Que hable la mayoría

Escribo estas líneas en un AVE dirección Madrid a día 3 de mayo, sin saber todavía que es lo que pasará mañana. Nada más arrancar el tren, con una demora importante, por cierto, empiezo a pensar en lo contraproducente del eslogan de Podemos para esta campaña electoral. Esa consigna encargada de titular este artículo les va a retratar, no me cabe ninguna duda.

Yo soy currinche

En cada canción desafío a la mente / mi opinión es tan valida como la de un presidente / a veces es más listo el que pregunta que el que tiene respuestas para todo / sobre todo, os quiero a todos a mi modo. No me puedo quitar de la cabeza los versos de Lírico en Filosofía y Letras pero Fernando Rueda entra y me corta el rollo.

Cuarto de periodismo, Universidad de Villanueva, el James Bond español me pide que escriba una columna personal con una única condición. Debe titularse “Yo soy currinche”. A lo que ipso facto me pregunto qué coño es un currinche. A caballo entre la agraviada RAE y WordReference creo construir una definición más o menos adecuada.

FRANCIS KÉRÉ ~Repartiendo arte~

Hoy hablaré sobre un arquitecto llamado Diébédo Francis Kéré. Este arquitecto tiene una vida muy interesante, y la mayoría de su obra, como veremos más adelante, está profundamente arraigada en su país de origen. Kéré nació en un pequeño pueblo de Burkina Faso llamado Gando. Cuando terminó sus estudios en la escuela consiguió una beca para ir a Alemania, donde estudió arquitectura en Berlín. Tras acabar la carrera, creó la asociación “Schulbausteine für Gando” con el fin de apoyar el desarrollo de su país.

Tiovivo de amenazas o la trivialización del mal

He querido dejar pasar unos días para escribir sobre las ‘amenazas’ a distintos políticos por dos motivos. La primera se fundamenta en la prudencia ante unos hechos semejantes. La otra causa es que tenía claro que la dramatización de la izquierda iba a dar mucho de sí. Y vaya si han dado, tanto que sigue coleando y lo hará hasta, por lo menos, el 5 de mayo.

Qué difícil

Si no me dices que estoy en 2021, viendo la política, la economía y la sociedad, pienso que estoy , mínimo, en 1930.

La polarización se ha normalizado, tanto que forma parte de la vida de los españoles; como el desayuno, la comida, la cena, incluso el jamón.

2021 ~Reflexiones de un maketo~

7 de mayo de 1945. Las potencias del Eje acaban de vencer al último reducto de militares soviéticos que quedaba en Moscú. La Plaza Roja asiste al izamiento de la bandera alemana en el Kremlin. La estela de la sombra de la esvástica tiñe la capital rusa de un aura fúnebre. Al igual que sucedió en Londres y Paris. …

Octubre de 1934, socialistas y separatistas inician la Guerra Civil

Corría el otoño de 1933. El gobierno del bienio de izquierda, presidido por Manuel Azaña, había tocado a su fin. Un ambiente de preocupación se respiraba, en bastantes sectores de la población, por causa del sectarismo antirreligioso, la oleada de violencia o los movimientos separatistas.

El hombre en busca de sentido – Viktor Frankl

¿Qué es lo que hace que nuestra vida merezca la pena?, ¿Es la búsqueda de la felicidad?, ¿El logro del éxito? Como seres humanos que vivimos en un vasto e interminable universo, ¿para qué lo hacemos realmente?

La fábula de Pedro y el lobo. La mentira como instrumento político

Hoy he vivido en varios momentos noticias de la amenaza con cartuchos de bala a tres personalidades de la política. La Directora General de la Guardia Civil que cesó al coronel Álvarez de los Cobos, al ministro del Interior y a Pablo Iglesias, candidato de Unidas Podemos al Gobierno de la Comunidad de Madrid.

El populista de Schrödinger

Viendo el comportamiento de Pablo Iglesias quizá el ex vallecano esté viendo una serie en la que la física juegue un papel importante. Eso podría haberle incitado a querer llevar a la práctica la hipótesis planteada por Erwin Schrödinger. Y es que aunque sea lego en ciencias en cinismo tiene un doctorado, como todo intento de comunista.

A %d blogueros les gusta esto: