No cabe un tonte más

«Niños, niñas y niñes», «todos, todas y todes», «escuchados, escuchadas y escuchades», ¿con cuál se quedan? La última es, sin duda, mi favorita.

Si hace no muchos años alguien se hubiera dirigido a nosotros empleando estos términos todos hubiéramos pensado que nos encontrábamos ante un desequilibrado, un borracho o un payaso. Si hoy leemos o escuchamos a alguien que se expresa así será más fácil catalogar al espécimen en cuestión. Nos encontraremos ante un socialista, uno de los modernitos, los peores que hay. Si bien es cierto que no debemos descartar ninguno de los calificativos anteriores…

Miquel Giménez: “Estos progres de salón tienen mucho que aprender y mucho por que callar”

Hoy vuelve a visitar nuestro Rincón un periodista. Tengo la oportunidad de compartir un rato de charla con un magnífico columnista cuyo estilo es inconfundible, casi tanto como su pipa.

Nuevamente y por fortuna, acogemos a ese tipo de persona que tanto nos gusta, alguien sin miedo a decir lo que piensa.

Hablamos con Miquel Giménez

8M: maldad e ignorancia a partes iguales

Alguien obstinado es aquel que se mantiene excesivamente firme en una idea, intención u opinión, generalmente poco acertada, sin tener en cuenta otra posibilidad. La gente obstinada es básicamente terca, necia, normalmente altiva y, en definitiva, ciertamente estúpida.

Irene Montero es un huevo de Fabergé

Seguro que todos ustedes han oído hablar de los famosos huevos de Fabergé. Se tratan de una colección de 69 joyas, creadas por el magnífico orfebre ruso Carl Fabergé bajo encargo, principalmente, de la familia imperial rusa. Tienen una curiosa historia así que les animo a conocer más de ellos.

A %d blogueros les gusta esto: