Pío XII: ¿cómplice del régimen nazi?

JOSÉ MARÍA AIGUABELLA AÍSA

Hay algo más alarmante que los silencios de Pio XII, son los silencios sobre Pio

Alexis Courvers

¿Por qué fue atacado sesenta años más tarde? Habrá que buscar la causa en otra parte.

El género de ficción histórica, caracterizado por incurrir en simplificaciones simplistas, ha difundido la idea de que la Iglesia adoptó una actitud indiferente frente al Holocausto y que el Papa Pio XII fue cómplice del régimen nazi. A su divulgación contribuyeron, de manera significativa, la obra teatral, El vicario, estrenada en 1963, así como la película, Amen, de 2002. La apertura de los archivos del Vaticano permitió la publicación de las Actas y Documentos de la Santa Sede relativos a la Segunda Guerra Mundial, que han contribuido al conocimiento histórico que enmienda la ficción. En ese sentido hay que citar la obra de V. Cárcel y J. Shenck, Pio XII, defensor de los judíos, Edicep, 2002.

Eugenio María Giuseppe Giovanni Pacelli nació el año 1876 en Roma, siendo ordenado sacerdote el 2 de abril de 1899. Tras prestar distintos servicios a la Iglesia como sacerdote, nuncio apostólico en Baviera y  obispo de Sartes, se ocupó, desde 1930, de la  Secretaría de Estado, durante el pontificado de Pio XI, a quien sucedió. 

En 1933, Hitler accede a la Cancillería de Alemania. En ese primer momento adopta un talante conciliador y se muestra favorable a establecer un concordato con la Santa Sede, que se firmó en julio de 1933. Este tratado permitía a la Iglesia disponer de un acuerdo al que aludir en caso de incumplimiento. La violencia nazi, desatada a partir del año 34,  también afectó los católicos alemanes.

El 2 de marzo de 1939, en vísperas de la Segunda Guerra Mundial, Eugenio Pacelli sucede en el papado a Pio XI, con el nombre de Pio XII.

La situación de la Iglesia, amenazada por el avance del totalitarismo, aconsejó actuar a la luz de la prudencia y la discreción. Esto no significa, en modo alguno, que permaneciese pasiva. 

Eugenio Pacelli, siendo Secretario de Estado, había colaborado en la encíclica Con ardiente preocupación, publicada por Pio XI, en marzo del 37, en la que se señalaba a la ideología nazi como contraria a la fe cristiana. 

En ningún momento, Pio XII, pensó  que Hitler fuera a proteger a la cristiandad frente al comunismo, lo que manifestó desde el primer momento:

  • En la alocución de Navidad de 1939, denunció la invasión de Polonia por nazis y comunistas.   
  • El Papa permaneció cinco años encerrado en el Vaticano, rodeado por el fascismo italiano, aliado del III Reich.
  • El 6 de marzo de 1939 mandó difundir, por medio del Santo Oficio, una denuncia sobre la política antisemita de Mussolini. 
  • En su primera encíclica (20-X-39), Summi Pontificatus, condenó el totalitarismo y el racismo. Fue prohibida en Alemania por la Gestapo.
  • Manifestó a Leon Bèrard, político francés: «Temo a Hitler más todavía que a Stalin».  
  • Corrió el riesgo de ser secuestrado y deportado a Alemania, cuando los nazis ocuparon Roma, el año 43. 

La difusión de las primeras noticias sobre el genocidio en la Europa del Este, tardaron en llegar a las democracias occidentales y al Vaticano. No lo hicieron hasta la primavera del 42, a través de las nunciaturas de Suiza y Eslovaquia. Los hechos, dada su brutalidad, así como la escasez de pruebas,  resultaban de dudosa credibilidad.   

En agosto del 42 tanto el Vaticano como Roosevelt, reciben e intercambian información, más concreta, sobre la violencia contra los judíos. Al igual que los aliados, el Papa descubrió muy tarde toda  la abominable situación creada por los nazis.

  • En la Europa de 1942, bajo el control nazi, las limitaciones informativas dificultaban que la voz del Papa pudiera ser escuchada al instante. Durante la Guerra, ni Roosevelt ni Churchill ni De Gaulle acusaron públicamente a la Alemania nazi de exterminar a los judíos. Pio XII, en la medida de lo que sabía habló y en la medida que podía actuó. «Pio XII actuó más que habló para evitar males mayores» Robert Kempner, jefe de las autoridades judiciales en Nuremberg». 
  • Dio órdenes a los nuncios de los países ocupados por el Reich para salvar silenciosamente a los judíos. 
  • La diplomacia vaticana consiguió proteger a miles de judíos en Eslovaquia, Croacia, Rumanía y Hungría. 
  • Cuando el 16 de octubre del 43 se produjo el arresto de judíos en Roma, 4.000 judíos fueron refugiados en el Vaticano y en conventos romanos. 
  • En 1944 se multiplicaron las gestiones para salvar a los judíos de las deportaciones. 

He aquí algunas muestras del reconocimiento y agradecimiento, por parte del pueblo judío, hacia la ayuda recibida por el Vaticano con el Papa Pio XII a la cabeza:

  • «Sin la asistencia aportada a los judíos por el Vaticano y las autoridades eclesiásticas de Roma, miles de refugiados judíos hubieran perecido». Capellán judío del 5º ejército americano, en 1944, tras la liberación de Roma.
  • El Congreso Mundial Judío, en nombre de toda la comunidad judía, ofreció al Vaticano 20.000 dólares en reconocimiento y gratitud por la protección tendida por Su Santidad a los judíos perseguidos.
  • En 1946, 78 judíos salvados de la deportación visitan al Papa para mostrarle su agradecimiento. 
  • «Le dije  -a Pio XII- que el primer deber era agradecerle y, a través de él, a la Iglesia católica, en nombre de la comunidad judía, todo lo hecho en diferentes regiones para socorrer a los judíos». Moshes Sharett, que llegó a primer ministro de Israel.
  • La Unión de Comunidades Judías de Italia proclamó, el 17 de abril de 1955, día de agradecimiento por la ayuda del Papa durante la Guerra. 
  • El 9 de octubre de 1958 falleció Pio XII. La entonces Ministra de Asuntos Exteriores de Israel, Golda Meir, declaró en la ONU: «Durante los diez años de terror nazi, cuando nuestro pueblo sufrió un espantoso martirio, la voz del Papa se alzó para  condenar a los verdugos, y para expresar su compasión por la víctimas».
  • «Los judíos se acordarán siempre de lo que la Iglesia hizo por ellos, por orden del Papa, en el momento de las persecuciones raciales». Rabino Elio Toaff en 1986.
  • «La intervención del papa Pio XII permitió salvar a decenas de miles  de judíos durante la guerra».1963, Maurice Edelman, Presidente de la Asociación Anglojudía.  
  • «[…]El Papa personalmente, la Santa Sede, los nuncios y toda la Iglesia católica salvaron entre 150.000 y 400.000 judíos de una muerte segura». Pinchas Lapide, cónsul de Israel en Milán. Años después el mismo  autor revisó las cifras elevándolas.

«Toda la generación de los supervivientes del Holocausto da testimonio de que Pio XII fue auténticamente un Justo». Año 2001, David Dalin, rabino en Nueva York. Además pidió que Pio XII fuera reconocido por Israel como «Justo de las naciones», pues «el papa Pacelli fue el mayor apoyo de los judíos».

«Después de muchas zozobras y oraciones, he llegado a la conclusión de que una protesta por mi parte, no solamente no hubiera beneficiado a nadie, sino que hubiese provocado las más feroces reacciones contra los judíos y multiplicado los actos de crueldad. Quizá una solemne protesta me hubiese aportado las alabanzas del mundo civilizado, pero habría provocado una persecución contra los judíos  todavía más implacable que la que padecen. Amo a los hebreos; precisamente entre ellos, pueblo elegido, nació el Redentor»

Confesión de Pio XII a Piero Scavezzi, capitán militar italiano.

Referencia de las citas en J. Sevilla, Históricamente incorrecto.


Enero del 23

PUEBLA. 02/05/2020. ABC

ADOLFO GARCINUÑO GIL

23 del año 2000. España resquebrajada de norte a sur, de este a oeste. Este año habrá elecciones y el pueblo decidirá. La decisión de suicidarse o no.

​La moción de censura sanchista de aquel mes de junio de 2018 fue presentada como un intento de regeneración de la democracia. Esa intención se vertió por el sumidero y rebosó en un proceso de degeneración de su sistema democrático: se han dinamitado los consensos constitucionales en busca de la confrontación permanente. Las leyes, que son de pompas de jabón, cuya exigencia es burdamente resbaladiza, se han pactado con quienes comenten el delito. Despedazando el Código Penal en pos de sus verdugos se abraza a la infamia y se blanquea la delincuencia a plena luz del día.

​El futuro de las democracias radica en la separación de poderes y su sometimiento al imperio de la ley. Se ha de ejercer un control sobre el Ejecutivo para que no impere la voluntad de quien porta el bastón de mando. Bien lo explicó Montesquieu.

En el teatro español los actores de la obra niegan la realidad a los espectadores, diciéndoles que todo es una ensoñación, y éstos se han dado cuenta que la única manera de despertar es votando en las elecciones venideras, aguardadas como unas de las más importantes de la democracia. España seguirá trotando y se parará justo al borde del abismo esperando respuesta.

Hasta entonces se rociará a la sociedad con el perfume de la crispación. Unas gotitas todos los días.


La vida apasionante de Antoine De Saint Exupéry: más allá de El Principito

IGNACIO LEONARDO PUEYO BESTUÉ

El Principito lleva tres cuartos de siglo encandilándonos, pero su actualidad es más acuciante que nunca. Humanismo, naturaleza, preocupación por los demás: todos ellos son temas que recorren El Principito, pero también toda la obra y la vida de un gran escritor por redescubrir.

Antoine de Saint Exupéry nació con la aviación. De niño le fascinaban las hazañas de los pioneros. Como piloto, participó en la aventura Aéropostale en África y Sudamérica. También participó en peligrosas incursiones. Su pasión también le llevó a imaginar innovaciones técnicas y a popularizar la aviación a través del cine.

En octubre de 1926, Antoine de Saint Exupéry fue contratado por Lignes Aériennes Latécoère (más tarde Aéropostale), que transportaba correo a Casablanca y Dakar, y luego a Sudamérica. Se convirtió en jefe del aeródromo de Cap Juby (Marruecos) en octubre de 1927, y permaneció durante un año en este puesto perdido entre el mar y el desierto, en un desierto, en una privación total. En septiembre de 1929, fue nombrado Director de Operaciones de Aéropostale Argentina y se trasladó a Buenos Aires, donde abrió nuevas rutas.

Pero la vida de Antoine también está tejida de vínculos con sus amigos, los de la infancia, los de la Línea como Mermoz o Guillaumet, los del exilio, los del combate. Amistades de las que no espera necesariamente grandes demostraciones. La amistad es un estado. «Mis amigos me ayudan existiendo», escribió a uno de ellos.

En 1935, Antoine de Saint Exupéry informó desde la URSS. Apenas denuncia el régimen soviético. Lo que le interesa son los seres humanos. En el tren que le llevó allí, observó a un niño de mineros polacos pobres que volvía a casa. Un «Mozart asesinado», escribió. También visitó dos veces el frente de la Guerra Civil española. Una guerra que se parecía más a una enfermedad que a una batalla. «Disparamos más que luchamos», escribe. También narra el bombardeo de ciudades y se da cuenta de que: “unifica a la población en el horror mútuo en lugar de amedrentarla”.

Antoine de Saint Exupéry llegó al norte de África en abril de 1943. Ascendido a comandante, se unió a sus camaradas del 2/33, pero no llevó a cabo su primera misión de guerra en el P38 Lightning hasta el 21 de julio. Entonces tuvo que abandonar su escuadrón y luchar para ser readmitido en el servicio activo. La autorización para combatir le fue devuelta en la primavera de 1944. Después se reunió con sus camaradas en Alghero, en Cerdeña, y luego en Córcega, en Borgo. De este aeródromo despegó la mañana del 31 de julio. Nunca regresó a la base y fue dado por desaparecido. Al año siguiente, fue reconocido como «Muerto por Francia».

Durante más de medio siglo, la muerte de Antoine de Saint Exupéry ha sido un misterio. Su familia no sabe qué le pasó exactamente. El 7 de septiembre de 1998, el brazalete de Antoine de Saint Exupéry fue recuperado del mar frente a Marsella. Los restos de su avión fueron identificados en 2000.

Su obra más conocida, El Principito, inicialmente se publicó en francés e inglés en Estados Unidos ya en 1943, fue en abril de 1946 cuando el libro empezó a ser distribuido en Francia por Gallimard. Desde entonces, nada ha frenado el éxito del libro, que ya se ha traducido a 457 idiomas y dialectos y vendido más de 11 millones de ejemplares sólo en francés.

-¿Qué significa «domesticar»?
-Es algo que se ha olvidado -dice el zorro-. Significa «unir…».
-Si me domésticas, mi vida será como el sol. Conoceré un sonido de pasos que será diferente de todos los demás. Los otros pasos me llevan bajo tierra. Los tuyos me llamarán a salir de la madriguera, como la música.
(Extracto de El Principito)

Un mensaje de humanismo, a menudo poco conocido por el gran público, que nuestra época necesita desesperadamente oír y escuchar hoy. Hay escritores cuyos escritos se convierten en intemporales, sin duda porque cada generación que pasa puede identificarse fácilmente con su obra y su vida. Antoine de Saint Exupéry es uno de ellos.

Este buscador de espiritualidad fue un patriota en el noble sentido de la palabra y un luchador que hizo caso omiso del odio; ¿qué mejor lección para nuestra época, plagada de pasiones comunales? ¿Por qué odiarnos a nosotros mismos?

Esta gran persona, que confiesa ser de su infancia como otros de un país, habla al niño que hay en nosotros; ¿y qué adulto no alberga en su interior al niño que un día fue? Este técnico, inventor en su tiempo, evoca un mundo frío, duro y mecánico, y la necesidad de recuperar las cosas sencillas y esenciales de una vida auténticamente humana: el amor, la amistad, la fraternidad, la fidelidad, la solidaridad, la responsabilidad, la belleza del mundo; y que, ya en los años treinta, alertaba al mundo de la necesidad de proteger nuestro frágil planeta. Este hombre, a través de El principito, nos dio una receta para una vida que merezca la pena. Y sin duda, merece ser releído tantas veces como uno necesite recordar todas las grandes verdades que posee en su interior.

«Si busco en mis recuerdos los que me han dejado un sabor duradero, si hago balance de las horas que han valido la pena, siempre me encuentro con aquellas que no me procuraron ninguna fortuna.”

ANTOINE DE SAINT EXUPÉRY

¿Por qué Gibraltar es una colonia inglesa?

JOSÉ MARÍA AIGUABELLA AÍSA

«La toma de Gibraltar en 1704 fue un acto de piratería»

William C. Atkinson  (1902-1992), autor, entre otros libros, de  A History of Spain and Portugal. 

Desde mediados del siglo XVII, en la época de Oliver Cromwell las acciones  por parte de Inglaterra, en aras de incorporar Hispanoamérica, se sucedieron.

A comienzos del siglo XVIII se produjo un cambio de dinastía en el trono español. En el año 1700,  al morir sin descendencia Carlos II, deja de reinar la dinastía de Austria o Habsburgo, disputándose el trono de España el archiduque, Carlos  de Austria, y el nieto de Luis XIV de Francia, Felipe de Anjou,  que terminó ocupando el trono español como Felipe V. 

La enemistad entre Inglaterra y Francia encontró campo de enfrentamiento en la guerra de sucesión de España. Austria, Inglaterra, Holanda, Saboya, Portugal, Prusia y los príncipes alemanes formaron la Gran Alianza, en favor del archiduque Carlos, declarando la guerra a Luis XIV de Francia y a su nieto y candidato al trono español, Felipe  de Anjou. 

El 1 de agosto de 1704 una flota angloholandesa tomó posiciones para incorporar Gibraltar a la causa del archiduque Carlos, en favor de la cual intervenían en la Guerra de Sucesión al trono de España, nunca con ánimo aparente de anexión a Inglaterra. La rendición de la plaza gibraltareña a la flota inglesa resultó fácil, dada la gran desproporción entre los recursos de la flota sitiadora y de los defensores. No obstante, el jefe naval de la expedición, George Rooke, traicionando la causa por la que combatía, adjudicó la toma del Peñón a la reina de Inglaterra.

La Guerra de Sucesión finalizó con el Tratado de Utrecht, del que forma parte el Tratado de Paz y Amistad entre España y Gran Bretaña de 1713, en cuyo artículo X  se acuerda la cesión de Gibraltar con tres condiciones clave: 

  • La limitación del territorio cedido; 
  • La falta de comunicación con zonas vecinas; 
  • El derecho de retrocesión a España en caso de que Gran Bretaña quisiera cambiar el régimen pactado.

«Interpretando esta última condición, el presente análisis concluye que según el Derecho Internacional hay razones para mantener que España ha recuperado ya sus derechos sobre Gibraltar, aunque continúe una presencia británica. Esto se debe al cambio del estatuto de Gibraltar que el Reino Unido llevó a cabo a través del referéndum de 2002 y la Orden Constitucional de 2006». (https://www.realinstitutoelcano.org/analisis/gibraltar-y-el-tratado-de-utrecht. Consultado el 9-11-2022).

España había intentado recuperar Gibraltar por la fuerza en 1704-1705; 1727 y 1779. En las tres ocasiones fracasó.

En la década de 1960, Gibraltar se registró en la ONU como territorio a descolonizar, a instancias del Reino Unido, con el trasfondo de dotar a la colonia de un estatus jurídico internacional para lograr la liquidación del tratado de Utrecht. El proyecto no prosperó. 

En 1964 la ONU definió la situación jurídica de Gibraltar como una colonia. La resolución 2353 establece: «Toda situación colonial que destruya parcialmente o totalmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país es incompatible con los y principios de la Carta  de las Naciones Unidas». 

En 1968  la ONU pidió al Reino Unido que concluyera la situación de Gibraltar antes del 1 de octubre de 1969.

En mayo de 1969, dados los incumplimientos por parte del Reino Unido, el gobierno de España cerró toda comunicación con Gibraltar, mediante el cierre de la verja (la Verja de Gibraltar es la denominación que da España a la línea de control militar entre la colonia británica de Gibraltar y el municipio gaditano de La Línea de la Concepción, en el istmo de Gibraltar). Esta medida originó gran perjuicio a la economía del Peñón. 

En el año 1985 el gobierno socialista decidió la apertura de la Verja. Desde entonces Gibraltar ha reflotado económicamente como paraíso fiscal y sede del juego online, en detrimento de las zonas españolas circundantes.

 En conclusión: «La cesión de Gibraltar, hecha por España a Gran Bretaña en 1713, no significa un traspaso de soberanía plena, porque Reino Unido no puede disponer como quiera de esa posesión, sino una transmisión de la propiedad y el uso con ciertas condiciones».

  1. El análisis de las tres condiciones pactadas revela en primer lugar, por lo que se refiere al territorio, que el Reino Unido ocupa la zona del istmo sin título jurídico para ello. 
  2. La segunda condición (“sin comunicación alguna abierta con el país circunvecino por parte de tierra”) ha sido levantada por España desde 1985 con el fin de favorecer los intercambios y avanzar en las negociaciones para la retrocesión. Sin embargo, el resultado de la apertura ha sido más bien un reforzamiento del estatuto político y de la economía de Gibraltar en contra de lo que perseguía España, por lo que puede volverse a la situación anterior. 
  3. Finalmente, la tercera condición establecía claramente que España tenía derecho a “redimir” Gibraltar, es decir, dar por terminada la cesión, en el caso de que al Reino Unido le pareciera conveniente dar, vender o enajenar de cualquier modo la propiedad cedida. Esta situación se ha confirmado desde 2006, cuando el Reino Unido ha sometido una nueva Constitución a Gibraltar que asegura un estatuto de auto-gobierno. […] el Reino Unido ha decidido “enajenar” su propiedad a la población existente en Gibraltar, producto de cambios sucesivos en la historia, en contra de lo pactado en el Tratado de Utrecht. Por tanto, puede entenderse que, según el Derecho Internacional y haciendo una interpretación correcta del artículo X de ese tratado, la cesión de España ha terminado y se han recuperado los derechos soberanos de origen sobre el territorio cedido […]»

Martín Ortega Carcelén
Senior Research Fellow, Real Instituto Elcano

Con la aplicación del Brexit el Reino Unido quedó fuera del espacio Schengen. Tal vez fue la ocasión de reintegrar Gibraltar a la soberanía de España. En estos momentos España y la Comisión Europea presentan a Reino Unido una propuesta para que el Campo de Gibraltar sea una zona de prosperidad compartida. Las negociaciones no  presentan, de partida, fácil solución, teniendo en cuenta los precedentes. Por otra parte, ¿no es esto una forma de aceptación del estatus quo?

«El Peñón de Gibraltar fue tomado y retenido por Inglaterra cuando no estábamos en guerra con España y su apropiación fue contraria a todas leyes de la moral y el honor»

John Bright (1811-1889),  político liberal inglés.

Certezas

ADOLFO GARCINUÑO GIL

Cada cual escribe sobre lo que quiere o se le ocurre. Escribir sobre lo que se ocurra no es escribir sobre lo que se quiere. Ocurrencias tenemos todos y no siempre van ligadas a lo que se quiere. ¿Las certezas? No siempre van de la mano con el anhelo. Mi certeza es la debacle de una sociedad y lo que quiero es olvidarme por un tiempo de ese centro del donut podrido al que se le dio el nombre de sanchismo –he cogido manía a la palabra–. Uno ha pasado tanto tiempo intentando descifrarlo que se ha cansado. Todo el mundo tiene derecho a cansarse algo.

Es cierto que los avances tecnológicos nos trajeron facilidades. ¿Pero son buenos tantos avances? En una época en la que abundan las noticias, disminuye el interés por conocerlas. Los avances deberían servir para empujarnos más allá del muro. Jorge Bustos lanzó la pregunta de si la tecnología nos está haciendo más manipulables o más informados. ¿Hacia dónde vamos?

El pueblo, la palabra que todo lo puede, reclama un futuro prometedor, no quiere guarderías. Se ha cansado de improvisaciones, tiene frío. Ahora viene el dato helador. Esta selva ibérica tiene una deuda de 1,5 billones de euros, los expertos dicen que hasta 2050 no nos libraremos de ella. Esto significa que somos los jóvenes quienes la vamos a tener que hacer frente, pero, si tenemos la tasa de paro juvenil más alta de Europa, cómo vamos a afrontarla.

La mentira es la moda dominante de esta sociedad enganchada a bajar los brazos, a la queja y al victimismo, y que tiene como ídolo, entro otros, a Nadal. ¿Se acuerdan de cómo ganó su vigésimo primer Grand Slam? Le dieron palos de todos los colores, asi que no le quedó otra que agachar la cabeza, apretar los dientes y sobreponerse a los problemas. Fueron cinco horas dedicadas a la superación y al esfuerzo. ¿Esta sociedad sigue su ejemplo? 

Me molesta mucho el asqueroso cambio de cromos judiciales que empezó en 1985 con González, siguió con Aznar, Zapatero y Rajoy. Sánchez también lo está intentando, ¡cómo no! ¿Mismos perros con distintos collares? Con un puñado de bellotas en la mano don Quijote dice a los cabreros: “la justicia se estaba en sus términos, sin que la osasen turbar ni ofender los del favor y los del interés, que ahora tanto la menoscaban turban y persiguen”

A decir verdad, puede que este año sólo esté pendiente del Real Madrid y de los libros que me voy leyendo entremedias. No es que no sienta interés por el panorama actual, es que me he cansado de que España, en detrimento de tanta involución a la par que ruina, deje perder tanto futuro por la borda. No tengo esperanza en esta España Agotada.


Un poco de contramemoria

«La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio» Cicerón.

JOSÉ MARÍA AIGUABELLA AÍSA

Cuando la política pierde su vinculación con la verdad y el bien común para ensuciar el terreno de la Historia, reduciéndola a propaganda, procede completar la memoria, para que no se reduzca a revancha.  

He aquí las ideas de los ancestros del partido político, que dice querer volver a repetir lo mismo, que no concuerdan con la arrogante defensa de la  democracia que presumen.  

  • Entre el 10 y el 13 de mayo de 1931 fueron asaltados e incendiados varios cientos de conventos e iglesias en toda España. El periódico El Socialista publicaba el siguiente comentario: «La reacción ha visto ya que el pueblo está dispuesto a no tolerar. Han ardido los conventos: esa es la respuesta de la demagogia popular a la demagogia derechista» (12 de mayo de 1931).
  • «¿En qué se diferencia el Partido Socialista del Partido Comunista? Doctrinalmente en nada […]. El Partido Comunista es marxista, nosotros también. […]. Profesamos el marxismo en toda su pureza». (Francisco Largo Caballero en Renovación. 29 de marzo de 1933). 
  • «¿Quiere decir que por ir a las elecciones con fe y entusiasmo renunciemos a la acción revolucionaria? Ya sabemos nosotros que el poder no se conquista pacíficamente […]. En unas elecciones no obtendremos nunca la mayoría absoluta para socializar constitucionalmente. El poder solo puede conquistarse con la violencia organizada de la clase obrera […]. (Artículo de Francisco Largo Caballero en Renovación. 4 de noviembre de 1933).
  • «Si nos sujetamos justamente a la legalidad que nosotros contribuimos a crear, pero que no tenemos por qué respetar siempre, ya que al hablar de revolución social ésta ha de saltar por encima de la legalidad, yo os digo que nos veremos empujados a salirnos de la legalidad». (Declaración de Francisco Largo Caballero a El Socialista, periódico oficial del Partido, el 2 de diciembre de 1933. En noviembre el PSOE había perdido las elecciones). ..
  • «En un plazo de cinco años sería derribada la presente democracia y quedaría ya perfectamente establecida la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas de la Península Ibérica, abarcando toda España y posiblemente Portugal también». (Francisco Largo Caballero, Secretario General del PSOE y Presidente del Gobierno, en declaraciones a La Prensa el 21 de febrero de 1936).
  • «Tiene razón la nueva Constitución Soviética al prohibir los partidos políticos». El Socialista 1936.
  • «¡Por la bolchevización del Partido Socialista![…]¡Por la penetración en los cuerpos armados del Estado! ¡Por el triunfo de la Revolución bajo la forma de dictadura del proletariado! ¡Por la reconstrucción del movimiento obrero sobre la base de la Revolución rusa! (Editado por la Federación Nacional de las Juventudes Socialistas. Julio de 1936.

Fuente de las citas: J.R. PORTELLA, El PSOE y la II República: ¿democracia o comunismo?  Reproduce las publicaciones que contienen las citas.

En noviembre de 1933, la derecha ganó las elecciones. Esta fue la aceptación  democrática del resultado por parte  del líder socialista Largo Caballero: ‹‹La lucha ha quedado planteada entre marxistas y antimarxistas […]) y eso nos llevará inexorablemente a una situación violenta […]). Esto, dirán los enemigos, es excitar a la guerra civil. Pongámonos en la realidad […]) estamos en plena guerra civil […] que no ha tomado los caracteres cruentos que, por fortuna o por desgracia, habrá de tomar››.

En 2017, los profesores Manuel Álvarez Tardío y Roberto Villa probaron documentalmente el fraude electoral que, en febrero de 1936, dio el triunfo al Frente Popular. Con anticipación a dichas elecciones, Francisco Largo Caballero, el Lenin español, amenazó: ‹‹Quiero decirles a las derechas que si triunfamos colaboraremos con nuestros aliados; pero si triunfan las derechas, nuestra labor habrá de ser doble, porque con nuestros aliados podremos laborar dentro de la legalidad, y ganando las derechas tendremos que ir a la guerra civil declarada. Y esto no es una amenaza, es una advertencia. Y que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas: que nosotros las realizamos››. (Largo Caballero en Alicante el día 25 de enero de 1936).

«Antes de la República nuestro deber era traer la República; pero establecido este régimen, nuestro deber es traer el socialismo. Y cuando hablamos de socialismo, no nos hemos de limitar a hablar de socialismo a secas. Hay que hablar de socialismo marxista, de socialismo revolucionario». El líder socialista, Francisco Largo Caballero,  pronunció estas palabras en el cine Europa, el día 12 de enero de 1936.

De la amenaza a la acción :

« […] Yo no sé cómo va a morir Gil-Robles (líder de la derecha) […] pero sí puedo afirmar que si se cumple la justicia del pueblo morirá con los zapatos puestos». José Díaz, dirigente del Partido Comunista, en sesión de Cortes del 15 de abril de 1936. 

«La violencia puede ser legítima en algún momento. Pensando en su señoría (José Calvo Sotelo, líder de Renovación Española),  encuentro justificado todo, incluso el atentado que le prive de la vida».  Ángel Galarza, diputado socialista, en sesión de Cortes del día 1 de julio de 1936. 

 A las tres de la madrugada del día 13 de julio, un grupo de Guardias de Asalto y miembros de las Juventudes Socialistas dirigidos por el Capitán de la Guardia Civil, Fernando Condés, instructor de las milicias paramilitares socialistas, en un furgón policial, llegaron a la casa de Calvo Sotelo llevándolo consigo. En el viaje se consumó el asesinato, mediante un tiro en la nuca. El autor material de la muerte fue el pistolero socialista, Luis Cuenca, miembro de la escolta del dirigente del PSOE, Indalecio Prieto. Gil Robles tuvo más suerte, ya que en ese momento se hallaba fuera de Madrid y no pudieron consumar el crimen. 

La alusión al fascismo como argucia tan vieja como vigente: ‹‹No debemos hablar ni de una acción para implantar el socialismo, lo que habría de restarnos bastantes apoyos ni de la defensa de la democracia, por si con ello se enfriaba el entusiasmo de nuestros camaradas.  Debe hablarse solo de antifascismo, en lo que puede resumirse todo››. Wenceslao Carrillo. (1888-1963. Miembro de la dirección del PSOE y la UGT).

Dos versiones coincidentes de los mismos hechos:

«Creo que van más de doscientos muertos y heridos desde que se formó el Gobierno y, he perdido la cuenta de las poblaciones en que han quemado iglesias y conventos». Manuel Azaña, presidente del Gobierno. 17 de marzo de 1936 (solo había transcurrido un mes desde el pucherazo electoral, que dio el triunfo al Frente Popular.

Intervención de José María Gil Robles, líder de la derecha, en la Sesión de Cortes del 16 de junio de 1936: «Habéis ejercido el Poder con arbitrariedad, pero, además, con absoluta, con total ineficacia. Aunque os sea molesto, Sres. Diputados, no tengo más remedio que leer unos datos estadísticos. Desde el 13 de mayo al 15 de junio, inclusive:

  • Iglesias totalmente destruidas, 36.
  • Asaltos de iglesias, incendios sofocados, destrozos e intentos de asalto, 34.
  • Muertos, 65.
  • Heridos de diferente gravedad, 230.
  • Atracos consumados, 24.
  • Centros políticos, públicos y particulares destruidos, 9.
  • Asaltos, invasiones e incautaciones —las que se han podido recoger—, 46.
  • Huelgas generales, 79.
  • Huelgas parciales,92 
  • Clausuras ilegales, 7.
  • Bombas halladas y explotadas, 47»

¿El Partido Socialista pretendía la democracia o la dictadura del proletariado? Aquella izquierda era tan antidemocrática como los sublevados, a los que pretende derrotar, a posteriori, con la revancha democrática. Que el lector saque sus propias conclusiones sobre el mensaje: «Largo Caballero actuó como queremos actuar hoy nosotros». 

«La voluntad de mentir se concentra especialmente en la presentación del pasado cercano […] No se abrirá de verdad el horizonte de España mientras no haya una decisión de establecer el imperio de la veracidad»

Julián Marías, 1997

‘La catástrofe climática’. Qui prodest?

¿Pereceremos abrasados por quemar gas o de frío por no quemarlo?

JOSÉ MARÍA AIGUABELLA AÍSA

«Mis tres objetivos principales serían reducir la humanidad a 100 millones en todo el mundo, destruir la infraestructura industrial y hacer resurgir las zonas silvestres, para que sus especies al completo tomen el mundo»

Dave Foreman, ecologista estadounidense, miembro destacado del ambientalismo radical

He aquí unos ejemplos de los sucesivos apocalipsis, que debieran habernos eliminado, varias veces, de la faz de la Tierra (algunas incitan a la hilaridad):  

  • Año 1967,  Diario The Salt Lake Tribune: Hambruna terrible en 1975.
  • Año 1969, The New Times: Todos desaparecerán en una nube de vapor azul en 1989. 
  • Año 1970, The Boston Globe: Edad de hielo para 2020.
  • Año 1970, Redlans Facts: América estará sujeta a racionamiento de agua para 1974 y de alimentos para 1980. 
  • Año 1970, Revista Life: Los ciudadanos de las grandes urbes requerirán máscaras de gas para 1985, año en el cual la contaminación del aire habrá reducido a la mitad la cantidad de luz solar que llega a la Tierra.
  • Año 1971, The Washington Post: Nueva edad de hielo para 2020-2030. 
  • Año 1972, Maurice Strong., director del programa de la ONU para el medio ambiente: El hombre también puede ser responsable de la tendencia al enfriamiento. Científicos sugieren que las emisiones de polvo y otras partículas liberadas a la atmósfera  por la agricultura y la quema de combustible pueden bloquear la luz solar para que no llegue y caliente la superficie de la Tierra. 
  • Año 1974, Revista Time: 1974,  The Guardian: Los satélites espaciales muestran que una nueva era de hielo se acerca rápidamente. 
  • Año 1976, The New Times: El enfriamiento del planeta traerá hambruna inminente.
  • 1978, The New Times: Según los expertos: sin fin a la vista para la tendencia de enfriamiento. 
  • Año 1983, EPA de Estados Unidos: Un calentamiento global catastrófico podría comenzar en 1990. 
  • Año 1988, El País: Las Maldivas se hunden en el Índico. 
  • Año 1988, Revista Salon: El principal experto en clima del mundo predice que el Bajo Manhatan se encontrará bajo el agua en 2018.
  • Año 1989, The Oshkosh Northuvetern: Un estudio realizado por expertos concluye que el aumento del nivel del mar arrasará las naciones en el año 2000 si no se hace nada. 
  • Año 2000, The Independent: Los niños no sabrán lo que es la nieve.
  • Año 2002, The Guardian: Hambruna en diez años si no dejamos de comer pescado, carne y productos lácteos. Gran Bretaña será como Siberia en 2024.
  • Año 2008, el científico de la Nasa Jim Hasen: El Ártico se quedará sin hielo en 2018.
  • Año 2008, Al Gore: El Ártico no tendrá hielo en 2013/14. 

Fuente: citado por J. García, El rebaño, pp. 215-221. Contiene las referencias de las fuentes.

La meteorología ha deparado un tórrido y prolongado verano, cuyos precedentes había alejado del recuerdo el transcurso de décadas.  Como sucede cada vez que la meteorología aprieta, en uno u otro sentido, el cambio climático, convertido, por la hipérbole en catástrofe climática, es causa recurrente de todos nuestros males,  que justifica el castigo merecido, que los políticos nos aplican bajo onerosas disposiciones, dada nuestra culpabilidad por los malos hábitos y costumbres con que gobernamos nuestras vidas. 

Empecemos por constatar que, desde el origen del planeta Tierra, los ciclos climáticos se alternan de manera natural. Tomemos el ejemplo de la Edad de Piedra, durante el periodo Paleolítico (desde hace 1.500.000 hasta hace unos 10.000 años), cuando la población mundial era tan reducida que su capacidad de contaminación era inexistente. Durante esa extensa cronología tuvieron lugar cuatro glaciaciones –con anterioridad había habido otras-: Mindel, Gunz, Ris, Würm con sus correspondientes periodos interglaciares, en los que el frío era sustituido por las condiciones propias de un clima templado, dando lugar a un cambio climático.

Los efectos de los cambios climáticos repercutieron en la erosión, la modificación de la red fluvial, las inundaciones, el nivel del mar, la sequía, los incendios forestales. También modificaron la fauna, la vegetación y las formas de vida humana. La temperatura global y el nivel del mar han estado fluctuando desde siempre.

Cuando finalizó la cuarta y última glaciación,  el Paleolítico cedió el  paso al Mesolítico. Las temperaturas alcanzaron los niveles del clima templado y, como consecuencia del cambio climático, las especies animales resistentes al frío desaparecieron de las latitudes medias. El reno que había llegado a  habitar en el sur de Europa, se desplazó hacia las proximidades del Ártico, mientras que  el mamut y el rinoceronte se extinguieron y apareció una nueva fauna, propia del clima templado como el ciervo, el corzo o el jabalí. Los bosques de coníferas y abetos se desplazaron hacia el Norte de Europa y Canadá, siendo sustituidos por especies como el roble, avellano, olmo. El hábitat humano se fue haciendo sedentario y surgieron incipientes poblados. La incipiente agricultura y ganadería fueron sustituyendo a la economía depredadora.  Los utensilios se  adaptaron y perfeccionaron para atender a las nuevas necesidades agrícolas y domésticas. 

Desde entonces hasta hoy los ciclos climáticos se han sucedido, provocando tanto altas como bajas temperaturas o han oscilado entre periodos de sequía y lluviosos. 

Los anuncios sobre el final de los tiempos han estado presentes a lo largo de la Historia. Antaño, eran los dioses quienes enviaban catástrofes a la humanidad como castigo por su mal comportamiento. Hoy, es el planeta, elevado a la condición de divinidad, que enfurecido por las agresiones que cada uno de nosotros le causamos, nos castiga y castigará con las catástrofes merecidas, acordes con nuestra culpabilidad. 

Si nos atenemos a la realidad, actualmente, existe un consenso acerca del aumento de temperatura en la Tierra. Resulta más complicado averiguar en qué medida influye en ello el ser humano. Los científicos invierten su tiempo y esfuerzo en investigar, formular hipótesis, que hasta que no están verificadas no elevan a la condición de ciencia. Por otro lado, un grupo organizado, con cuantiosos incentivos y numerosos altavoces mediáticos, se presentan como la voz  universal y única con pretensiones de ciencia

No existe mejor recurso para dominar a la sociedad que el miedo –como se ha comprobado durante la pandemia-. La naturaleza, ese dios vengativo, debe ser   apaciguado con ofrendas y sacrificios, de los que los sumos sacerdotes climáticos resultarán beneficiados con la parte alícuota de  las ofrendas.  

La inminencia del apocalipsis climático como hecho irrefutable, ha derivado en un sucedáneo de religión. «Una religión obligatoria como palanca para imponer un nuevo orden, cuya esencia es sospechosamente vieja» (J. Benegas).  Entre sus preceptos a observar se encuentran el dejar de comer carne, el vivir en una casa más reducida, el renunciar al coche privado, el dejar de viajar en avión, el renunciar a tener hijos, que contribuirían a la contaminación humana.

En los años 70 el apocalipsis climático se anunciaba producido por el frío; el petróleo se acabaría en 10 años, siendo optimistas en 20. En la década de los 80, las ciudades no quedaron, como se había anunciado, sepultadas bajo el agua y arrasadas por huracanes violentísimos. En el siglo XX, debiéramos haber muerto de frío. En el XXI, aseguran, algunos “expertos”, que pereceremos abrasados. ¡Qué cosas! Propias de la profesión de activista mediático.

¿A qué intereses benefician las consecuencias de la miseria energética autoimpuesta en Occidente? China emite el 30% de emisiones de carbono en el mundo; Estados Unidos el 13,4 %; la Unión Europea el 9%; España el 0,9 %. Curiosamente la carga onerosa medioambiental recae sobre los que menos contaminan.  Occidente está siendo arruinado por unos gobiernos de cursis, cuando no de políticos espurios, obsesionados con las emisiones cero, que ponen el porvenir de sus ciudadanos –imaginen cómo y por qué- en manos de un puñado de autócratas corruptos y tiránicos, cuyos países contaminan sin rubor,  mientras se frotan las manos ante tan estúpida entrega incondicional a sus intereses. ¿Será por qué quien que paga, manda? 
Ni que decir tiene, que el gran beneficio, producido por el timo climático,  que obtienen las grandes corporaciones empresariales, oligopolios del capitalismo globalista, está aliado con la propaganda «ecolojeta», realimentada  y legitimada por el activismo climático «progre», el cual no se entera o se entera demasiado bien.

«En Occidente ha proliferado una nueva profesión que consiste en ser activista, es decir, jugar a ser revolucionario amparado por el sistema que dice querer derrocar y financiado por multinacionales, grandes empresas y el poder político»

J. García, el Rebaño, p. 173.

«…los situados más a la izquierda. De hecho, estos son los únicos que, desde entonces, han sabido promover entre los electores grandes causas, mientras que los conservadores se han limitado a argumentar que son buenos gestores.

En la búsqueda de una hegemonía permanente, se ha eliminado la dependencia de la realidad y, en consecuencia, su exposición a la crítica y el disenso. Así hemos  llegado hasta el presente, donde, mediante la agitación del pánico moral, las grandes causas, como el Ecologismo, el Feminismo, el Igualitarismo o el Identitarismo, han alcanzado la categoría de santas cruzadas inasequibles a la crítica. En su defensa, la masa, enardecida y convertida por los políticos y los medios de información en creyentes, no se anda con reparos».

J. Bengas, La ideología invisible, p. 63.

Trampa

RICARDO. 14/09/2022. EL MUNDO

ADOLFO GARCINUÑO GIL

Al verano le sigue el otoño y éste empieza a pintar los parques de colores ocres. Cae el relente. La vida anda a la redonda -eso dijo Cervantes, abran el Quijote-: a la alegría la sigue la pena, pasando por la tranquilidad y el ajetreo. El día a día, las cosas del comer.

Pero, cómo anda el sanchismo. Si Quevedo se tuviese que preguntar cómo anda el sanchismo le costaría otro destierro, eso seguro. Como ya no tenemos a Francisco ni a mí me van a expulsar a ningún lado, le diré que el sanchismo anda para atrás, como los cangrejos. Pero veamos.

Cada verano Sánchez se reencarna en Saturno y sus palmeros se convierten en seres mitológicos en especie de extinción. El oportunismo político, la rutina de la anomalía en que consiste el sanchismo desembocará en el manoseo del dinero público y en el deterioro, aún más, de las instituciones para urdir una campaña electoral causando una confrontación permanente. 

Al inicio de un nuevo curso le sigue una reunión de sumilleres –David Gistau–, que propició varios ganchos en la mandíbula, cada vez más apretada, de Sánchez, dejando claro que la calidad de una democracia radica en la libertad de los jueces para ejercer de contrapoder de los excesos de quien gobierne. El empeño por renovar el Tribunal Constitucional sólo huele a trampa. Un hipotético cambio de Ejecutivo hace que a los salteadores de caminos les entren las prisas por renovarlo y así tengan una mayoría que entorpezca la capacidad de acción de un gallego en Madrid. Dejo a disposición de sus imaginaciones qué sería de esta selva ibérica con un Constitucional al gusto de los sueños húmedos de un presidente marioneta.

Criticar, ya dije, la deriva sanchista trasciende de ir en contra de su razón de ser: el poder vale cualquier medio. ¡El empobrecimiento económico señora! El sanchismo está desesperado y es ahora cuando su peligrosidad acrecienta. En fin, el día muere en una España representada en pinturas negras y llega la noche dando paso al general inverno, que será utilizado al antojo de un sátrapa ruso.

¿A quién votará Txapote?

Pd: continuará… 


El timo de las banderitas

IVÁN CANTERO

Tal vez usted, sufrido lector, ha llegado a pensar alguna vez que está fuera de lugar. Las redes  sociales están llenas de perfiles con banderitas que ni le suenan, triangulillos pabajo, lazos de  colorines y todo tipo de símbolos horteras compuestos con emoticonos que facilitan a los  desaprensivos de Silicon Valley o Pearl River Delta la tarea de segmentar a los idiotas que  compartimos contenido en ellas (créame, la inteligencia artificial no da para tanto como  dicen).

Si se centra en los medios, la cosa no mejora demasiado: el derrumbe de la prensa  escrita hace florecer cientos de diarios o filiales digitales, a menudo de rentabilidad tan  precaria que los hace rehenes de un par de patrocinadores (a veces escondidos en la sombra)  con derecho de pernada, dado que la gente se ha malacostumbrado a no pagar por la  información que consume. 

También habrá experimentado una sensación extraña al comprobar que muchas  grandes firmas hacen publicidad y comunicación cada vez más extraña y propagandística, tal  vez para hacernos pensar que los estereotipos exóticos son en realidad los más comunes, o  que los clásicos han dejado ya de existir. Además, estas mismas marcas y las grandes  instituciones presumen públicamente de autoimponerse cuotas a la hora de gestionar sus  recursos humanos que nada tienen que ver con la excelencia profesional ni los méritos  curriculares; amén de implantar medidas y protocolos que tratan de resolver problemas  imaginarios en lugar de los que en realidad atenazan a la sociedad (como por ejemplo la  racionalización de los horarios laborales, de modo que la creación y crianza de una familia  amplia no esté reservado solo a los ricos por poder adquisitivo y las clases más bajas por  inercia). De la ficción mejor no hablamos, pues apenas existen ya personajes o conflictos en  los guiones que no tengan significación o intencionalidad vulgarmente política. 

Gran culpa de esto la tienen muchos espertos en márquetin y directivos. Los primeros,  porque creen que la sociedad se parece a su grupo pedorro de conocidos en el ecosistema del barrio madrileño de Malasaña; los segundos por pura burricie más allá del trabajo  ejecutivo, que los lunes creen haber descubierto un continente cuando comentan en un  comité un par de ideas de cualquier cantamañanas con pinganillo que ha colgado una charla  en YouTube en la que argumentaba con grandes aspavientos su solución para una cuestión  social de Estados Unidos. Al cabo, no hay nada más eficaz y eficiente que solucionar  problemas que no existen, pues fácilmente se popularizan y son más sencillos de mediatizar  que los reales. 

¿Ha cambiado el eje de rotación de la opinión pública? Para nada, pero eso es lo  que se pretende que pensemos. A la mayoría de los responsables de los grandes agentes  económicos y sociales les importa un carajo la agenda 2030 o las reivindicaciones lobísticas,  pero la mafia del mal ha utilizado una estrategia brillante para extorsionarlos a todos desde  el poder político: se obliga a adoptar determinadas medidas a todo aquel que participe en  procesos regulados por la administración pública, opte a recibir subvenciones… o  directamente sea obligado por ley; y a su vez capilariza este veneno en entidades de menor  tamaño imponiendo dichas reglas también a los proveedores de los anteriores. Muy pocos se  libran de caer en esta telaraña, y una gran parte de ellos (que a veces pueden llegar a parecer  independientes), comen de pesebres más grandes a cuenta de poderes económicos diferentes. 

No se prive, por tanto, de pensar y opinar lo que le salga de los propágulos: el mundo  no está contra usted, más bien al contrario, y las majaderías son cosa de unos pocos. Pero  cuando nos enfrentamos a la realidad de manera individual, el malvado brujo Frestón troca  los gigantes en molinos, como al Quijote, para hacernos creer que estamos locos al cargar  contra ellos.


6 de septiembre de 1522. España culmina la primera vuelta al mundo. La tierra es esférica

JOSÉ MARÍA AIGUABELLA AÍSA

El 6 de septiembre de 1522hace 500 años, 18 supervivientes, enfermos, hambrientos y agotados, regresaban a Sanlúcar de Barrameda, tres años después de haber partido del mismo lugar. Habían culminado, liderados por Juan Sebastián Elcano, la primera vuelta al mundo, demostrando, empíricamente, que la tierra es esférica. 

Juan Sebastián Elcano https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/1/14/Escudo_Armas_Juan_Sebastian_Elcano.png

En la cimera del escudo de armas de Juan Sebastián Elcano, rodeando el globo terráqueo se lee: Primus circumdedisti me («El primero que me diste la vuelta»).

 El 10 de septiembre de 1519 cinco naves: la Trinidad, la Concepción, la Victoria, la Santiago, la San Antonio, con 265 tripulantes a bordo, se hacían a la mar desde San Lúcar de Barrameda (Cádiz). 

Al mando de la expedición está Fernando de Magallanes, marino de origen portugués, que había concebido la idea de encontrar una nueva ruta hacia Asia, a través de la cual  alcanzar las islas de las especias. Trataría de bordear América por el Sur comunicando el Atlántico con el Pacífico. 

Dado que Portugal era una potencia marítima, y por su condición de  portugués,  Magallanes ofreció su proyecto al rey de Portugal, Manuel I el afortunado, el cual rechazó su propuesta. Decidió probar suerte en  España.  Carlos I respaldó la iniciativa, concediéndole plenos poderes sobre la misma.

El comienzo del viaje no presentó dificultades. Río de Janeiro, Costa de Brasil, desembocadura del Río de la Plata y el litoral de la Patagonia.

En los meses siguientes el tiempo se alargaba sin provecho alguno y las esperanzas se helaban a la vez que sus cuerpos eran ateridos por el gélido frío.  La sensación de fracaso desató el miedo entre los expedicionarios. Pronto estalló el primer motín, que  Magallanes controló con rápida contundencia. 

Permanecieron cinco meses, soportando el frío, fondeados en la Bahía de San Julián (Argentina). A causa de un temporal se estrella la nave Santiago. Conocen a los indios nativos, a los que denominaron patagones por las grandes huellas que dejaban sus pisadas.

A finales de agosto (en el hemisferio sur es invierno) avanzan hacia el sur, soportando temporales y contrariedades. Por fin, el día 21 de octubre de 1520, un año y cuarenta días después de la partida desde Sanlúcar de Barrameda, alcanzan el estrecho, un paso de abruptas paredes, con peligrosas corrientes, que comunica el Atlántico con el Pacífico, hoy conocido como Estrecho de Magallanes, aunque en un primer momento fue denominado como  «Estrecho de las Vírgenes». 

El 6 de marzo de 1521 arriban a Guam, en la Micronesia, descubren las islas Marianas. El 16 de marzo alcanzan las islas Filipinas, continúan por Indonesia, Borneo, llegando a las Molucas, islas de las especias.   

La San Antonio deserta camino de España. Quedan tres naves en activo. La mortandad es elevada entre los marineros a causa del escorbuto, producido por la falta de alimentos frescos y agua potable. La tripulación se reduce a 114 hombres, lo que supone 150 bajas desde el inicio de la expedición.

El italiano Antonio Pigafetta, miembro de la expedición, escribió una crónica del viaje en la que relata las situaciones extremas que vivieron:

«Miércoles 28 de noviembre, desembocamos por el Estrecho para entrar en el gran mar, al que dimos en seguida el nombre de Pacífico, y en el cual navegamos durante el espacio de tres meses y veinte días, sin probar ni un alimento fresco. El bizcocho que comíamos ya no era pan, sino un polvo mezclado de gusanos que habían devorado toda su sustancia, y que además tenía un hedor insoportable por hallarse impregnado de orines de rata. El agua que nos veíamos obligados a beber estaba igualmente podrida y hedionda. Para no morirnos de hambre, nos vimos aun obligados a comer pedazos de cuero de vaca con que se había forrado la gran verga para evitar que la madera destruyera las cuerdas. Este cuero, siempre expuesto al agua, al sol y a los vientos, estaba tan duro que era necesario sumergirlo durante cuatro o cinco días en el mar para ablandarlo un poco; para comerlo, lo poníamos en seguida sobre las brasas. A menudo aun estábamos reducidos a alimentarnos de serrín, y hasta las ratas, tan repelentes para el hombre, habían llegado a ser un alimento tan delicado que se pagaba medio ducado por cada una.Sin embargo, esto no era todo. Nuestra mayor desgracia era vernos atacados de una especie de enfermedad que hacía hincharse las encías hasta el extremo de sobrepasar los dientes en ambas mandíbulas, haciendo que los enfermos no pudiesen tomar ningún alimento. De éstos murieron diecinueve y entre ellos el gigante patagón y un brasilero que conducíamos con nosotros.Además de los muertos, teníamos veinticinco marineros enfermos que sufrían dolores en los brazos, en las piernas y en algunas otras partes del cuerpo, pero que al fin sanaron. Por lo que toca a mí, no puedo agradecer bastante a Dios que durante este tiempo y en medio de tantos enfermos no haya experimentado la menor dolencia.» Fuente: Antonio Pigafetta, Viaje alrededor del Globo, Fundación Civiltier, 2012, págs. 35-36. Consultado en https://www.elhistoriador.com.ar/el-escorbuto-la-enfermedad-de-los-marineros/

Durante la estancia en Filipinas, el 17 de abril de 1521, perdió la vida Magallanes en un enfrentamiento con los nativos. Los ciento catorce supervivientes no son suficientes para tripular las tres naves, por lo que deciden hundir la Concepción y continuar con la Trinidad y la Victoria.

El 12 de diciembre, la expedición se divide: la Trinidad, con cincuenta de los marineros, tras  efectuar unas reparaciones, parte hacia España por el Pacífico. Las penalidades se suceden hasta que caen prisioneros de los portugueses que controlaban esa ruta; La Victoria, bajo el mando de Juan Sebastián Elcano, marino originario de Guetaria (Guipúzcoa) llegó al Índico y continuó la ruta por el oeste de África. Azotados por el hambre, la sed y  las enfermedades los dieciocho supervivientes tocaron puerto en San Lúcar de Barrameda, de donde habían partido tres años antes, tras sobrevivir a las 14.000 leguas recorridas (una legua marina equivale a 5,556 Km.). Era el día 6 de septiembre de 1522. España había mostrado su capacidad de reunir y armonizar la experiencia marinera, el conocimiento geográfico, la audacia, la voluntad política y los recursos económicos. «Piénsese cuánto importa conseguir una visión coherente, veraz, inteligible, de los que España ha sido y, por lo tanto, de lo que puede ser». Julián Marías, La España inteligible.

«Bien sé a cuántos contradigo, y reconozco los que se han de armar contra mí; más no fuera yo español si no buscara peligros, despreciándolos antes para vencerlos después…»

Francisco de Quevedo

«Navegar es necesario, vivir no es necesario»

Juan Sebastián Elcano

A %d blogueros les gusta esto: