Santiago Morón: “Los posicionamientos de VOX no son para nada radicales. Son de sentido común”

Entrevista Santiago Morón

Hoy es un día especial, hablamos por primera vez con un aragonés. Nos visita un médico de familia, padre de tres hijos, y también político. Su hartazgo le llevó a meterse en VOX en el año 2014. Tras las elecciones autonómicas de 2019 se convirtió en diputado autonómico y portavoz de VOX en las Cortes de Aragón. Charlamos con Santiago Morón Sanjuán.

Si quieres escucharlo hazlo aquí:

Supongamos que se encuentra ante un auditorio que le desconoce por completo, ¿cuál sería su carta de presentación?

¿Mi carta de presentación? Pues diría que soy una persona de Zaragoza, médico de profesión, y que lleva en la política desde el año 2014, en VOX. Que entré un poco por casualidad. Y poco a poco me ha ido llevando el signo de los tiempos, y los acontecimientos me han traído a la situación en la que me encuentro en estos momentos.

¿Cómo surgió la posibilidad de entrar en política con VOX?

En el año 2014 la situación que había en España era bastante complicada, también desde el punto de vista político. Habían saltado todos los escándalos de corrupción, habían surgido otros partidos como Ciudadanos y Podemos. Y un poco dentro de esa situación de hartazgo general de la sociedad yo también estaba un poco harto de lo que veía.

Tampoco veía que valores como la libertad y la igualdad los representara nadie en ese momento. Entonces a través de la televisión y de algunas personas con las que entré en contacto conocí VOX y me introduje. Simplemente para conocer un poco el funcionamiento del partido. Empecé a ir a algunas reuniones y la verdad es que fueron unos años muy malos, había muy poquita actividad dentro del partido.

Después de las elecciones generales del año 2015 y 2016 el partido pensaba que a lo mejor podía conseguir alguna representación a nivel nacional y no consiguió absolutamente nada. Entonces hubo una cierta desbandada del partido. Eso llevó a que la gente que, de alguna manera, quisimos continuar con el proyecto, fuéramos asumiendo cada vez más responsabilidades. En el caso de Zaragoza éramos muy poquitos, afiliados constaban 60 o 70 personas.

¿Y ahora cuántos hay?

Aproximadamente unos 1600. La cifra exacta no te la puedo decir porque ahora no estoy ya en el comité, entonces no tengo ese dato, pero el último dato que dio el presidente del partido ahora en Zaragoza, Julio Calvo, fue de aproximadamente unos 1600, esa es la cifra de Zaragoza. 

Cuando yo deje la presidencia del partido hace un año, más o menos, pues estábamos unos 1450, o sea que el crecimiento en esos cuatro o cinco años fue muy importante.

Santiago Morón y Julio Calvo a las puertas del Ayuntamiento de Zaragoza (Heraldo de Aragón)

Por lo que me ha dicho entiendo que antes de VOX no le atraía especialmente formar parte de la política. ¿No se llegó a plantear, por ejemplo, integrarse en el Partido Popular?

No, para nada. A ver, siempre me ha gustado y he tenido cierta atracción hacia lo que es la representación de las personas. De hecho en mi época universitaria o cuando estuve haciendo la residencia de Medicina de Familia también estuve en el comité de huelga, por ejemplo, o en comisiones y delegación de alumnos. 

Es decir, de alguna manera eso siempre me había atraído, pero nunca había estado afiliado ni desempeñado ninguna actividad en ningún partido político.

Es médico y ha ejercido buena parte de su vida. La gestión por parte del Gobierno central y de muchas autonomías respecto al Coronavirus ha sido pésima. Es médico así que algo sabrá…Si de usted hubiera dependido, ¿qué habría cambiado en la gestión de la Pandemia?

En primer lugar yo creo que lo que falló sobre todo, y lo que más se le ha echado en cara al Gobierno, y desde VOX también se lo hemos echado en cara, ha sido, al principio, la falta de información y de coordinación entre las comunidades autónomas y el Gobierno central. La información que iba llegando era muy sesgada y muy escasa. Y la gente, evidentemente, no sabía muy bien a qué atenerse.  Lo que falló al principio fue esa fase de información y coordinación entre las comunidades autónomas. 

Luego lo que más hemos achacado, y creo que peor ha hecho el Gobierno, ha sido el no apostar de una forma firme por lo que son los procedimientos de diagnóstico y cribado; los tests, las PCR. Si bien al principio se fueron incrementando en número, llegó un momento en que ahí se quedó estancado el tema, se mantuvieron unos protocolos en base a los rastreadores. Sin embargo, no se fue generalizando el uso de estos test de antígenos o de PCR. Entonces todo se ha basado siempre en la distancia social. 

La estrategia del Gobierno siempre ha sido la de limitar los contactos de las personas, limitar la cercanía…Y de esa manera, cuando esas medidas se han ido liberando un poquito…

Por ejemplo el tema de confinamientos o de aforo en los locales, conforme se han ido levantando esas restricciones se han incrementado los casos. Entonces ellos han establecido una relación directa entre establecer esas medidas y el efecto que tenía. O dicho de otra manera, que si establecían esas medidas podían controlar la Pandemia. 

Pero realmente eso es una estrategia que es casi más propia del siglo XVI o XIV, es la de apartar a  las personas y evitar los contagios para evitar el riesgo de infección. Pero claro, una estrategia más moderna y del siglo XXI debería ser la de generalizar el uso de los test de antígenos y de las PCR, una vez estaban disponibles, para aislar a los casos. Es decir, aislar a las personas contagiadas o que pudieran estar contagiadas, y el resto de la sociedad, pues realmente tendría que haber intentando normalizar su actividad lo máximo posible.

Yo creo que se ha paralizado la actividad del país de tal manera que algunos sectores se han hundido económicamente, ya no tienen solución y las ayudas van a llegar muy tarde. Ese es el fallo de estrategia que más le achacamos desde VOX.

“Fernando Simón era capaz de decir cualquier cosa con tal de justificar la acción del Gobierno”

Y uno de los responsables de esta gestión lo conocemos bien en Zaragoza. Fernando Simón se graduó en medicina poco antes que usted así que no creo que coincidieran. ¿Cree que es mal médico o buen siervo?

Pues yo creo que es un buen siervo. No ha actuado bajo criterios médicos. A mí, como médico, algunas de las declaraciones que hacía Fernando Simón al principio me resultaban completamente extrañas. Cuando por ejemplo se hablaba de que la mascarilla no era recomendable…pues a ver, eso desde el punto de vista médico es una aberración, es un error.

Cualquier médico sabe que cuando hay una enfermedad respiratoria, pues evidentemente la mascarilla supone un freno a esa transmisión. Entonces, el querer cuestionar esas cosas y decir que realmente había que luchar contra la Pandemia poniéndonos guantes de látex y que las mascarillas no eran efectivas…Pues eran cosas que no tenían ninguna base científica.

Esas cosas lo que demostraban es que era capaz de decir cualquier cosa con tal de justificar la acción del Gobierno.

Como médico, ¿qué opina de las citas telefónicas?

La situación tampoco es exactamente igual en todos los centros de salud. Hay centros de salud en los que se ha ido normalizando bastante las actividad y me consta que algunas están ya entre un 30-50% de actividad presencial. Otros centros pues a lo mejor van más retrasados.

Sí que es verdad que al final habrá que llegar a una mayor presencialidad. Pero también hay que tener en cuenta que la sanidad, por ejemplo aquí en Aragón, ya arrastraba un problema muy serio; la falta de médicos. Hay una falta de médicos y enfermeras muy importante. Y realmente la Pandemia lo que ha hecho es agravar esta situación.

Hay muchos centros en los que, no sólo como ha ocurrido en Ejea o en otros centros más periféricos sino también en Zaragoza, que han estado muchos meses casi con la mitad del personal, entre bajas, confinamientos, bajas que no se han podido cubrir porque no había personal para cubrirlas…Entonces claro, querer normalizar en estos momentos al 100% la actividad va a ser casi imposible, porque no van a poder asumir la carga de trabajo que en estos momentos hay.

Creo que se tiene que llegar a un acuerdo con los médicos de primaria (a través de sindicatos de médicos, sociedades científicas etcétera) para intentar reestructurar un poco la agenda de los médicos y que todas aquellas urgencias del día a día, por ejemplo una persona que se levanta y le duele la tripa, pues que a esa persona se le pueda atender en el día. Pero claro, otras consultas que a lo mejor no tienen ese carácter de urgencia, que a lo mejor puedan tener una lista de espera. Porque hoy en día la lista de espera está basada prácticamente en cuándo te apuntas. Uno se apunta un día y si no tiene para dentro de dos, pues le dan para dentro de tres. Pero ahí se quedan sin atender en el día cuestiones importantes. Y, sin embargo, cosas que a lo mejor podrían esperar se atienden prioritariamente. 

Creo que tiene que haber una reforma de la agenda de los médicos y, en general, de lo que es la atención primaria.

Además de médico es padre de familia, ¿cómo se toman en casa que sea político?

Bueno, pues la verdad es que al principio lo veían…A ver, cuando me empecé a dedicar a la política, digamos, de forma amateur, llevando el partido pero sin ningún tipo de responsabilidad, no de una forma profesional, por decirlo de alguna manera, sino compaginándolo con mi actividad médica, pues bueno, yo creo que bien. 

Pero luego, al principio, lo veían raro. Porque realmente es un cambio importante, es dejar atrás una actividad que tiene poco que ver, de un día para otro, que además por cierto, como suelen decir algunas encuestas, tiene un gran reconocimiento social, para pasar a desempeñar otra que tiene poco reconocimiento social, que es la de político. De alguna manera en ese sentido creo que iba a peor, ¿no? (Ríe).

¿Pero ya se han acostumbrado no?

Sí, efectivamente. Yo creo que en casa lo aceptan. En general en casa no solemos hablar de política, hombre alguna vez que surge algún tema. Pero bueno, intentamos dejar esas cuestiones un poco al margen. Y aunque, más o menos, mis hijos creo que sí que tienen una orientación ideológica parecida, con algunas divergencias conmigo lógicamente, como puede tener cualquier padre con sus hijos. Pero bueno, en algunas cosas coincidimos y en otras mantenemos nuestras diferencias. Una cosa normal y que no tiene mayor importancia.

“Lo que sientes muchas veces es un poco de rabia de ver cómo se comporta la gente que pasa y te insulta. Es más una sensación de impotencia”

Ahora que habla de diferencias sanas…Hay otras menos sanas.  El clima de crispación en España a veces parece insostenible y las agresiones a simpatizantes de VOX son cada vez más frecuentes. Es habitual verle en mesas informativas de su partido por las calles de Zaragoza, ¿alguna vez ha tenido problemas?

Miedo he de reconocer que nunca he pasado porque tampoco me he visto nunca en una situación de una amenaza grave. Pero sí que es verdad que estando en mesas aquí en Zaragoza nos han insultado. Alguna vez recuerdo que nos tiraron un globo con pintura, que no nos dio a ninguno y cayó en la mesa.

Las dos veces que realmente ha habido una agresión más física fue ahí en Delicias, que atacaron la mesa, rociaron a la gente que había con un extintor, es decir, cuando ha habido alguna agresión de ese tipo yo no estaba. Sí que es verdad que alguna vez pues han lanzado alguna cosa y ha pasado alguien y te ha escupido, pero a ver, no han sido situaciones en las que yo haya sentido miedo.

Lo que sientes muchas veces es un poco de rabia de ver cómo se comporta la gente que pasa y te insulta. Es más una sensación de impotencia, yo no voy a responder, no me voy a poner a tu altura. Pero por otro lado sientes esa impotencia de decir “es que no puedo yo expresar mis opiniones libremente y tranquilamente como cualquier otra persona”.

Seguramente si fuera por VOX esto sería distinto, pero como político, ¿Cómo explica a los ciudadanos que sean los jueces los que estén gobernando nuestras vidas ahora mismo? 

Hombre, a mí me parece que eso responde exclusivamente a una forma de eludir responsabilidades. Los políticos están para gobernar, y bueno, para equivocarse también. Es decir, a veces un político tiene que tomar unas decisiones y se puede equivocar o puede acertar, pero él es el que las tiene que tomar, porque él representa la voluntad popular. 

Y lo que no puede ser es que tenga que ser un juez el que tenga que tomar las decisiones, porque los jueces lo único que tienen que hacer es hacer cumplir la ley, y son los políticos los legisladores, los que tienen que marcar las leyes y los que luego tienen que hacerlas cumplir. Y los jueces lo único que tienen que hacer es interpretar que esa ley se ajuste a derecho. Pero desde luego no tienen que, en ningún caso, tomar las decisiones para organizar nuestras vidas, eso es una cosa evidente.

VOX acaba de  interponer un recurso contencioso administrativo al Decreto Ley antipandemia COVID-19 en Aragón. ¿Por qué?

Aquí en Aragón se legisló un Decreto Ley en octubre que regulaba el estado de alarma en Aragón, pensando sobre todo en la situación posterior a la COVID. En ese momento VOX, y también el Partido Popular, votamos en contra de la convalidación de ese Decreto Ley. Pero sí que es verdad que en ese momento no presentamos ningún recurso de tipo judicial. Porque en ese momento estábamos bajo el amparo o paraguas del estado de alarma. Era una situación un tanto peculiar, porque realmente se estaba regulando algo que ya estaba regulado. Claro, tampoco se tenía previsto cuál iba a ser el desenlace de la Pandemia, qué situación se iba a generar en unos meses, etcétera. 

Fue una situación única porque fuimos la única comunidad autónoma en la que se legisló a ese respecto. Y en ese sentido nosotros simplemente nos mostramos en contra y votamos en contra de la convalidación. Ahora, una vez ha finalizado el estado de alarma, en la interpelación que ha hecho el Gobierno de Aragón, para dar una mayor validez jurídica a la situación actual, se ha planteado otro Decreto Ley que se va someter a convalidación este jueves (19 de mayo) en el Pleno. Respecto a ese Decreto Ley nosotros evidentemente estamos en contra. Prácticamente es la actualización del anterior que se firmó en el mes de octubre.

En ese sentido, al igual que se está haciendo en el resto de España, vamos a presentar un recurso respecto a su validez jurídica. Presentaremos un contencioso administrativo para que se cuestione su validez. Porque realmente estos Decretos que está dictando el Gobierno de Aragón, al igual que en otras comunidades autónomas, son Decretos que están, de una forma clara están restringiendo derechos fundamentales de una forma general, no puntual, no restringiendo derechos fundamentales de personas individuales.

Esa es una situación que no está recogida ni en la Ley de Sanidad ni en los distintos supuestos que recoge el ordenamiento jurídico español, que por cierto en estos temas es muy escaso… Pues estas leyes hablan de restricción de derechos fundamentales en casos puntuales, pero no de una restricción de derechos fundamentales, en base a una cuestión de salud pública, de toda la población de forma generalizada. 

Todo lo que son los confinamientos perimetrales, con la restricción que supone del derecho a tu movilidad, de acceso a tu propia propiedad…Todas esas cosas dejan una situación de inseguridad jurídica a estos textos, y son los que nosotros vamos a llevar a los tribunales porque entendemos que no se ajustan a derecho.  

¿Cómo explicaría a un lector nuestro que no sea de Aragón qué es lo que pensamos muchos aragoneses de la forma de gobernar de Javier Lambán? Fíjese cómo estará el PSOE para que siempre se hable de nuestro presidente como uno de los más valiosos del partido…

Además dentro de Aragón tiene un respaldo importante dentro de su partido. A ver, yo pienso de Lambán que quizá una de las cosas que, dentro de su partido, le ha otorgado un cierto “prestigio” ha sido su enemistad o falta de sintonía con Pedro Sánchez.  De alguna manera eso le ha catapultado a los titulares en prensa nacional. Y eso ha atraído a cierto sector más moderado del Partido Socialista. 

Pero bueno…yo cuando hablo de Javier Lambán diferenciaría un poco lo que es la persona y lo que es el presidente de un Gobierno. Y como presidente de Gobierno…pues el presidente de un gobierno que está formado por cuatro fuerzas políticas entre los que hay un partido como Podemos, que es un partido que ha arengado a los actos violentos contra VOX, por ejemplo.

Y son partidos que, tanto el Partido Socialista, aunque sea en su rama más sanchista, como Podemos, han establecido ya un diálogo permanente y formal con fuerzas separatistas y partidos de extrema izquierda.

En ese sentido no puedo tener ningún aprecio hacia ese Gobierno ni hacia las decisiones que toma.

“Lo del PAR nunca lo he llegado a comprender del todo (…) me sorprendió la rapidez con la que Arturo Aliaga llegó a un acuerdo con Javier Lambán”

Realmente aquí vemos cierto paralelismo entre el llamado Gobierno Frankenstein de España y el nuestro. Cabe recordar que Lambán está gobernando en Aragón pese a que en las últimas elecciones autonómicas el supuesto centroderecha sumaba mayoría absoluta. ¿Cómo se tomó que el PAR descartase por completo entenderse con ustedes?

Lo del PAR nunca lo he llegado a comprender del todo. Lógicamente puedo tener mis opiniones, pero realmente a mí me sorprendió la rapidez con la que Arturo Aliaga llegó a un acuerdo con Javier Lambán. Prácticamente no hubo tiempo casi de establecer un debate o diálogo entre las fuerzas. Bueno, sí que hubo algún contacto con los distintos partidos. Pero prácticamente, por decirlo de alguna manera, la decisión del PAR de pactar con el Partido Socialista ya estaba tomada. O desde luego se tomó los primeros días, porque no hubo prácticamente ninguna posibilidad de diálogo y entendimiento.

Y es curioso lo del gobierno este cuatripartito porque hay que recordar que este Gobierno es anterior. Cuando Sánchez formó Gobierno con Podemos ya se había formado aquí. Es decir, ya teníamos aquí la experiencia. Y precisamente ese Gobierno del “moderado” Lambán, resulta que ya había llegado a un acuerdo con Podemos. 

Llama mucho la atención que, efectivamente, este Gobierno que, aparentemente por el perfil de Javier Lambán, se podía pensar que era más moderado que el Gobierno nacional, y, sin embargo, digamos que abrió un poco esa posibilidad de pactos con la extrema izquierda. Y bueno, además es un Gobierno que está en una clara sintonía con Izquierda Unida, o sea que más que cuatro son cinco a la hora de tomar decisiones.

Y en los últimos meses, casi diría en el último año, también con la complicidad o con el acuerdo prácticamente en todos los temas con Ciudadanos. 

Más Frankenstein que en Aragón…

Sí sí, realmente hay un dato muy concreto, que es por ejemplo los presupuestos del Gobierno de Aragón de este año. Los presupuesto del Gobierno de Aragón se aprobaron con una mayoría impresionante. Yo creo que es la mayoría más importante que han tenido unos presupuestos en esta comunidad. 

Lo aprobaron seis grupos, el cuatripartito más Izquierda Unida más Ciudadanos. Y los únicos grupos que votamos en contra fuimos el Partido Popular y VOX. En ese sentido Lambán no ha tenido por parte de la izquierda ninguna oposición. Y Podemos desde luego se ha entregado a su política, se ha adaptado perfectamente, incluso en algunos temas ha renunciado casi a algunas cuestiones, y realmente se ha entregado al Partido Socialista. Realmente por mantener también los sillones, al final se ha rebajado un poco a eso, se ha acomodado perfectamente como parte de la casta.

Arturo Aliaga(PAR) alternando con Rajoy hace no mucho.

Se acaba de poner en marcha (en teoría) el plan de rescate para la hosteleria y turismo en Aragón. Ya ha esbozado antes que, sobre todo, llega tarde ¿es suficiente?

Sí, llegan tarde. Realmente a la hostelería, las ayudas que le puedan llegar pues evidentemente bienvenidas serán. Ellos están con muchas deudas en este momento. Han ido perdiendo ahorro y han ido acumulando deudas, revisiones de préstamos, etcétera. 

Pero realmente ellos siguen pidiendo ahora lo mismo que pedían hace un año. Ellos lo que piden es poder trabajar. Ellos no piden ayudas, lo que quieren es que se les apliquen las medidas sanitarias adecuadas y que puedan trabajar. Y eso va un poco en la línea de lo que comentaba antes. Esa estrategia equivocada que prácticamente ha paralizado este país y, sin embargo, no ha conseguido vencer todavía a la Pandemia. 

Y recordemos que si la acabamos venciendo será por la vacuna, porque realmente por la acción sanitaria del Gobierno pues no sería posible. En estos momentos los casos de infectados y, sobre todo de los hospitalizados y que están en la UCI, pues son gente ya de mediana edad que todavía no se ha vacunado. Es decir, que la vacuna está siendo bastante efectiva, sobre todo en cuanto a las hospitalizaciones y a las personas que acaban en cuidados intensivos, pero realmente es a lo único que nos podemos agarrar. 

Todo lo demás ha sido un fracaso que ha llevado a la ruina a mucha gente. Y en la hostelería la mayor parte de la gente lo que quiere es poder trabajar. Ya no quieren ni que les den 1000 euros, ni 2000, ni 3000. Si se los dan, pues evidentemente mejor que mejor, porque acumulan muchas deudas, pero ellos lo que quieren es trabajar. 

“Del discurso de Javier Lambán se puede rescatar que es patriota (…) En ese sentido hemos tenido una cierta suerte”

Si la izquierda sigue muchos más años gobernando Aragón, ¿teme que acabemos viendo un proceso de catalanización exitoso como ya ha ocurrido en otros lugares?

No sé, aquí parece que lo que es la izquierda patriótica… que en su día existió y había líderes de izquierda que mantenían discursos un poquito más patriota que el actual. Pero bueno, esa izquierda parece que ha desaparecido, quizá un poco los vestigios que quedan es el caso de Javier Lambán. 

Javier Lambán si tiene algo que se puede rescatar de su discurso es que es un discurso patriota, en ese sentido la verdad es que tengo que reconocerlo. Eso es lo más destacable y restacable de su discurso. Es un discurso patriota, que mira por la unidad de España y que se enfrenta directamente contra los separatismos. En ese sentido hemos tenido una cierta suerte, por decirlo de alguna manera. 

Sin embargo, por otro lado sí que se ha estado, de alguna manera, apoyando el reconocimiento del aragonés como una lengua cooficial, cuando realmente el aragonés tiene una implantación muy pequeña. Muy pequeña, y además como lengua, como tal, no existe.

El aragonés, o su normalización lingüística lo que va a conseguir es la desaparición de una serie de modalidades lingüísticas que se hablan en determinadas poblaciones, que claro, al final se van a normalizar en una única lengua que va a provocar que esas variedades lingüísticas vayan a desaparecer. Como ha pasado por ejemplo en Baleares con distintas modalidades como el ibicenco. Pues aquí lo mismo.

Al querer normalizar esas peculiaridades lingüísticas de cada localidad lo que se va a conseguir es sí, una lengua que hablen más personas numéricamente, pero una lengua “inventada”, que va a recoger un poco de cada localidad y que realmente se está creando. Es una lengua que no existía como tal. El aragonés no existe como tal.

¿Cómo de fino es el paso de regionalista a nacionalista?

Yo creo que el Gobierno de Aragón en estos momentos es un gobierno regionalista. Un Gobierno fundamentalmente basado en cuestiones de carácter regionalista, pero fundamentalmente por el carácter que todavía tiene, como he comentado, el discurso del Partido Socialista en Aragón, que todavía es un discurso más o menos…sin tintes excesivamente nacionalistas o separatistas de ninguna clase. 

El único partido que podría plantear esas cuestiones sería más Chunta Aragonesista. Y bueno, tampoco ha hecho gala, probablemente porque está en una minoría clara en el Gobierno y tampoco ha querido presionar en ese sentido. Tan sólo se ha querido posicionar en temas, sobre todo, de la lengua, de la creación de esa academia de la lengua que se creó aquí en Aragón.

Pero bueno, realmente el perfil de la Chunta Aragonesista de hoy en día es un perfil más de carácter…ahí coincidía mucho con Podemos; protección del medio ambiente, las políticas de género…es decir, entraría un poco en lo que es, hoy en día, la izquierda en general. Los mantras de la ‘Agenda 2030’

“A Teruel Existe la gente no les conocían bien”

Y hablando de regionalistas… Teruel Existe fue la fuerza más votada en Teruel en las elecciones del 10N con más de un cuarto de los votos. Más adelante sería clave en la investidura de Sánchez. No sé si a todos, pero, ¿engañó Teruel Existe a sus votantes?

En política hay muchos partidos y muchos políticos que engañan a sus votantes, un ejemplo lo tenemos también en Sánchez, ¿no? Sánchez también dijo hasta la saciedad que no pactaría con Podemos, que no pactaría con partidos separatistas ni Bildu, que ni se sentaría con ellos y tal. Y bueno, pues luego ha hecho todo lo contrario.

Y yo creo que a Teruel Existe la gente no les conocían bien. La gente que conocía a Guitarte, y conocían un poco sus orígenes, y también sabían que habitualmente no residía siquiera en Teruel, que él reside habitualmente en Valencia, pues sabían un poco e su ideología. Sabían que era gente que procedía o bien de la Chunta o bien del Partido Socialista. Pero que en cualquier caso era gente que provenía claramente de lo que es la izquierda.

Claro, hay gente que, a lo mejor por desconocimiento, identificaron lo que era el partido político con la plataforma ‘Teruel Existe’, que hizo un trabajo encomiable para denunciar la situación de abandono de Teruel, y que, sin embargo, se ha hundido. A raíz de la a aparición del partido esta plataforma ha perdido mucho apoyo popular. 

Y el partido político, yo creo que es un partido que seguirá teniendo cierto tirón. Porque probablemente el voto de izquierdas regionalista le seguirá votando, pero quizá mucha gente que votó pensando que votaba a una plataforma, digamos, ciudadana de reivindicación de lo turolense, pues esa gente evidentemente dejará de votar a Teruel Existe.

Uno de los temas que más critican a su partido en Aragón es el relacionado con el posible trasvase del Ebro a las cuencas deficitarias. ¿Son firmes en su postura?

Nosotros ahí tenemos una cuestión muy clara que además la hemos querido hacer valer en estas últimas semanas con varias iniciativas; hicimos una interpelación al consejero de Agricultura, hicimos también varias preguntas y presentamos también una moción.

Nosotros lo que siempre hemos defendido es que, aquí en Aragón, hace falta todavía desarrollar muchos regadíos. Lo que está claro es que aquí hay una serie de obras que no se han hecho y que están muy reclamadas por todo el territorio, y que son necesarias para poder mantener el regadío. 

Y pese a la críticas de muchos sectores de que con el cambio climático va a haber menos lluvias y que, por lo tanto, estas obras están sobredimensionadas, sin embargo, tenemos la opinión de muchos expertos que lo que nos están diciendo es lo contrario. Nos están diciendo que la carencia de lluvias una serie de años, por ejemplo acumulada de dos o tres años, lo que puede conllevar es que a que, si no se embalsa ese agua, esos regadíos no se van a mantener.

Es decir, hay muchas obras que no se van a poder hacer porque, probablemente ya, los propios tribunales las van a descartar definitivamente, otras que esperamos que se puedan terminar, y otras que a lo mejor serían necesarias. Porque si no, si no se modernizan regadíos para aprovechar el agua bien y correctamente, y luego por otro lado no se finalizan esas obras, pues probablemente los años de carencia de lluvias no se va a poder disponer de suficiente agua para garantizar la extensión que tenemos de regadíos, que por otro lado es importante.

Entonces, dentro de ese primer planteamiento, nosotros entendemos que el Ebro vierte al mar bastante más agua de la que se necesitaría para cubrir estas necesidades que hemos comentado, más mantener la reserva hídrica que viene regulada en el Estatuto de Autonomía. Y claro, si hay un excedente importante de agua, nosotros entendemos que en ese panorama futuro, que está aquí ya pero que dicen que se puede agravar en los próximos años…

En ese panorama futuro de escasez de agua entendemos que va a tener que llegar un momento en el que tenga que haber una cierta interconexión, de una forma lo más sostenible posible y medioambientalmente también asumible, para que no se pase necesidad en ninguna parte de España, tanto de agua de boca como también para otros usos. Porque a veces la gente se echa las manos a la cabeza porque dicen “es que claro, en Murcia van a utilizar el agua para regar unos campos de golf o unos complejos turísticos”. Claro, pero a ver, es que eso también genera riqueza. Y no sólo riqueza para la comunidad de Murcia, sino que al final esa riqueza es producto interior bruto que acaba beneficiando o repercutiendo en todos los españoles.

Es decir, nosotros tenemos que garantizar nuestro crecimiento y nuestro desarrollo, en ese sentido tenemos que garantizar se hagan las obras que estaban ya acordadas por una gran mayoría de grupos, ya desde el año 92, aquí en Aragón, y otras obras que a lo mejor en el futuro sean necesarias. Y se tiene que garantizar tener agua suficiente para poder afrontar todos esos retos que tengamos en Aragón, pero todo el excedente que haya disponible…ese es un agua que no nos pertenece, de alguna manera es un agua que es de todos los españoles. Entonces ese agua también puede contribuir a generar crecimiento y desarrollo en otras comunidades, que al final también nos va a repercutir a nosotros. 

¿Su relación con Beamonte es mejor que la de Casado con Abascal?

Sí tenemos una relación, lógicamente: Pero evidentemente no tenemos una relación como puedan tener unos miembros de Gobierno que están en un continuo debate. 

La relación que yo mantengo con él es una relación puntual de, en algunas ocasiones, comentar o discutir sobre algún tema, pero casi en la cafetería podríamos decir. No mantenemos una relación personal muy intensa, pero no es mala tampoco. Nosotros en ese sentido no hemos tenido un enfrentamiento como el que pudo haber entre Casado y Abascal. Tenemos una relación normal, cordial y sin ningún tipo de problemas.

Hablando de relaciones, ya ha comentado que desde finales del año pasado Julio Calvo es el presidente provincial de VOX. Imagino que su relación es cordial y no ha cambiado desde entonces.

Efectivamente. A Julio Calvo lo conozco desde el año 2015 o 2016. Creo que fue en 2015 cuando él ingresó en VOX. Y hemos mantenido una relación, desde entonces, cordial.

Evidentemente hay una serie de temas en los que, como todo el mundo, podemos tener nuestras diferencias, pero bueno, eso es una cosa normal. No podemos esperar que todos seamos calcos uno del otro. Pero bueno la relación es normal, él está desempañando la labor como presidente del partido en Zaragoza y no hay ningún problema.

“El enemigo es precisamente ese globalismo que se quiere imponer en la sociedad”

Sostiene que está harto de lo políticamente correcto y de la pérdida de valores, ¿estamos a tiempo de revertir la situación?

Yo creo que sí. De estos temas, cuando yo empecé en el partido, era el debate que teníamos nosotros de barra de bar. Nos preocupaba que haya una serie de valores, como por ejemplo el reconocimiento del esfuerzo, del trabajo y del mérito cuestiones relativas a la libertad e igualdad de los españoles, estas eran una serie de cuestiones que poníamos encima de la mesa y veíamos que nadie más hablaba de estos temas.

Eran temas que estaban completamente tapados, ya se estaba imponiendo lo que era lo políticamente correcto y había temas que ya no se podían hablar. De hecho este movimiento tampoco es que se haya frenado. De alguna manera se han ido generalizando los mantras fundamentales, que ahora bajo lo que es el paraguas de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, parecen una religión que todo el mundo tiene que asumir. 

Nosotros en su momento lo planteábamos como una respuesta ante esa falta de valores. Ahora realmente hemos focalizado más el enemigo, por decirlo de alguna manera. El enemigo es precisamente ese globalismo que se quiere imponer en la sociedad. 

Entonces lo que en un momento era una cuestión poco definida, o que pensábamos que simplemente eran versiones de la izquierda y de algunos políticos, ahora lo vamos focalizando. Pero también es verdad que en estos años, quizá gracias a la labor que hemos hecho desde VOX, hay una serie de temas de los que se están hablando más. La gente tiene menos miedo a hablar y a posicionarse. Y cuestiones de las que antes no se podía hablar ahora las estamos poniendo encima de la mesa: las políticas de género, la inmigración ilegal…Son temas de los que, aunque en seguida se nos acaba tachando de racistas o xenófobos, vemos que la gente cada vez está más preocupada. Y cada vez hay más gente que entiende nuestros posicionamientos. Que no son posicionamientos para nada radicales. Son posicionamientos de sentido común. 

En línea con esa posible pérdida de identidad, recientemente hemos conocido que el mítico Elíseos de Zaragoza va a convertirse en un McDonalds, personalmente, ¿qué opina de esa transformación?

¿El cine Elíseos en un McDonalds? (Ríe) Pues hombre, la verdad es que es una pena.

Se habla mucho de la protección de la cultura. Pero realmente lo que es la cultura, y especialmente el cine español, ya que lo has comentado, está en sus cotas de dignidad y prestigio más bajas. 

En general, la industria del cine en España se ha entregado a la subvención. Ya no se busca la calidad o hacer una buena producción. Lo que se busca es, desde el primer momento, tener garantizado cubrir los costes. Y eso se consigue buscando un apoyo ideológico. Es ponerse en contacto con el ministerio de turno y que le digan: “pues mira, quiero que hagas una producción sobre esta cuestión”. O al revés: “queremos hacer una producción sobre la educación en los años 50. Bueno, pues toma, te daremos tanto”.

Eso va en contra de la calidad. Una actividad que está excesivamente subvencionada, al final, lo que provoca, es que disminuye la calidad, porque lógicamente ya no hay un esfuerzo para mejorar los contenidos ni mejorar la producción, punto y final. 

Es lo que ocurre, como no tiene que competir con otros mercados, cualquier producción vale. Entonces el cine español está hecho un asco.

Vale para producirla, pero también vale cada vez para menos gente.

Efectivamente. Luego nadie va al cine, la gente no va. Los ingresos por taquilla de muchas películas españolas no llegan ni a los 300.000 euros al año de recaudación. Y el coste se asume con las subvenciones que se reciben del Estado.

Eso, lógicamente, es una industria que en términos económicos está abocada al fracaso. Y efectivamente cada año va menos gente al cine y cada año la calidad y las películas son perores.

¿Queda bravura en España?

¿Si queda bravura? Yo creo que sí. Hay todavía mucha gente que no se conforma. A mí, personalmente, una de las cosas que más me ilusiona es que, de cuando empezamos en esta aventura de VOX, que éramos muy poquitos, a la situación de ahora, sobre todo lo que ha cambiado es que hay mucha gente joven.

Nunca ha sido la gente más mayor, por mucho que se nos quiera poner el sambenito de la gente mayor y tal, pero no no. La gente mayor, en general, es gente que busca un poco la “seguridad”. Y aquí en España yo siempre he dicho que la gente mayor o bien era del PSOE o bien era del PP. Porque de alguna manera son aquellos que les han pagado las pensiones. Y de alguna forma pues también hay que entender que es una cosa lógica. Tampoco están muy a lo que surge o a la novedad. 

Nuestro voto siempre ha sido, sobre todo inicialmente,  un voto de mediana edad. Y estamos teniendo cada vez un suelo mayor de gente joven. Ahora el partido está creciendo tanto a nivel de gente de mediana edad, como era nuestro, digamos, caladero de votos y simpatizantes fundamental…pero ahora realmente donde estamos creciendo más es entre los jóvenes. 

Y eso es garantía de futuro. Está claro que si VOX es una opción que engancha a los jóvenes y también a la gente de mediana edad, es cuestión de años que seamos un partido mayoritario en España.

“El escenario del resurgimiento del comunismo para mí, en estos momentos, es la viva imagen de un infierno”

¿Qué sería lo más parecido al Infierno para Santiago Morón?

Lo más parecido al Infierno en este momento sería un Gobierno de…Bueno, que se perpetuara en el Gobierno Sánchez. O que un momento dado llegara a gobernar, ya directamente, el comunismo.

El comunismo es una ideología que ha llevado a la ruina total y al asesinato de muchísimas personas. Es lo contrario a la libertad, por definición. Y en ese sentido, ese riesgo existe. Porque aunque parezca increíble después de más de cien millones de muertos y de haber llevado a la ruina a tantos países como los ha llevado, sigue teniendo un respaldo por parte de los llamados intelectuales, y por parte en general, de una gran parte de la sociedad. 

Hay que tenerle respeto…un respeto que no se lo merece en absoluto, pero el hecho es que es una ideología que persiste en Hispanoamérica, que persiste, incluso cada vez con más arraigo, en Estados Unidos, y que también está amenazado a los países europeos. Sobre todo a España.

El escenario del resurgimiento del comunismo para mí, en estos momentos, es la viva imagen de un infierno.

¿Y al Paraíso?

El Paraíso sería que, lo antes posible, pudiéramos vivir, o pudiéramos recuperar en España la idea, entre todos los españoles, de que todos pertenecemos a una gran nación. Y que pudiéramos entender que el bien de unos no significa el mal de otros. Es decir, que todas estas diferencias que existen hoy en día entre comunidades autónomas, que parece que tenemos que competir unas con otras…Que la gente entendiera que, al final, el beneficio de unos no conlleva, para nada, el mal de otros. Y que trabajáramos un poco en esa línea. 

Si en esa situación está VOX, pues ideal. Y si no, si en vez de VOX fuera otro partido, pues también me parecería bien. Lo importante es recuperar un poco la cordura en este país y que todas estas ambiciones separatistas, esta locura que está desmembrando nuestro país, desapareciese, y pudiéramos trabajar todos por un país mejor.


close

Publicado por Carlos Luque Flórez

Periodista polivalente. Soy de Aragón, la tierra noble.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: