Combate a la vista

Se apagaron las luces y todos resoplaron. Los espectadores esperábamos una obra trágica, digna de autores griegos, pero conforme fue pasando el tiempo algunos nos quedamos con ganas de pedir el dinero de la entrada. En las afueras del teatro se escuchaba que los actores eran capaces de lo peor, de lo mejor escuché poco. Cuando alguien decía que ese actor era mejor que el otro, en seguida se armaba una riña. Cualquiera no entraba.

Olvidan qué es debatir y no recuerdan que no somos tontos

Nuestro diccionario dice que ‘debatir’ es discutir un tema con opiniones diferentes y que discutir significa examinar atenta y particularmente una materia. Imagino que esto lo obvian los seis candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid.

Los medios deberían plantearse su labor y el nombre que dan a sus formatos. ¿Qué aporta lo visto anoche? Quiero pensar que las ideas de la ciudadanía no san tan pobre como para verse afectadas por el espectáculo televisivo protagonizado en el plató de Telemadrid.

Con la e, debe debe de

Buenos días chiques. Era una forma de hablar en mi casa, ya saben eso de la cercanía, la complicidad en vez de tanta cordialidad en los trabajos. Incluso creo recordar que llegué a hablar así, en algunas ocasiones, con amigos. Oiga, a nadie escuché decir nada ni en mi casa ni en la calle. Ahora no sé qué pensar, mi familia necesita una consulta; ¿habremos estado faltando al respeto diciendo eso?, ¿si seguimos hablando así faltaremos al respeto a alguien?

No cabe un tonte más

«Niños, niñas y niñes», «todos, todas y todes», «escuchados, escuchadas y escuchades», ¿con cuál se quedan? La última es, sin duda, mi favorita.

Si hace no muchos años alguien se hubiera dirigido a nosotros empleando estos términos todos hubiéramos pensado que nos encontrábamos ante un desequilibrado, un borracho o un payaso. Si hoy leemos o escuchamos a alguien que se expresa así será más fácil catalogar al espécimen en cuestión. Nos encontraremos ante un socialista, uno de los modernitos, los peores que hay. Si bien es cierto que no debemos descartar ninguno de los calificativos anteriores…

El Festival del oportunismo

Hace escasos días se filtró una noticia que pasmó a todo el panorama taurino. El 2 de mayo se va a celebrar un festival en el coso venteño. Después de que Plaza 1, gestora de la Plaza de Las Ventas, afirmase por activa y por pasiva que era inviable dar toros en Madrid tanto económicamente como sanitariamente, en pocos días se ha fraguado un festejo en el que habrá un 40% de aforo.

El cuento de la rata Paolo

Érase esta vez, en un país no muy lejano, una pequeña rata llamada Paolo. Paolo nació en el seno de una familia de buena alcurnia, tuvo una buena educación y nunca le faltó de nada. Desde muy joven empezó a preocuparse por lo que pasaba a su alrededor, era tan tan solidario que no tardó en ver insolidaridades donde nada podía hallarse. Esa percepción del mundo como un páramo injusticia cambió su forma de vivir, Paolo decidió que había que cambiarlo todo.

~El sumario del agravio~ 1-14 de abril del 2021

Continuamos esta sección, patrocinada por el desGobierno de España, para refrescar la mente de todo aquel que nos regale su tiempo y decida leernos.

14 ABRIL, LA REPÚBLICA SIN REPUBLICANOS ~El Profesor~

El primer tercio del siglo XX está presidido por la búsqueda de una ‹‹España nueva››. Los métodos para alcanzarla alternarán entre lo pacífico y lo violento. La crisis del alma española se agudiza tras el desastre del 98. Por su parte, el régimen de la Restauración, que logró un periodo largo de estabilidad política, prefirió las tácticas políticas caciquiles en detrimento de los principios. En enero de 1930 cayó la Dictadura y Alfonso XIII lo hizo en abril de 1931.

El 14 de abril se proclamó la Segunda República. El júbilo fue la manifestación de la confianza en el nuevo régimen como impulsor de la regeneración de España. Muchos españoles entendían que la regeneración solo se podía producir desde un cambio de régimen. Pero la República nacía con deficiencias importantes…

La variable Ayuso

Los ataques a Isabel Díaz Ayuso llevan produciéndose desde que fue nombrada presidenta hace dos años, ya sabíamos que esta campaña iba a ser de acoso y derribo a su persona. Aún así, la izquierda en España siempre es capaz de ir un poquito más allá.

Dimitir ya es un nombre ruso

¿Saben quiénes se sintieron super elocuentes al hacer este juego de palabras? Podemos, antes de ayer, cuando hacían oposición al Gobierno de Mariano Rajoy. Por aquel entonces Echenique hacía chascarrillos con Rita Barberá y se servía del viejo chiste político para recordarle que «dimitir no es un nombre ruso». Qué malo es el paso del tiempo y que poca capacidad que tienen en Unidas Podemos para soportar la hemeroteca.

A %d blogueros les gusta esto: