Cataluña y el síndrome de Estocolmo

Es cierto que las encuestas siempre deben ser tratadas con cautela, más aún viniendo de donde viene, pero, ¿de verdad está tan enferma la sociedad catalana? Ni puedo ni quiero creerlo.

Nacionalismo: Réquiem por una mentira ~Reflexiones de un maketo~

Si hay algo que ha marcado el casi primer decalustro de nuestra democracia, es el nacionalismo. Tanto el catalán como el vasco. En todas sus vertientes, con diferencias en sus formas y en el modo, por supuesto, pero con un mismo fondo.

A %d blogueros les gusta esto: