación más preparada, que entre las personas mayores que han tenido la oportunidad de ver y vivir algo. 

Esto a mí me hace pensar que seguir al abanderado es lo más fácil porque así no tienes que pensar. Te lo dan todo hecho y masticado, “este es el bueno, este es el malo” y con esto te ahorras pensar y vives más tranquilo en tu absoluta ignorancia.

Recuerdo que junto a esa frase, que es del poema ‘La mala reputación’, existe una frase de Goya que a mí también me gusta mucho repetir, que es que “el sueño de la razón engendra monstruos”.

«El sueño de la razón produce monstruos», grabado n.º 43 de los Caprichos (1797-1799) – Francisco De Goya

Dice creer en la gente humilde y trabajadora. Entre toda la clase política actual, ¿cuánta gente humilde y trabajadora ve? Usted puede aportar una mayor perspectiva que yo, ¿años atrás había más?

Creo que antes había más que ahora. Ahora la clase política se ha profesionalizado en el sentido peor del término. Pero creo que sí hay gente humilde y trabajadora, lo que pasa es que, por desgracia, no están en los puestos de decisión. No son los que están en la sala de máquinas haciendo funcionar el barco, ni muchísimo menos en el puente dirigiendo el rumbo.

Y es normal, porque este es un país de hacer pasillos. Una de dos, o estás trabajando o estás haciendo pasillos, las dos cosas a la vez no se pueden hacer. Entonces llega el que hace pasillos, el que se trabaja las relaciones, el que adula…El que está a lo suyo, cumpliendo con su obligación, pues es muy difícil que pueda llegar.

Pero sí, yo creo que generalizar y decir que el 100% de la clase política son todos iguales…no. Lo que sucede es que la parte que es salvable, yo me pregunto qué están esperando para reaccionar.

“Toda la fiesta de estos caballeros la pagamos nosotros a diario”

También dice en su página web que nació bastante perplejo, después de todo lo que estamos viviendo, ¿le sigue sorprendiendo algo o, como yo, ya está curado de espanto?

Creo que la perplejidad es un estado natural en el ser humano. Cuando nacemos no sabemos muy bien dónde estamos y la muerte siempre nos coge a todos con una gran perplejidad. Nadie espera que se va a morir y todo el mundo dice: “¿pero cómo, me toca ya? ¿No le puede tocar antes a mi cuñado?

Entonces, la perplejidad es un estado natural en el ser humano y no me parece mal. Esa capacidad de asombro evita el panzismo, que es el conformismo, el aceptarlo todo, el “ah bueno, pues esto ya debe ser normal”.

Yo sigo siendo una persona perpleja. Y claro, junto a esto también le diré que soy una persona muy indignada respecto a las cosas que tenemos que ver y pagar. Porque no olvidemos que toda la fiesta de estos caballeros la pagamos nosotros a diario.

Tengo entendido que es admirador de Dumas cuya obra magna sea seguramente el Conde de Montecristo, novela que trata temas como la injusticia, la venganza, la piedad y el perdón. España es muy de injusticias y venganzas. Una vez que dejemos atrás, Dios me oiga, la situación que atravesamos, ¿cree que seremos capaz de dejar paso a la piedad y el perdón?

El odio está muy arraigado en este país. Somos un país de odios africanos, no en vano durante ocho siglos la cultura árabe estuvo en esta tierra. Es difícil, no cuesta mucho perdonar, mucho.

En el fondo, perdonar significa decir: “bueno, me voy a poner en la piel del otro y ver si de esta manera conseguimos que no vuelvan a suceder las cosas tan terribles que han sucedido”. 

Y fíjense, aunque de manera interesa por parte de esa pseudoizquierda, estamos ahora con el debate de la Guerra Civil, que acabo en 1939, y estamos en el 2021. A poco de celebrar un siglo. Y todavía los odios, los “tuyos” y “míos” los “porque tú hiciste pero los otros hicieron más”…

Miren, las balas no llevan uniforme. Una vez dije esto en ‘La Sexta noche’ y creo que a muchos les sentó mal. Pero yo dije que, a mí, la bala que asesina a García Lorca, me parece tan execrable como la bala que puede asesinar a Muñoz Seca en Paracuellos del Jarama. Las balas, o son todas iguales o entonces estamos estableciendo diferencias en función de quién lo hace. “Ah bueno, tú le has pegado a ese, pero es que ese es de los malos y si es de los malos ya les puedes pegar”.

No no no, esto no función así. Por lo tanto en España va a ser muy difícil, todo esto pasa por la educación. Una educación en unos valores. Que hoy por hoy parecía que se habían conseguido implantar; valores de respeto, de empatizar con el otro, de ponerte en su lugar…Y todo esto está desapareciendo por el “este es tu enemigo, ese es el malo, a ese hay que odiarlo, hay que hacer un cordón sanitario contra este partido o contra el otro”.

Hemos retrocedido casi 40 años en ese sentido.

“Todo gira alrededor de su Pedridad

Desde Rincón Bravío siempre tratamos de insuflar esperanza a nuestros lectores, ¿acabará el Gobierno la legislatura o esas rencillas internas pueden acabar dinamitándolo? 

Sánchez en estos momentos tiene un problema. Y es que sabe que el enemigo lo tiene en casa y que, en este momento, Iglesias para él es un lastre. Pero también sabe que el coste de orden público que le supondría prescindir de Iglesias, y lo que iba a suceder en España, no le conviene.

En Europa le está apretando muchísimo. No paran de llegar mensajes de “por favor, creen ustedes comisiones para supervisar que el uso de los fondos sea adecuado”. Esto no está pasando en ningún otro país de la Unión Europea eh. Nos lo están diciendo a nosotros porque nadie se fía de este Gobierno, y es normal.

Todo esto puede suceder si Sánchez lo decide. Estamos en lo de siempre, todo gira alrededor de su Pedridad. Si Pedro Sánchez decide que le conviene más prescindir de Iglesias que mantenerlo, lo hará. Que piensa que puede aguantar toda la legislatura capeando, también lo hará. 

Aquí somos incapaces de hacer, como en Alemania, una gran coalición entre socialdemócratas y conservadores. En Alemania tenían el mismo problema y mire, están funcionado como un tiro. Y es un gobierno integrado por los dos partidos tradicionales, uno de derechas y otro de izquierdas.

Aquí todo eso es imposible. A mí me parece que no se sabe muy bien lo que va a pasar, pero que pase lo que pase, pasará por Sánchez.

Dejemos atrás ya estos temas escabrosos. ¿Esa afición por la pipa le viene de Sherlock Holmes o de otro lado?

Me viene desde los 14 años, cuando me dirigí a mi padre, que en paz descanse y le dije “mira papá, yo es que quiero fumar en pipa”, y el hombre todavía se debe estar riendo en el otro mundo. Me dijo “ah, pues muy bien, pues yo te la compro”. La primera vez me produjo un mareo indescriptible y mi padre, el pobre, pensó que con eso habría escarmentado. 

Pero no no, perseveré y, salvo un lapso de tiempo cuando nació mi hijo, que ahora ya tiene 25 años, por respeto al crío cuando era pequeñito no fumé. Pero después volví a coger el hábito y aquí me tiene con 62 y la pipa en ristre.

¿Queda bravura en España?

Queda menos bravura de la que debería y más de la que muchos políticos creen. Porque España tiene casta.

“El Infierno sería tener que compartir piso con Pablo Iglesias e Irene Montero”

¿Qué sería lo más parecido al Infierno para Miquel Giménez?

El Infierno sería tener que compartir piso con Pablo Iglesias e Irene Montero. No me cabe en la cabeza peor compañía ni tormento mayor que tener que aguantar a esta gente.

Decían que el Infierno siempre son los demás. Yo creo que el Infierno lo llevamos todos dentro, pero cuando tienes que compartir la vida o un tramo de tu existencia, o trabajo, con personas con las que no tienes absolutamente nada que ver, y además te parecen funestas, es el peor Infierno que puedes imaginar.

Aunque de todas formas yo ya vivo en una especie de Infierno que se llama Cataluña.

¿Y al Paraíso?

El Paraíso lo tengo en cuanto cierro la puerta de mi casa. Mi Paraíso es mi casa, es mi mujer, son mis libros, mis aficiones, dibujar y escribir. Ahí es donde yo me siento cómodo.

El peor castigo que a mí se me podría aplicar no es la pena de muerte, sería que me dijeran “de ahora en adelante usted no va a poder estar ni con su mujer, ni en su casa, ni va a poder leer sus libros”. Eso a mí me mataría.

Y encima en Galapagar.

Exacto ja ja.


Nuestro desGobierno se ríe de la condena a Sarkozy

CARLOS LUQUE FLÓREZ

En primer lugar otorgaré al lector desinformado un mínimo de contexto. El expresidente de la República Francesa, Nicolas Sarkozy, ha sido condenado a tres años de cárcel por corrupción y tráfico de influencias.

Eso sí, Carla Bruni no quedará desamparada, pues no veremos al expresidente francés entrar en prisión; se le ha permitido cumplir la sentencia en su domicilio y con medidas de seguimiento electrónico.

No soy jurista así que resumiré brevemente el caso: la Justicia francesa reprocha a Sarkozy “haber utilizado su estatuto de antiguo presidente de la República y las relaciones políticas y diplomáticas que tejió cuando estaba en ejercicio para gratificar a un magistrado que había servido a su interés personal”. El Tribunal añade como agravante que «que quien cometió los hechos en cuestión fuese alguien que, cuando ocupó la jefatura del Estado, era “el garante de la independencia de la Justicia”».

Si bien es cierto que, para ser fieles a la verdad, he de destacar que monsieur Sarkozy tiene otras causas abiertas, bastante graves, tales como financiación ilegal, así que su horizonte judicial parece poco halagüeño.

Sarkozy
BENOIT TESSIER – REUTERS

He de reconocer que como buen español soy reacio a todo lo que venga de nuestros vecinos norteños, pero al leer la noticia relativa a la condena de Sarkozy sentí cierta envidia. Parece que en Francia la Justicia sí es ciega y justa. Cabe recordar también que Francia está llevando a cabo una investigación sobre la gestión de la pandemia que ha propiciado hasta el registro del domicilio de Olivier Véran, ministro de salud galo.

Bien, al leer con poca profundidad los motivos de la condena al expresidente franco no pude evitar pensar en qué pensarían Sánchez y los suyos al conocer la información, si es que tienen tiempo para ojear la prensa…

A ese binomio del mal que conforman Sánchez e Iglesias se les debió escapar una carcajada al enterarse de que un político pueda ir a la cárcel por tráfico de influencias. Me los imagino pensando: «Mira que tonto el franchute este».

Es imposible no pensar en el ministro Ábalos pensando «por que tonterías van a la cárcel fuera de aquí». O en Irene Montero diciéndole a su pareja «jo tío, ¿cómo es que en Francia les condenan por nuestro día a día». La imagen de Salvador Illa sí que la proyecto acongojada.

Ábalos

En fin, los Delgado y compañía han corrompido hasta tal punto la Justicia que miramos con asombro como un país fronterizo ejecuta las leyes y condena a alguien por delitos tipificados en nuestro Código Penal. Todo esto en menos de un lustro.

Mientras el Tribunal Correccional de París condena a un expresidente de su República por «tráfico de influencias» en España el Consejo de Ministros parece una agencia matrimonial.

Mientras el Tribunal Correccional de París condena a un expresidente de su República por «tráfico de influencias» en España el presidente del Gobierno se lleva a todos sus amigos de vacaciones, los alberga en Patrimonio Nacional, a gastos pagados por supuesto, y después se ríe de nosotros diciendo que no sabían cuantos eran. Además, caso extraño es el amigo o familiar de Sánchez que no ha sido colocado a dedo.

Mientras el Tribunal Correccional de París condena a un expresidente de su República por «tráfico de influencias» en España la Fiscalía archiva las denuncias contra el ministro de Sanidad por su criminosa y dolosa gestión sin ningún fundamento jurídico.

Mientras el Tribunal Correccional de París condena a un expresidente de su República por «tráfico de influencias» en España vemos con buenos ojos las extrañas y millonarias concesiones a dedo que el señor Illa facilitaba a opacas empresas desde su ministerio.

Mientras el Tribunal Correccional de París condena a un expresidente de su República por «tráfico de influencias» en España aceptamos que el partido que lidera el Vicepresidente del Gobierno tenga frentes judiciales abiertos y que la supuesta malversación y cohecho sea algo casi inherente a sus siglas.

Mientras el Tribunal Correccional de París condena a un expresidente de su República por «tráfico de influencias» en España permitimos que no exista separación de poderes y nuestro presidente se vanaglorie de ello en la radio pública.

Mientras el Tribunal Correccional de París condena a un expresidente de su República por «tráfico de influencias» en España tenemos como Fiscal General del Estado a «la que bebe de la copa» de uno de los jueces más corruptos de la historia de nuestra democracia.

Mientras en Francia hay Justicia, en España está prostituida.


~El sumario del agravio~ 16-28 de febrero del 2021

CARLOS LUQUE FLÓREZ

Continuamos esta sección, patrocinada por el desGobierno de España, para refrescar la mente de todo aquel que nos regale su tiempo y decida leernos.

Tenemos motivos de sobra para indignarnos cada día con el actual Gobierno. Tenemos tantos que muchas veces consiguen hacernos olvidar. Tapan un escándalo con otro de similar índole.

Odiamos ver como España olvida. Por eso, desde ‘El sumario del agravio’, repasaremos de forma somera algunos de los escándalos que cada día nos regalan nuestros gobernantes. En tiempos normales se exigirían responsabilidades, pero hoy es el pan nuestro de cada día.

16 febrero

El juez urge a Podemos a que aclare si las subidas de sueldo del tesorero y la gerente fueron autorizadas. Juan José Escalonilla hace días que es un facha peligroso…

-Podemos pedirá a Justicia el indulto de Pablo Hasél. Siguen prevaricando desde el Gobierno. ¿Consecuencia de que incluso un partido de Gobierno declare que un delincuente reincidente es encarcelado? Graves disturbios en Barcelona para protestar contra la entrada en prisión de Hasél.

-Mientras los de Iglesias hacen ruido para tapar sus continuos escándalos…Juan Carlos Monedero imputado en el ‘caso Neurona’.

-La Fiscalía investiga a Vox por incitación al odio tras una denuncia de las comunidades islámicas. ¿De quién depende la Fiscalía? Pues eso.

Montero estudia el «estrés» que les provoca a las chicas ser consideradas «frescas» o engordar 5 kilos». HUEVO DE FABERGÉ.

-«El PSOE promete a Bildu la gobernabilidad del País Vasco si sigue el ejemplo de ERC». Dime con quién andas…

-Mientras los hosteleros son obligados a cerrar y no reciben ayuda alguna: «Sánchez eleva un 18% la partida de ‘bonus’ para sus asesores porque hubo «2 prórrogas presupuestarias»»

17 febrero

Monedero no declaró a Hacienda 7.010 € tras participar en un Consejo Latinoamericano izquierdista con Kirchner y Garzón.

Podemos desvió otros 30.000 € de los fondos electorales a la fundación de Monedero.

-La Policía descubre que Juan Carlos Monedero amortizó su hipoteca con la comisión de Neurona.

-El juez Juan José Escalonilla acredita que Neurona utilizó fondos que cobró de Podemos para hacer pagos sin contratos.

Dina Bousselham traga con la versión de Iglesias y acepta que entrara en su móvil «por la confianza»». «La morita» sigue tragando. Pero no nos engañan.

-Podemos, partido de Gobierno, alienta las protestas en apoyo al delincuente reincidente Pablo Hasél en plena ola de disturbios en Madrid y Barcelona. Con cientos de muertos al día por coronavirus azuzan a la gente a atacar a las FCS. «Sanitarios currando y ricos contagiando» decían otrora.

-El Vicepresidente Iglesias se refiere a la Prensa como “brazo mediático del poder” y pide “elementos de control”. Pablo, tú eres el poder. Pablo, a ti te crearon los medios.

El Gobierno intenta zafarse del cerco por el ‘caso Isofotón’: «Son mentiras»«. Tic Tac…

El Supremo confirma dos años de cárcel para el exlíder del PSOE en Melilla por fraude electoral.

Machismo institucional de Irene Montero: recorta un 33% los fondos contra la violencia de género a Andalucía». 450 millones pero sólo para amiguetes, para Andalucía no, ¡que gobiernan los fachas!

Marlaska rechaza un reconocimiento especial para los policías que lucharon contra ETA. Poderoso caballero es don Dinero, ¿verdad, Fernando?

Manifestaciones comunistas Pablo Hasél
Sustrato ideológico de las manifestaciones pro-Hasél

18 febrero

-IU, partido de Gobierno, acusa a la Policía de hacer un «uso excesivo de la fuerza y la provocación» en los disturbios por Hasel.

-Podemos no condena los disturbios mientras la campana Marisú exculpa a Echenique de apoyarlos.

-Unidas Podemos registra la petición de indulto de Hasél en plenos disturbios de sus partidarios. ¡Prevaricando que es gerundio!

19 febrero

Una diputada de Más Madrid ha cobrado como parlamentaria con dedicación exclusiva mientras estaba de baja.

TVE manipula unas imágenes para acusar a la Policía de arrollar a un manifestante pro Hasél con el coche patrulla. Pablo Iglesias sonríe.

-Marlaska acerca al País Vasco a los asesinos de los socialistas Lluch y Pagazaurtundua.

20 febrero

-Día de descanso para el desGobierno. Deben estar muy ocupados lanzando adoquines a la policía pidiendo la libertad de un delincuente.

21 febrero

-Hasta el momento 44 agentes de la Policía Nacional han resultado heridos durante los disturbios pro Hasél mientras Marlaska no dice ni mu.

Iglesias no condena la violencia pro-Hasél y además comparte un artículo que dice que se «exagera».

22 febrero

-Irene Montero llama a otro 8-M masivo pese a los contagios de la covid. ¿Recuerdan aquello de «sanitarios currando y ricos contagiando»?

El juez que imputó a Monedero detecta al menos tres irregularidades en Podemos. ¿Y de lo de «apertura de juicio oral, dimisión inmediata» les queda algo?

Simón admite un año después que un confinamiento antes del 8M hubiera reducido las muertes. ¡Salta la sorpresa en la Nueva Condomina! No se podía saber…

El Parlamento Europeo pide explicaciones a Pablo Iglesias sobre los abusos a menores tuteladas en Baleares. Manda narices que tengan que llegar de fuera para investigar los escándalos nacionales. Qué absoluta vergüenza.

23 febrero

La Audiencia Provincial de Madrid reabre la investigación de la caja B de Podemos y acepta a Cánovas como acusación. «Apertura de juicio oral, dimisión inmediata».

Caso Isofotón: la juez investiga otras ayudas millonarias acordadas por María Jesús Montero y Juan Espadas». Tic Tac, Marisú.

24 febrero

La Fiscalía pide investigar si Iglesias y Montero usaron de niñera a una miembro de Podemos. Hace unos años esta noticia sonaría a chiste, hoy es peccata minuta.

La ex senadora de Podemos que logró reabrir el caso de la ‘caja B’: «Creí que mis donaciones iban a fines sociales, pequé de ilusa«». Podemos tiene más causas abiertas de las que somos capaces de recordar.

Sánchez reconoce ahora errores y mantendrá el estado de alarma hasta mayo…Y a la vez: ¡Franco autoriza manifestaciones el 8-M de hasta 500 personas! ¿Eso no es un error no?

-El PSC propone al resto de grupos en el Parlament un cordón sanitario a Vox. Dice esto el socio del que habla de «democracia limitada».

-Podemos utiliza a Marlaska para conseguir información sobre seguridad nacional del ‘caso Kitchen’. ¿Marlaska es pasivo?

25 febrero

-El Supremo cita como investigado al secretario de organización de Podemos. ¡Ya se nos había olvidado!

Iglesias contrata ‘a dedo’ por 17.000 € a una asesora de Podemos como consultora de la Agenda 2030. Nepotismo por bandera.

-Igualdad impulsa las marchas del 8M pese a que los informes del Gobierno las califican de «alto riesgo».

-Otra socialista y el ex secretario de Juventudes del PSOE, a prisión por robar a trabajadores andaluces. El chiringuito socialista andaluz sigue sin defraudar.

-Podemos veta una declaración del Congreso contra la violencia en las protestas por el delincuente Hasél. Dime con quién andas…

-«Echenique no renuncia al ‘infectódromo’ y desafía a Sanidad: «Iremos a las manifestaciones del 8M»». El feminista que explota a trabajadoras sin darles de alta en la seguridad social.

Simón dice que hay más riesgo debajo de un paso de Semana Santa que en una manifestación del 8M. Lo de Don Simón no tiene nombre. Pongan ustedes el calificativo que mejor les parezca.

26 febrero

-Descubrimos una campaña propagandística del Gobierno con fotos de Ábalos en vagones del AVE.

«Interior “premia” con el acercamiento al País Vasco del etarra que quiso asesinar al Rey Juan Carlos.»

Marlaska saca de la cárcel de Córdoba a la asesina etarra Egües Gurruchaga para acercarla a su familia». Desmemoria, indignidad e injusticia.

-«Las feministas de Podemos convocan el 8M cuatro ‘infectódromos’ de hasta 500 personas en Madrid». Cú-cu.

-El Gobierno amenaza con sanciones a los convocantes del 8M pero no disolverá las manifestaciones. El Gobierno amenaza al Gobierno.

El Gobierno abandona el liderazgo europeo de la presión democrática sobre la dictadura de Maduro. Dime con quién andas…

27 febrero

Irene Montero agita el 8M con charlas sobre «insurgencia» en el Ministerio«. 12 meses y cien mil muertos no son suficiente aprendizaje para esta inútil.

28 febrero

Colau y el consejero de Interior catalán tardan 15 días en reunirse para analizar la violencia en Barcelona. Debe ser más importante organizar manifestaciones feministas.

Iglesias no condena la violencia en Barcelona pero sí promociona su charla con un historiador«. A quien le siga sorprendiendo algo del infecto Vice que se lo haga mirar.

-IU, no olvidemos que es un partido de Gobierno, defiende a Maduro y tacha de «provocación» y «error» la visita de Laya a la frontera de Venezuela.

-El socialista Blas Acosta dimite como presidente del Cabildo de Fuerteventura acosado por la corrupción. La corrupción socialista no se escapa de Canarias. ¿Han escuchado la noticia? Apuesto a que no. Que sigan hablando del mancebo Hasél.


EL HERÓE ~Recuerdos de niñez~

JOAQUÍN ECHEVERRÍA ALONSO

Era primavera, la misa estaba a punto empezar, la iglesia coronaba la colina o así al menos se veía desde la Villa. Estaba situada en un llano al final de la cuesta que llamábamos la Carreterona, era de piedra gris, supongo que de caliza, tal vez arenisca, no sé, no muy carcomida, apenas era del siglo XVII; en la entrada principal tenía un portón y tras él un soportal como tantas otras, y una torre situada simétricamente en el fondo oeste de la iglesia. La mañana era soleada y yo estaba alegre, rodeado de niños endomingados.

La iglesia se había quedado fuera de la villa, ya que ésta había crecido en los últimos 100 años. Al comienzo la villa propiamente dicha estaba en la falda de la montaña con la iglesia al borde, en una zona más o menos llana unos 100 metros por encima del valle del río Sella.

El valle del río hasta el siglo XX se había preservado para la agricultura y solamente tenía dos aldeas de muy pobre importancia ubicadas en los bordes del Valle. La aldea de Contranquil al norte del río Güeña, separada por el mismo del resto de las pobladuras. En la zona de la Morra, en el desfiladero del Güeña, en la margen sur había otra pequeña aldea y por último estaba Cangues de Arriba en el barrio donde se situaba la iglesia descrita.

Morra de Lechugales
Cumbre de la Morra de Lechugales. (Goyo Arranz)

En los tiempos de la historia ya Cangas estaba en el valle del Sella, ocupándolo por completo en su margen sur del río Güeña y solamente se habían respetado como tierras de labor las de la zona de Contranquil, donde el río Sella adoptaba el nombre de Golondrosu, el borde del valle que llamábamos el Rigüetu y estaba comunicado con la villa nueva por medio de una pedrera que permitía, saltando de piedra en piedra, pasar el río sin mojarse.

En el costado posterior de la iglesia había árboles que supongo serían centenarios, grandes tilos verdes. Entre los tilos y la nave de la iglesia quedaba una zona amplia, donde los niños jugábamos al pañuelo o a lo que nos pareciera en cada momento.

La entrada principal con una explanada aterrazada, contenida por un muro de unos cuatro metros de alto que la sostenía y separaba de una calle inferior que la circunvalaba.

Próximos al muro de cierre del campo de la iglesia había unos plátanos de sombra, podados para conseguir una copa redonda, que creaban un ambiente adecuado para protegerse los días de sol. El día era luminoso los niños vestidos de domingo estábamos dispersos por la explanada. El catequista jefe charlaba con los mayores, también hacían corro las catequistas, mujeres de todas las edades a las que se consideraba incasables según creencia popular.

Las monjas de la catequesis permanecían en la iglesia poniendo orden después de que los niños hubiéramos colocado las sillas en círculos, donde nos instruían nuestros catequistas.

El ambiente de domingo era muy alegre los niños y las niñas con su ropa más cuidada, muchos de ellos de blanco, pantalones cortos, faldas con vuelo, blusitas y jerséis ligeros; eran el atuendo más característico.

El mercado del ganado también estaba en esta explanada de la colina, pero distante en la zona de la capilla de San Antonio. Allí como todos los domingos dentro del bosque de Robles se comerciaba con vacas y caballos. Las ovejas estaban en otra zona más distante aún de la iglesia y los cerdos en el Mercau los Gochos ya cerca del valle.

Capilla de San Antonio

Cuando faltaban unos minutos para el comienzo de la misa vimos venir a lo lejos una vaca espantada que huía de la zona de la feria, todos nos cobijamos bajo el soportal de la puerta trasera de la iglesia, puerta noble por la que sólo podían entrar los hombres que se situaban en los bancos en la parte trasera.

Allí rebosábamos los catequistas y catecúmenos. Pero alguien vio que un niño pequeño corría asustado por la plaza en dirección contraria a la que traía la vaca, huyendo de ella. Los catequistas que rondarían los 35 años dijeron: -Hay que coger a ese niño, lo va a pisar la vaca. 

Pero nadie se movía. Yo no era de los mayores, pero salí de entre el barullo y corrí hacia el niño que iba perdiendo terreno e iba a ser alcanzado por la vaca. Lo tomé en brazos y corrí intentando alejarme. 

Emboqué un camino estrecho que conducía a unas casas de Cangas de Arriba. Pero la vaca me tomó como señuelo y corrió tras nosotros.

Volviéndome, vi que la vaca nos ganaba terreno y terminaría alcanzándonos. El niño pesaba lo suficiente como para impedirme correr deprisa y al tener los brazos ocupados, no podía moverme con soltura.

El camino estaba enmarcado por ribazos en los que había huertas. Con el niño en brazos me era difícil saltar y quitarme del camino que traía el animal espantado. Sin tiempo para pensar deje al niño en un ribazo y seguí corriendo más ligero, al llegar a las primeras casas observé que una de ellas tenía el cuarterón superior abierto. Salté por encima del cuarterón inferior y me introduje en el zaguán de la casa. En segundos la vaca alcanzó el lugar donde me había refugiado, se paró un momento, metió la cabeza por el hueco y al no ver nada en el interior de su interés siguió su marcha ya más tranquila.

Yo volví a la iglesia, con el niño de la mano. Allí habían estado todos atentos a la peripecia que apenas había durado un minuto o dos y pude observar la atención puesta en mí pero ni los catequistas, ni los catecúmenos, dijeron una sola palabra elogiosa. Alguno de los rapazuelos se permitió alguna broma sobre cómo corría y el miedo que tenía cuando me perseguía la vaca.

Pasé la misa con cierta sensación de desazón, pero luego todo trascurrió como un domingo más. Esa tarde me fui con mi hermano al cine y ya nadie se acordó más de lo que pudiera considerarse la situación cómica o el acto de un muchacho atolondrado. Yo por el contrario me sentí como un héroe que evitó que un niño fuera pisado por una vaca espantada de la feria. Cosa que no sería la primera vez que pasara, ni tampoco la última.


La arquitectura es contexto ~Repartiendo arte~

Biblioteca, Gando, Burkina Faso. (Francis Kéré, 2010- en curso)

MANUEL LIEDANA DE OTAZU

La arquitectura necesita un contexto. Un contexto a todas las escalas, si no se cae, se desmorona en ese intento de ser obra de arte, y lo que iba a ser arquitectura, termina siendo una simple construcción.

Podríamos hablar del contexto social de la obra de arquitectura, del contexto territorial, o del contexto histórico… Cosas a las que la obra debe atender y estar sujeta, pero de las que no tiene un gran interés hablar a no ser que se analice una obra; que no es el objetivo del artículo de hoy. No, quiero analizar este contexto en el ámbito más artístico y constructivo.

Aunque la obra de arte muchas veces sea el dar rienda suelta a la imaginación, esta necesita de unos límites, unas reglas del juego por así decirlo, un contexto. Como la música se ajusta a la partitura, o la obra literaria se ciñe a una lengua, la obra de arquitectura debe hacer lo mismo.

Estas “normas”, por llamarlas de alguna forma, son tan concretas en algunos aspectos, como difusas en otros. Son concretas en esos aspectos de Firmitas y Utilitas que comentábamos en el artículo pasado, no puedes hacer un voladizo de 50 metros, no puedes, punto. Llegará un día en el que el contexto cambie y la tecnología avance, y entonces se podrá, pero de momento, no.

Pero, en el ámbito más formal, en el más artístico, esa Venustas de la que hablamos, ¿hay algún límite? Les seré sincero, no creo estar capacitado para dar respuesta a esa pregunta, así que me voy a sujetar en el contexto artístico. Me voy a intentar apoyar de un ejemplo para explicar esto, que no es fácil.

Reforma Notre Dame de París

El otro día vi esta cosa, siento que la hayan tenido que ver ustedes también, pero creo que es más visual así. Sí, se trata de uno de los proyectos de restauración de Notre Dame, y al parecer tiene algunos apoyos. ¿Qué les parece? No quiero influir en su opinión, pero a mí se me revuelven las tripas.

Bueno, antes de explicar nada es importante hacer una distinción, la RAE define restauración como “reparar, renovar o volver a poner algo en el estado o estimación que antes tenía” y define reformar como “volver a formar, rehacer”. Y lo que necesita Notre Dame es una restauración.

Dicho esto, empecemos, hablábamos de que la arquitectura tiene unos asideros en el contexto del arte que la ayudan a tomar una forma, bien, pues aquí lo que se hace es soltarse de esos agarres, y tirarse al vacío. Es verdad, que, en la actualidad, construir en cualquier otra circunstancia algo gótico carecería de sentido y no tendría interés. Pero, esto es una restauración, no una reforma, y, por tanto, se ha de atender a lo preexistente.

Por hacer una comparación, es como si a “El Quijote” se le quemaran un par de páginas y se sustituyeran con las novelas de “Crepúsculo”.


El desGobierno de España es una manada de avestruces

CARLOS LUQUE FLÓREZ

La comparación es obvia. Nuestro no-querido Gobierno es experto en no asumir responsabilidades ni prevenir problemas hasta que se da de bruces con ellos. Llegado el caso su defensa se basará en “no se podía saber” o “la culpa es de Ayuso”, quizá lleguen a recurrir a “esto es por El Rubius”.

El mayor ejemplo de “esconder la cabeza como un avestruz” es obviamente el coronavirus. Pero hay muchos más, demasiados para un país avanzado y para un Gobierno que cuenta con miles de asesores. Podríamos enumerarlos pero no tengo ganas de alterarme ni usted tanto tiempo para leerme.

En ‘Analogías varias’ buscamos ir más allá de lo obvio. ¿En qué más se parece el avestruz y el desGobierno?  

¿Cuántas veces hemos escuchado la expresión “no escondas la cabeza como el avestruz”? Frase absurda que hace referencia al supuesto comportamiento del ave cuando afronta un peligro. Digo que es absurda porque es un mito popular.

La recurrente frase ha sido tan manida que todo el mundo atribuye la cobardía y un comportamiento ridículo al avestruz, cuando realmente ante el peligro lo que hará será huir a 70 kilómetros por hora, si lo ve plausible, o enfrentarse ferozmente al depredador con sus largas y pesadas patas. En fin, no soy Felix Rodríguez de la Fuente así que volvamos al tema: el desGobierno de España es una manada de avestruces

Del mismo modo que “esconder la cabeza como un avestruz” forma parte del acervo popular y es una mentira, también es un mito que la izquierda se preocupe del obrero y luche por sus derechos y bienestar. Cuando la izquierda llega al poder se preocupa de que sus representantes coman más y mejor. Hasta ahí llega su “dignidad social”.

Casa Pablo Iglesias

Lo mismo sucede con las alas del avestruz, son prácticamente un adorno, diríase sin conocer la especie que puede volar, sin embargo no le sirven para alzar el vuelo, son un engaño.

Así actúan nuestros gobernantes, son pura fachada y discursos vacíos que no sirven para nada más que para adornar su penosa gestión. Un avestruz, por mucho que agite las alas, nunca va a echar a volar, un socialista o comunista, por mucho que intente gobernar, nunca va a hacerlo bien. Lo imposible es imposible. 

Nombradas ya las alas podemos seguir examinando el extraño cuerpo del ave. Concordarán conmigo en que, por encima de las kilométricas patas, lo que más llama la atención del avestruz es su largo cuello, que además de extenso es flexible. Lo que les permite alzarlo para llegar a árboles o adaptarlo y acceder cómodamente al suelo. También en eso es experto Sánchez y los suyos. Cambian su forma de actuar en función de lo que les convenga en cada momento. 

El avestruz es un animal nómada. Cambia de escenario según le convenga, ¿les suena? “Si quiere le digo 20 veces no”, “no pactaré con Podemos” “no dormiría tranquilo” y un largo etcétera son la sabana por la que se mueve el líder de la manada. Por suerte, cada vez engañan a menos gente.

Aunque se parezcan ente sí hay distintos tipos de avestruz. Me queda la duda de si en el Consejo de Ministros ocurre lo mismo. Algunas avestruces pueden parecernos más majestuosas que otras, otras tienen un plumaje más bonito, las hay más inteligentes…Pero al final no dejan de ser lo mismo, un bicho alto con patas largas, cuello alargado y plumaje voluptuoso. Inevitable pensar en ministros como Calviño o Robles, quienes de vez en cuando regalan un arrebato de teatralizada dignidad, pues al final no se van ni con aceite hirviendo.

Regresemos al titular del artículo y hablemos de las manadas de avestruces. La estructura social de sus rebaños es peculiarmente parecida a la de nuestro gobierno. 

Si se dan las circunstancias las avestruces pueden convivir en grupos de hasta 50, ¿circunstancias tales podrían ser el querer reírse de los españoles en plena crisis y despilfarrar cantidades ingentes del erario público en 22 ministerios? Pío.

En todos los grupos de avestruces hay un Sánchez dominante, digo, macho. No obstante, pueden aparecer machos más jóvenes con moño o coleta que quieran el dominio de la manada.

Eso provoca brotes de comportamientos agresivos, pero la mayoría de veces quedarán sólo en advertencias como silbidos o alas expandidas para mostrar la jerarquía. Simples amenazas para marcar, porque la realidad es que la mayor parte del tiempo las avestruces viven en armonía y disfrutan de la compañía de sus congéneres. Será muy difícil ver la ruptura de una manada, todo queda en sustos. 

Sánchez Iglesias

Saben que me gusta insuflar esperanza al final de cada analogía así que busquemos el lado bueno de las cosas.

Aunque hay muchos tipos de avestruces, por desgracia para la especie y para el mundo muchas de ellas están en peligro de extinción. Por fortuna para nuestra analogía eso nos indica que a pesar de su “grandeza” y potencia pueden acabar desapareciendo.

La causa de la extinción de varios tipos de avestruz es debida a la alteración de su hábitat. Lo mismo sucede con el socialismo y el comunismo. Son muchos los necios poco formados que apuestan por ellos cuando están en la oposición. Sin embargo, en cuanto tocan poder, su legitimidad y apoyo popular no tarda en desmoronarse. 

El hábitat natural de un sanchista-podemita no es el gobierno. Es, a lo sumo, la oposición. No me cansaré de decir que la izquierda vive de la confrontación y polarización de la sociedad, llegando a reducir la lucha a lo absurdo. Y cuando tienen que tomar decisiones su gallardía y eficacia cae por su propio peso.

¡Lo olvidaba! Como muchas aves, los machos bailan para atraer a sus hembras. Otros son más de ofrecerles ministerios.

«Todos debemos ir engrosando ese pequeño ejército, ¡Qué el día de mañana se considerará un ejército heroico!, mucho más que los que lucharon con las armas en la mano: el ejército de los que un buen día dijeron que había que hacer algo para proteger a una Madre que no se queja, que nos ha dado todo lo que tenemos, ¡y a la que estamos matando…!»

Félix Rodríguez de la Fuente

¿Las apariencias engañan?

JUAN SEGURA NUEZ

Estás en Polonia a más de dos mil kilómetros de tu casa. Un día de mucho frío y aún más nieve, haciendo un poco el tonto con tus amigos, te haces daño en la espalda y no puedes ni caminar. Te intentas convencer de que no será nada, pero, por si acaso, decides ir al hospital.

Unos amigos te llevan a urgencias en volandas, porque no te puedes poner de pie. La sala está llena, no sabes dónde sentarte y no te atiende nadie. Tampoco hablas polaco, lo que complica un poco más la situación. Gracias a otro simpático paciente que te hace de traductor, logras que alguien de recepción te registre, aunque te avisan de que hasta dentro de cuatro horas lo más seguro es que no te vea nadie.

Seis horas después te pasan a una sala con otras cuatro personas. Todas ellas mirando a un ordenador. Adivinas que uno de ellos es médico porque te empieza a hacer preguntas, aunque no se ha presentado y se ríe de ti por no hablar polaco. Te sacan sangre y una chica en pantalones de camuflaje militar y una sudadera varias tallas más grandes de lo que debería te sube a una silla de ruedas y te dice que la acompañes: es una celadora del hospital que te lleva a hacer una radiografía.

De nuevo te abandonan en una sala y te piden que esperes un rato más. Sin embargo, a las 5 de la mañana, más de diez horas después de haber llegado al hospital, pides irte viendo que nadie se hace cargo de ti.

Te vas porque te cansas de que nadie te atienda. Puedes llegar a entender que haya retrasos, pero no el desconocer qué médico se encarga de ti. Ni siquiera sabes quién es médico y quién no.

Cuando vas a un hospital esperas que una persona que sabe más que tú se interese en tus preocupaciones, en lo que te duele; y que te proponga soluciones. Por eso es importante que un médico parezca médico, y que un celador parezca celador. Que sean conscientes de la posición que ocupan con respecto al paciente y que su apariencia y comportamiento se adecúen a la de un profesional dispuesto a ayudar.

Siguiendo con los médicos, en un tiempo pasado todos iban en traje. Hoy en día, es posible que un paciente haya visto en redes sociales al médico que lo atiende bailando con el uniforme del hospital. Y no estoy diciendo que el médico que baila sea peor que el sobrio trajeado, pero pierde una apariencia de seriedad que influye en la seguridad de sus pacientes.

Lo cierto es que cada vez que interactuamos con alguien le estamos produciendo una impresión. Y en situaciones en las que no hay tiempo para conocer profundamente el interior de la otra persona, como un médico que ve a un nuevo paciente, las apariencias cobran un peso importante.

¿Qué pensarán los alumnos de su nuevo profesor si el primer día llega tarde y con pintas de haberse despertado hace 5 minutos? ¿Qué pensarán los ciudadanos de un diputado que acude al Congreso despeinado y descamisado? Puede resultar que ambos sean los mejores en lo suyo, pero, quien los ve, se forma una imagen contraria. A una persona puede que no le importe lo que los demás piensan de ella. Sin embargo, cuando perteneces a un colectivo, a una profesión, la estás representando. Y tienes que mantener una apariencia acorde con el prestigio y la reputación de tu oficio.

Lo cierto es que creo que las apariencias terminan influyendo en todos los ámbitos de la vida. No solo hay que ser buena persona, sino que hay que parecerlo. Lo mismo para los que somos cristianos. Y en una sociedad en la que inevitablemente va a haber prejuicios, no demos motivos para que la gente piense de nosotros lo contrario a lo que somos de verdad.


A %d blogueros les gusta esto: