Yolanda la procrastinadora

Reconozco que me gusta postergar. ¿Deja para mañana lo que puedas no que hacer hoy? Mi respuesta es un sí rotundo. Ahora bien, si me pongo en la piel de un empleado público seguramente trataría de disimular, si fuera político intentaría dejar atrás el afán de posponer responsabilidades. Pero sin duda, si fuera ministro de TRABAJO del gobierno de España trataría de faenar en tiempo y hora. Y si no lo hiciera al menos no presumiría de vagancia.

A %d blogueros les gusta esto: