La muerte soñada por Jack London

Dar testimonio completando aquello que no resulta visible desde la superficie. Eso es, a mi entender, escribir. Contar lo que ves, lo que te rodea, lo que pudo ser pero no fue. La vida y sus múltiples tentativas frustradas. Recopilar pacientemente aquello de lo que se te ha hecho albacea: la memoria, los recuerdos, una inconsolable nostalgia por lo que pasó y desapareció. Ordenar el caos: seleccionando los materiales de la recomposición y otorgando sentido a aquello que no lo tiene; esto es, tratando de plasmar de qué forma otros emprendieron la heroica tarea de existir. Perdiéndose poco a poco en el intento.

Noches Blancas – Dovstoievsky

Noches blancas es una breve historia de Fyodor Dostoyevsky publicada originalmente en 1848. En este momento en particular en el que estamos inmersos con la invasión de Ucrania, he podido aprovechar para leer de nuevo a algún autor ruso tras unos meses de inactividad por mi parte en este, nuestro Rincón.

Sobre el Donoso Escrutinio

Resulta imposible otorgar más importancia a un libro que quien lo arroja a las llamas por simple temor a su contenido. En un mundo donde el saber escrito ha quedado reducido a vestigio anacrónico en vías de convertirse en símbolo subversivo —diga lo que diga la Irene Vallejo de turno con ojos de cervatillo atropellado—, no puede haber mayor muestra de respeto al papel impreso que confiriéndole el valor social que perdió mucho tiempo atrás, aunque sea para correr a arrebatárselo de nuevo.

¿Podemos determinar unas reglas necesarias para vivir? – 12 Reglas para vivir – Jordan B. Peterson

Lector empedernido de Orwell y Solzhenitsyn, y sin duda un individuo que no deja indiferente a nadie por ahí donde pasa. En noviembre de 2018 leí en el periódico El Mundo una entrevista de Jordan B. Peterson, que visitaba España durante unos días con motivo de su libro: 12 Reglas para vivir, del que personalmente no conocía su existencia hasta ese momento.

Lean y serán libres

Estaba observando el punto rojo de mi purito MEHARI´S, mientras me recreaba en mi terraza con el entorno nocturno en busca de respuestas a preguntas estúpidas, que siempre las hay. Entonces me he acordado de ustedes, algunos me leerán cada vez que publico y otros de rebote, pero oigan algo les une a todos: me leen. Y es por eso por lo que hubiese sido pecado si les tengo mucho más tiempo sin leer algo mío. Al lío.

COLONIZANDO ESPAÑA ~Repartiendo arte~

No es muy común, pero tampoco es extraño ver publicaciones o escuchar hablar de nuevas ciudades que se crean de la nada en sitios como Dubái, Arabia Saudí, y demás países. Megaciudades, que generan asombro entre la gente que descubre el proyecto por primera vez. Lo que la mayoría de gente no sabe, es que eso en España pasó también hace relativamente poco.

Vuelve el toro pero no los aficionados

Ahora sí. Esta vez va en serio. Vuelve la fiesta a Las Ventas. Vuelve el toro a su casa. Después de 20 meses -que se dice pronto-, la primera plaza del mundo volverá a tener una corrida de toros en condiciones, fuera de pantomimas políticas con toreros acomodados y animales inofensivos. Se vienen dos fines de semana donde Las Ventas resurgirá.

Meditaciones – Marco Aurelio

Hoy les traigo otro libro especialmente enriquecedor para mí. Aunque personalmente no soy la persona más docta para analizar su contenido, me parece especialmente útil en estos tiempos que vivimos compartir su mensaje. Aborda principalmente la estrecha franja de la experiencia individual, que comprende toda la trayectoria de nuestra vida, y que está rodeada de vacíos y de situaciones ocasionalmente incontrolables.

ZARAGOZA, CIUDAD DEL VIENTO ~Repartiendo arte~

Tras Barcelona, seguimos en esta sección donde hablaremos de distintas ciudades españolas, de mi ciudad natal, Zaragoza.

Aunque de primeras no se piensa en Zaragoza por su arquitectura, esta ciudad tiene escondidas muchas obras muy buenas. A esto favoreció la expo, de la que hablaremos más tarde.

Carta a Rafael Garrido: tic, tac

Querido señor Garrido,

El reloj corre. El calendario pasa de página. Mayo se despide. Al acecho el verano. Seguimos sin toros en la plaza más importante del mundo. No hay explicación ni excusa que valga a estas alturas. Lo que está haciendo usted, señor Garrido, es un auténtico insulto a los aficionados taurinos, especialmente a los venteños.

A %d blogueros les gusta esto: