LA MADRE AÑORADA ~Recuerdos de niñez~

Corrían los cuarenta, reinado de Franco , Pedro y Constanza vivían en Avalle, aldea en el curso medio de la Vega del Sella, cultivaban tierras ajenas y hacían cestería de castaño que allí se había practicado desde siempre. También grababan al fuego los cestos y ese arte no dejaba de dar algunos resultados económicos que permitían ir, mal que bien, malviviendo.

A %d blogueros les gusta esto: