La frontera

Parece que el monstruo al que Víctor Frankenstein le dio vida corre libre por el Parlamento español. Sus costuras se han soltado y lo está llenando todo de vísceras roídas que están destapando los intereses ocultos de aquellos a los que la sombra cada vez les queda más pequeña.

A %d blogueros les gusta esto: